Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4- 5 40 LOS VERANOS DE FACTOR 32 Por si quieres tener los brazos como Martina e acaba el mes y lo de los Rolling Stones va a peor. El viernes actúan en Noruega y los muy nórdicos organizadores del concierto les han puesto un geriatra para velar por su salud. Ni que fueran la pandilla de Cocoon Será por si se caen de un salmón o algo. Quien todavía no necesita un geriatra es Martina Navratilova, que este año hace su vigésimo segunda aparición en el Open de Estados Unidos de Tenis. Parece que la última, que el mes que viene cumple los 50 y se va a su rancho de Aspen y también a promocionar el libro Shape yourself donde revela su programa de nutrición y entrenamiento. Pero bueno, esto debe de ser como Los tónicos de la voluntad de Ramón y Cajal, algo que pueden leer los profanos pero que aprovecha más a los especialistas. Por gusto lo leería, pero vamos a ver, ¿qué demonios iba yo a hacer si siguiendo sus consejos se me pusieran los brazos así? Estaría todo el rato rompiéndome las camisas como Camarón o como S ROSA BELMONTE Bill Bixby (cuando se convierte en El increíble Hulk Martina ya sólo juega dobles pero aun así tiene mérito lo suyo. Billie Jean King, el martes risueña portada de The New York Times también jugó 22 años en Wimbledon, pero la última fue a los 39, en 1983, y porque necesitaba la pasta para pagar facturas de abogados. Y ya nos parecía el esplendor en la hierba de todo un vejestorio. La portada retrataba a la extraordinariamente pálida Billie Jean King y a la siempre bronceada Chris Evert riendo a carcajadas y, detrás, menos risueños, a Jimmy Connors y John McEnroe. Era una ceremonia en honor de la ex tenista (de la heterosexual no, de la otra) porque a partir de ahora el Centro Nacional de Tenis de la Federación Estadounidense (USTA) lleva el nombre de la legendaria Billie. Y no, ni Marilyn Manson salía en Aquellos maravillosos años ni la tenista dio nombre a la canción de Michael Jackson. El cantante lo sacó de una loca acosadora que se hacía llamar Billie Navratilova, todo ok en el Open de Estados Unidos Jean Jackson porque aseguraba que se había casado con Michael. Y cuando digo loca, digo loca, que se la llevaron a un manicomio. Se acaba el mes y me reparto entre los conciertos de Isabel Pantoja, el tenis del US Open y el baloncesto de Japón. Qué tíos los españoles. Lo único que no me gusta del baloncesto es que es un deporte en que están todo el rato EPA enseñando peludos sobacos (una de las razones por las que prefiero a los negros es porque las pelambreras no se les notan) Llega septiembre y Julio Iglesias saca disco en inglés, Romantic Classics con canciones de los Bee Gees ¿hará gorgoritos? o de George Michael, entre otros. A Julio Iglesias no hay narices de ponerle un geriatra.