Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 31 8 2006 53 Toros FERIA DE PALENCIA Perera indulta un toro de Valdefresno Plaza de toros de Palencia. Miércoles, 30 de agosto de 2006. Segunda corrida. Media entrada. Toros de Valdefresno, el 1 con el hierro de Fraile Mazas, de correcta presentación, manejables los cuatro primeros y peligroso el 5 el excelente 6 fue indultado. Manuel Díaz El Cordobés de grosella y oro. Estocada desprendida y trasera (oreja) En el cuarto, estocada caída (oreja) Sebastián Castella, de catafalco y oro. Dos pinchazos, media y dos descabellos (saludos) En el quinto, pinchazo y media desprendida (saludos) Miguel Ángel Perera, de blanco y oro. Estocada corta (oreja) En el sexto, dos orejas y rabo simbólicos. El Cordobés, Perera y el ganadero salieron a hombros por la puerta grande. Enrique Ponce, fuera de la Temporada Grande de La México GUILLERMO LEAL MÉXICO D. F. Por primera vez en once años, Enrique Ponce se quedará fuera de la Temporada Grande de la Plaza México. Su apoderado y suegro, Victoriano Valencia, explicó que hace unos días tuvo una conversación telefónica con la nueva empresa de la Monumental capitalina, la que le solicitaba que disminuyera los honorarios del torero, petición que fue desechada. El empresario Curro Leal me dijo que había que ganar menos dinero que el año pasado. Entonces le dije que no, que en esas condiciones Enrique no podía ir a México señaló Valencia. El mentor del torero de Chiva dejó claro que, mientras que la empresa no reconsidere su postura, las negociaciones están rotas, con lo que la afición mexicana se perderá la comparecencia de una figura a la que profesan especial cariño. JAVIER LÓPEZ HERNANZ PALENCIA. La apoteosis vino en el sexto, cuando Perera indultó a Pitito de Valdefresno, tras una actuación espléndida, premiada con los máximos trofeos simbólicos. El toro fue excelente para el torero, pero el premio resultó excesivo si se tiene en cuenta que sólo tomó un breve puyazo, en el que, eso sí, cumplió. En la muleta no se cansó de embestir y siempre fue a más. No era fácil estar a su altura, pero el pacense lo logró. Ejecutó series larguísimas de toreo de mano baja y al ralentí, acompañando las pastueñas embestidas. Labor compacta, rítmica y limpia, en la que hubo hondura, despaciosidad y, sobre todo, belleza. Disfrutó y los espectadores vibraron con una faena de cante grande. Con el anterior, se ganó otra oreja ante un manso con movilidad. El nombre de Miguel Ángel Perera pasará a la historia de esta plaza al convertirse en el primer espada que indulta un toro en el ruedo palentino, así como el del hierro de Valdefresno. Al final, el ganadero se sumó a la salida a hombros Miguel Ángel Perera, en un pase cambiado por la espalda del extremeño y de El Cordobés, quien también abrió la puerta grande. Manuel Díaz cortó una oreja de saldo al repetidor y flojo primero. No se le puede negar su buena voluntad, pero fue una lástima que dejara escapar un animal bondadoso que acudía con fijeza y prontitud a la muleta. El Cordobés realizó un trasteo deslavazado. No supo medir la distancia que el toro requería y lo ahogó por momentos. La eficacia de la estocada fue definitiva para que cayera el trofeo. A éste le colocó Raúl Caricol dos soberbios pares de banderillas. En el cuarto, de peor condición, se mostró más entonado. Corrió la mano con templanza en series sobre los dos pitones antes de tirar de su repertorio: la rana, desplantes y rodillazos que provocaron el entusiasmo popular. Como volvió a matar con efectividad, le dieron otra oreja. CÉSAR MINGUELA Castella pinchó su faena al noble y soso segundo, lo que le hizo perder un premio seguro, teniendo en cuenta la generosidad del público a lo largo del festejo. Puso la emoción que le faltó al toro, se mostró por encima y logró enjaretar series hilvanadas en un palmo de terreno. Los pasajes más brillantes los firmó a derechas. Cuando el toro ya estaba apagado, se metió entre los pitones y, a base de circulares ceñidísimos, acabó por calentar los tendidos. Después de pinchar en dos ocasiones, ejecutó unas manoletinas- -muestra de su entrega y su afán de triunfo- luego vendrían media estocada y dos descabellos. El quinto resultó una prenda. Incierto y violento, pegó derrotes continuos y nunca se entregó. Hizo pasar un mal rato a un Castella tesonero que estuvo más tiempo delante del toro de lo que éste merecía. Alejandro Talavante corta un rabo en Linares ABC LINARES (JAÉN) Alejandro Talavante consiguió los máximos trofeos y salió a hombros junto a El Fandi en su presentación en la Feria de Linares. Con lleno en los tendidos, se lidiaron cinco toros de Núñez del Cuvillo y uno de Benjumea, de juego desigual. Francisco Rivera Ordóñez, silencio y oreja. El Fandi, tres orejas. Talavante, dos orejas y rabo y palmas. Feliz alternativa de Picazo, a hombros con El Juli en San Sebastián de los Reyes Gabriel Picazo cortó tres orejas en su feliz alternativa en su tierra de San Sebastián de los Reyes y salió a hombros por la puerta grande en compañía de El Juli, quien protagonizó los momentos más brillantes y templados de la quinta corrida de la feria madrileña. César Rincón paseó un trofeo con su primero. Con más de tres cuartos de entrada, se lidiaron toros de Vellosino y un sobrero de la ganadería de Victoriano del Río, lidiado en cuarto lugar, de juego dispar; destacó el quinto. Éste fue el palmarés cosechado por la terna: César Rincón, oreja y silencio; Julián López El Juli silencio y dos orejas, y Gabriel Picazo, dos orejas y oreja. En la imagen, un momento de la ceremonia de alternativa de Picazo, con Rincón de padrino y El Juli de testigo. Colmenar (Madrid) Benjamín Gómez triunfa con los torrestrellas ABC. Novillos de Torrestrella, interesantes, el 4 premiado con la vuelta en el arrastre. Benjamín Gómez, oreja y oreja tras aviso. Pedro Carrero, oreja y saludos tras aviso. Pérez Mota, oreja y saludos tras aviso. Cuéllar (Segovia) Cuatro orejas para El Cid ABC. Toros de Peralta; el 5 premiado con la vuelta. Jesulín, silencio y oreja. El Cid, cuatro orejas. Manzanares, palmas y ovación. En Borox (Toledo) novillos de El Torreón. Julio Benítez, cuatro orejas y rabo. Palomo, oreja y oreja. Dámaso González, ovación y silencio. En Sacedón (Guadalajara) el banderillero Gonzalo González resultó herido; Bolívar cortó dos orejas; Serafín Marín, una, y Barragán se fue de vacío, con toros de Saboya. DANIEL G. LÓPEZ