Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 Opinión JUEVES 31 8 2006 ABC AD LIBITUM LOS GERUNDIOS DE ZAPATERO ODOS cuantos escriben alguna vez, aunque sean mensajes de SMS, saben de la dificultad que conlleva el buen uso de los gerundios. Aún así, todos los verbos tienen gerundio y es menester andar entre ellos, sin contonearse demasiado, para decir lo que se piensa- -después de haberlo pensado, naturalmente- -sin la descortés indeterminación que provoca tan delicada forma verbal. Ángel Herrera Oria, un espíritu tan delicado que supo ser abogado del Estado y cardenal de la Iglesia, pionero en el magisterio y la práctica del periodismo confesional y militante, cuando le encargaba algún trabajo a sus redactoresde ElDebate solía decirles, al tiempo que les marcaba la hora de entreM. MARTÍN ga: Recuerde que sólo tieFERRAND ne derecho a tres gerundios Los electores de José Luis Rodríguez Zapatero, mucho más pródigos y menos rigurosos que Herrera Oria, le concedieron al presidente del Gobierno licencia para salpicar la vida nacional de gerundios incorrectos en una cantidad, desde luego, superior a los tres del ilustre cántabro. ¿Trescientos? El líder los ha despilfarrado y todo son en él acciones de duración limitada en proceso de ejecución como nos enseñaba María Moliner que es el gerundio. En El Debate le hubieran dado ya la papela del despido y tendría que refugiarse en los medios audiovisuales, en los que, de un tiempo a esta parte, el idioma y el cuidado de su uso son asuntos secundarios que pocos practican y nadie vigila. En un nuevo alarde de incorrección formal, sabemos, antes de que nos lo diga el propio Zapatero, que Joan Clos, todavía alcalde de Barcelona, sustituirá a José Montilla en el Ministerio de Industria, en el que, por cierto, han lucido almáximo el sectarismo y la incapacidad de este Gobierno risueño e inútil. Es como si Clos, agotado en la plaza de Sant Jaume, se diera a la fuga- -o le fugaran- -y, refugiado en Madrid, abriera una posibilidad electoral a Jordi Hereu, uno de esos animales de aparato que tanto lucen en la fauna partitocrática que tiende a enflaquecer el brillo representativo de nuestra dañada democracia. Burocracia con ambiciones, como exigen los cánones de nuestro sistema electoral. Los muñecos se mueven por el escenario derrochando gerundios, pero se mueven. Parece cosa de marionetas y, sin ser mal pensado, se ve en lo alto a maese Maragall tensando y aflojando los hilos que impulsan a los protagonistas articulados sensación de realidad. Zapaterismo en estado puro, formas sin fondo alguno y sin más pretensión que el carrusel del poder siga dando vueltas sobre su propio eje socialista. El uso de los cargos, especialmente de los electos, como plataforma para la consecución de otros cargos, con el abandono de responsabilidades contraídas, es una notable irresponsabilidad. Es una alteración dolosa de los tiempos políticos y, según Winston Churchill, un error de tiempo en política es aún más grave que un error de tiempo en gramática. ESE MUNDO QUE YA VIENE actualidad del año 2006. Las piezas encajan para que A humanidad ha escrito utopías que descriel escenario pueda ser considerado- -dice Spiegel bían el mejor de los mundos venideros; otros online -como una nueva guerra fría generada por escritores han optado por revelar el peor de la búsqueda de recursos naturales. Lo que no está los futuros posibles y eso han sido las distopías. Hoy escrito es que la humanidad descubra pronto alguna nos ajustamos más al dictado de las prospecciones nueva energía, como en el pasado se inventó el estritecnológicas y geopolíticas con un resultado que, bo y la imprenta, el teléfono y el chip la penicilina aunque propenso al desacierto, tiene la ventaja de y el motor de explosión. Desde luego, todo es contar con lo real. Ojalá cunda el realismo paposible, pero el siglo XX nos enseñó que el dera que sepamos con la debida antelación cómo terminismo es un notorio error. En realidad, tratar la llegada de los cayucos o prever las la distopía concebida por Orwell en 1984 al consecuencias de la ambición nuclear iraní. final no se adaptó a la realidad que vivimos a Es el caso de Richard Clarke, antiguo gurú del principios del siglo XXI. contraterrorismo norteamericano, distanciaEn ese mundo futuro, el barril de petróleo do de la administración Bush al objetar sobre está por las nubes. Los líderes chiítas buscan la ofensiva contra Bin Laden después del 11- S. VALENTÍ imponer su hegemonía teocrática a las ordeAcaba de publicar una novela, La puerta del PUIG nes de Teherán. Es entonces cuando Los Estaescorpión y los críticos han subrayado su vidos Unidos deciden invadir la república islámica sión del mundo, que viene sin alterarse por la poca o instalada en lo que fuera Arabia Saudí. A partir de mucha entidad literaria del libro. Clarke punza la ahí, la novela. Entonces y ahora, el petróleo es uno burbuja del nuevo desorden mundial por la parte de de los bienes más preciados. Todo comenzó cuando Oriente Medio. La fecha del embrollo es el año 2012. Churchill decidió que el combustible de la Armada Como en las grandes tragedias, no se salva ni el apunbritánica no fuese el carbón, sino el petróleo. El tador. Las nuevas alianzas de poder alcanzan categomundo de Richard Clarke se asoma a las inminenría de mutación histórica hasta el punto de que ese cias de la guerra atómica. Estamos en manos de los mundo que viene tiene visos de desastre inapelable. espías y de los megahéroes. Al Qaida conoce los méEn La puerta del escorpión los Estados Unidos todos del jaque mate. Hay quien piensa que ése no es ya se han ido de Irak, donde se implantó una dictaduel mundo que ya viene, sino el mundo que ya vivira chiita. Al mismo tiempo, Irán tiene ya la bomba mos. Hasta hoy se diría que casi todo transcurre anatómica. El fundamentalismo islamista ha derrocate la inconsciencia de Europa, ayuna de voces que do a la dinastía saudí. El terrorismo yihadista tiene prevean la amenaza, más atenta a las excusas y a los por máximo empeño liquidar el status quo del golcircunloquios que a la feracidad de lo real. China sí fo Pérsico, Kuwait y los Emiratos Árabes, todavía está atenta y operativa en ese mundo que viene, aliados de Washington. Estamos hablando, por sumientras en Bruselas se piensa en un plan Marshall puesto, de petróleo. Ahí aparece una oscura alianza para África que iría a parar a manos de la cleptocraentre la nueva China y el hihadismo, con bases de cia que domina el continente negro desde las descomisiles a cambio de oro negro. No hay nada especiallonizaciones. mente exótico en los preliminares de la novela de vpuig abc. es Clarke porque casi todo está en los titulares de la T L