Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 8 06 CULTURA Y ESPECTÁCULOS Misión posible Tom Cruise logra nuevos padrinos Tras ser cuestionado y despedido por Paramount Pictures, un grupo privado de inversores encabezado por un multimillonario magnate deportivo financiará los gastos de la productora del actor PEDRO RODRÍGUEZ. CORRESPONSAL EN WASHINGTON los gastos básicos de la productora con veinte empleados que el actor opera con su socia Paula Wagner. Cantidad que supone una fracción de los generosos avances de diez millones de dólares que el actor venía recibiendo al año de la Paramount para el desarrollo de nuevos proyectos. Los nuevos padrinos de Cruise están encabezados por el multimillonario Daniel Snyder, presidente de la compañía de parques de atracciones Six Flags y dueño del equipo Redskins de fútbol americano. Con la participación de Mark Shapiro, ex jefe de programación del canal deportivo ESPN, y Dwight Schar, empresario de la construcción. A juicio de estos socios financieros, el historial de éxitos acumulado por el protagonista de Top Gun justifica esta inversión que será recompensada por un porcentaje no detallado de futuros beneficios. B ajo la certeza de que en Hollywood la estrella más grande es siempre el dinero, Tom Cruise ha logrado cerrar esta semana un acuerdo con un grupo de inversores privados para financiar las actividades de su productora cinematográfica después que los estudios Paramount Pictures hayan señalado el impresentable comportamiento personal del actor como razón para terminar con un contrato de catorce años empañado por una significativa merma en benefi- cios en la ultima entrega de la saga Misión Imposible En lo que se interpreta como un signo del declive de una de las estrellas de la industria del cine hasta ahora más cotizadas, el acuerdo rubricado por Cruise supone el pago de entre dos a tres millones de dólares anuales para sufragar Forzada creatividad Con todo, los problemas de Tom Cruise no terminan con esta sociedad formalizada en un principio para los dos próximos dos años. Para seguir haciendo películas a su medida, el actor necesitará buscar dinero adicional para filmar y un estudio dispuesto a facilitar su distribución. En este sentido, Paula Wagner ya avanzó la semana pasada el interés por desarrollar formas alternativas de financiación, al margen de los grandes estudios de Hollywood. Toda esta creatividad capitalista de Tom Cruise, con misteriosos fondos de inversión supuestamente interesados, estaría en buena parte forzada porque ninguna otra gran compañía de la industria se ha mostrado dispuesta a acoger al actor y acomodar sus ventajosos contratos que le otorgan hasta el 20 por ciento de todos los ingresos de taquilla. Con la creciente impresión de que Tom Cruise y sus representantes de CAA (Creative Artists Agency) han tenido que improvisar demasiado durante las últimas semanas al fallar alternativas mucho más lógicas dentro de Hollywood. El trato con Tom Cruise también ha generado dudas adicionales en Wall Street sobre la trayectoria del multimillonario Daniel Snyder, que en 1999 saltó a la fama al comprar los Redskins y su estadio a las afueras de Washington por 800 millones de dólares, y que el año pasado desembarcó en la compañía de parques de atracciones Six Flags, con intereses en España. Analistas financieros cuestionan la sabiduría de invertir en un actor imprevisible cuando todavía no se han solventado los graves problemas de Six Flags, que arrastra una deuda de dos mil millones de dólares y no levanta cabeza en bolsa. Hollywood empieza a sospechar que Tom Cruise y sus representantes han tenido que improvisar demasiado al fallarles alternativas mucho más lógicas Tom Cruise en una de su espectaculares salidas promocionales REUTERS