Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
58 MIÉRCOLES 30 8 2006 ABC Toros Rodolfo Núñez se retira del toreo tras diez años de matador de toros ABC MADRID. Rodolfo Núñez ha tomado la firme decisión de retirarse del toreo tras diez años como matador de toros y después de hacer en Madrid el último domingo lo más destacado de una tarde que acabó sin pena ni gloria. Núñez, que se anunciaba desde hace unas temporadas como Carpetano, asegura que es un paso muy duro para quien ha entregado su vida a una vocación y lamenta que seis vueltas al ruedo en Las Ventas y una oreja nunca le hayan valido para que la empresa correspondiente le anunciara dentro de alguna de las ferias de la temporada madrileña, ni en San Isidro ni en Otoño, que es donde realmente se encuentran las oportunidades FERIA DE PALENCIA Javier Valverde deja buen sabor con una infumable miurada Plaza de toros de Palencia. Martes, 29 de agosto de 2006. Primera corrida. Casi media entrada. Toros de Miura, de seria presentación, descastados, mansos y con peligro, salvo el potable 6 Juan José Padilla, de verde manzana y oro. Siete pinchazos y golletazo (silencio) En el cuarto, dos pinchazos, pinchazo hondo, golletazo, dos descabellos y bajonazo (bronca) Luis Vilches, de grosella y oro. Estocada caída (silencio) En el quinto, media estocada y dos descabellos (silencio) Javier Valverde, de purísima y oro. Media y dos descabellos (silencio) En el sexto, cuatro pinchazos, metisaca y media (saludos) Castella y César Jiménez ofrecen una gran tarde en Colmenar ABC COLMENAR VIEJO (MADRID) Sebastián Castella y César Jiménez salieron a hombros en el cuarto festejo de la Feria de Colmenar Viejo, después de cortar tres y dos orejas, respectivamente, y ofrecer una gran tarde de toros a los aficionados. El torero francés demostró el excelente momento por el que atraviesa y su gran seguridad en la cara del toro. Jiménez cuajó con la mano zurda los mejores muletazos del espectáculo. El Fandi tuvo una actuación sin relevancia. Con casi tres cuartos de entrada, según informa mundotoro, se lidiaron toros de Albarreal, de juego desigual; destacó el noble tercero. El Fandi, silencio y ovación. Sebastián Castella, tres orejas. César Jiménez, dos orejas y ovación. JAVIER LÓPEZ HERNANZ PALENCIA. Javier Valverde hizo lo mejor de la insípida tarde en el último, a la postre el único potable de la infumable miurada. El salmantino realizó una faena entonada que pinchó, por lo que perdió el posible trofeo. Padilla estuvo provocador en una actuación para el olvido y un entregado Luis Vilches tampoco tuvo opción con un lote imposible. Los toros del legendario hierro resultaron de lo más deslucidos: parados, sin recorrido, con continuos cabezazos, sin dar posibilidades a la terna, excepto el ya mencionado sexto, que al menos se desplazó. Valverde ya se lució a la verónica en el recibo al último. Con la muleta firmó series ligadas sobre ambos pitones que quizá pecaron de cortas, como el conjunto, al que le faltó redondear. Lástima que emborronara con la tizona una labor digna. No obstante, dejó buen sabor de boca en un festejo de nulo contenido. Se mostró muy valiente en el tercero, que como sus hermanos nunca se entregó. Tragó coladas, se colocó en un sitio comprometido y toda su actuación estuvo presidida por la firmeza. Basó el meritorio trasteo por el derecho y dio la sensación de un torero maduro, con oficio y buena técnica. A pesar de las dificultades del toro, no se alivió con la espada. Entró con rectitud y consiguió media en lo alto. Luis Vilches se estrelló con un segun- Javier Valverde torea al natural do incierto, sin recorrido, que calamocheaba y parecía tener un muelle en el cuello de lo rápido que se revolvía. El estilista sevillano bastante hizo con mostrarse firme ante semejante antagonista. Con el capote al menos se pudo lucir en unos lances vistosos a la verónica. Con la muleta tan sólo pudo justificar su inclusión en la feria. El quinto fue un toraco de 648 kilos que no tuvo ni un gramo de bravura. Lució un gazapeo continuo y, en lugar de embestir, topaba. Vilches suficiente hizo con ponerse delante, mostrar los defectos del toro y pasaportarlo con eficacia. Juan José Padilla, vestido con un terno peculiar verde manzana y escaso oro, mató como pudo al morucho primero, un buey que cuando se decidió a embestir se quedaba a mitad del muletazo. En los pases de pecho se vio que por el izquierdo no tenía ni uno, y el jerezano tampoco lo intentó. A derechas estuvo CÉSAR MINGUELA porfión. A la cuarta serie se dio cuenta de que aquello no trascendía y se fue a por la tizona con el enfado de parte del público que, decepcionado, increpó al torero. Con la espada pegó un mitin que acabó por encrespar los ánimos. En éste se hizo de rogar con las banderillas para luego cumplimentar un tercio discreto, rematado con su particular violinazo. En el otro no puso ni rehiletes. Mostró una actitud displicente y provocadora que enfadó con razón a la afición. Es verdad que el toro no valió nada, que cortaba el viaje y tuvo escasos muletazos, pero el comportamiento del torero debió ser otro. Sobraron sus risas y le faltó responsabilidad cuando después de dejar un golletazo infame, tras numerosos pinchazos, se alejó del toro como si la cosa no fuese con él. Al final, lo pasaportó de un bajonazo. En la despedida fue abroncado con fuerza entre los gestos chulescos del matador. Triunfo de Hermoso y San José en San Sebastián de los Reyes ABC S. S. DE LOS REYES (MADRID) Los rejoneadores Pablo Hermoso de Mendoza y Javier San José abrieron la puerta grande en la cuarta corrida de feria. Con media entrada, se lidiaron toros de José Rosa Rodríguez, destacó el segundo. Antonio Ribeiro Telles, silencio en ambos. Hermoso de Mendoza, dos orejas y ovación. Javier San José, silencio y dos orejas. El Cid abre la puerta grande en una interesante corrida en Linares EFE LINARES (JAÉN) La maestría de Enrique Ponce, el clasicismo de Finito de Córdoba y la pureza de El Cid quedaron plasmados en la segunda corrida de la Feria de Linares, ayudados de los colaboradores y nobles toros de Zalduendo. Al final, sólo triunfó El Cid por el fallo a espadas de sus compañeros. Ponce, silencio y ovación. Finito, ovación y silencio. El Cid, ovación y dos orejas.