Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 JUEVES 31 8 2006 ABC Internacional Israel mantendrá bloqueado el Líbano hasta que la ONU controle su frontera con Siria Ehud Olmert descarta, por ahora, la retirada de las tropas hebreas del sur del País del Cedro b Todo se producirá a su tiempo, una vez que se aplique la resolución fue toda la respuesta que se llevó de esta etapa de su viaje el representante de la ONU LAURA L. CARO. ENVIADA ESPECIAL JERUSALÉN. La gira del secretario general de Naciones Unidas por Oriente Próximo tras la reciente guerra de los 33 días no será recordada por los resultados obtenidos en su visita a Israel. Kofi Annan abandonó ayer Jerusalén con el doble rechazo expresado por el primer ministro, Ehud Olmert, a la petición del levantamiento del embargo aéreo y marítimo impuesto al Líbano y a la retirada de las tropas hebreas del sur del país vecino, coincidiendo con el inminente despliegue en la zona antes de que acabe la semana de 5.000 soldados internacionales. Todo se producirá a su tiempo, una vez que se aplique la resolución fue toda la respuesta que se llevó de esta etapa de su viaje el representante de la ONU, lo que en términos de la retórica política israelí acuñada tras la contienda significa que el Estado hebreo no hará la más mínima concesión hasta que, primero, los 15.000 cascos azules impermeabilicen la frontera con Siria con garantías suficientes como para impedir por completo el aprovisionamiento de armas a la milicia libanesa de Hizbolá. Olmert cede el paso a Annan, tras la rueda de prensa conjunta ofrecida por ambos ayer en Jerusalén Presiones Ni las presiones de Annan, que el martes recriminó a Israel repetidas violaciones del alto el fuego, ni su mensaje de que tiene el compromiso del Gobierno de Fuad Siniora de que van a tomar medidas para frenar el contrabando de armas que van a parar a manos del Partido de Dios, ni sus llamamientos de que se libere al Líbano del embargo para hacer posible su resurrección económica, ablandaron la posición de firmeza de las autoridades de Israel. Para Tel Aviv, el aislamiento de Hizbolá con respecto a los arsenales procedentes sobre todo de Irán es la única posibilidad de una paz duradera. Según trascendió ayer, el secretario de la ONU recibió el no más rotundo de Olmert al levantamiento del embargo, en el marco de la reunión de una hora de duración que ambos mantuvieron en la residencia del primer ministro en Jerusalén. No obstante, de puertas para afuera, en una rueda de prensa que ambos ofrecieron a continuación- -y que resultó más elocuente por los silencios y por las respuestas a medias que obligaban a leer entre líneas que por las palabras dichas expresamente- el mandatario israelí eludió pronunciarse sobre esta exigencia, y se limitó a contestar que la resolución está fijada y todo ocurrirá, incluido el levantamiento del bloqueo, como parte de la completa aplicación de los diferentes artículos La comunidad internacional no debe desviar la atención de este objetivo, advirtió Ehud Olmert, que repitió argumento cuando fue preguntado sobre el repliegue de sus tropas del Líbano: Israel saldrá del Líbano una vez que se aplique la resolución Espero que las condiciones cambien rápidamente, que permitan un contacto directo entre el Gobierno de Israel y el Gobierno del Líbano para alcanzar, espero, un acuerdo entre ambos países añadió Olmert en público, indicando que supondría la base para construir una nueva realidad entre Israel y el Líbano Palabras que, horas después, tendrían réplica por parte de su homólogo de Beirut, el primer ministro Siniora, que ya al tanto de que no hay intención de desbloquear el embargo por ahora, replicó airado que el Líbano será el último país en firmar la paz con Israel Seamos claros, no aceptaremos ningún acuerdo hasta que haya una paz justa y global en base a la iniciativa árabe agregó en alusión a la cumbre árabe celebrada en la capital libanesa en 2002, durante la cual los países árabes ofrecieron la paz a Israel a cambio de la devolución de los territorios conquistados durante la guerra de 1967. Las diferencias sobre el bloqueo vol- EPA vieron a airearse también al término de la entrevista, que se prolongó tres cuartos de hora más de lo previsto, que el representante de Naciones Unidas mantuvo con la titular de Exteriores del Ejecutivo israelí, Tzipi Livni, que concluyó con una declaración en la que Annan volvió a insistir en que para el Gobierno y el pueblo libanés es importante que (el embargo) sea levantado cuanto antes mientras que la ministra reiteró la importancia de asegurar el embargo de armas y el desarme de cualquier milicia Olmert: Espero que pueda haber pronto un contacto directo entre los gobiernos de Israel y del Líbano Siniora: Seamos claros, no aceptaremos ningún acuerdo hasta que haya una paz justa Convencido Como toda lectura al término de sus apenas 24 horas pasadas en Israel, Annan dijo irse convencido de que su Ejecutivo, al igual que el del Líbano, están determinados a aplicar plenamente la resolución 1.701 del Consejo de Seguridad sobre el alto el fuego. La puesta en libertad de los dos soldados hebreos capturados por milicianos de Hizbolá el pasado 12 de julio, que desencadenó el inicio de las hostilidades, fue el otro foco de atención ayer en la comparecencia conjunta entre Ol-