Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 Internacional MIÉRCOLES 30 8 2006 ABC PODÍA IR TODAVÍA PEOR os medios se llenan estos días con las imágenes de Nueva Orleans un año después. Lo que nos muestran difícilmente podría ser más desolador. Pero lo relevante es que probablemente lo sea por las razones opuestas a lo que dicen la mayoría de los reporteros allí enviados. ¿Cuántas veces en estos días hemos escuchado leído a esos informadores la frase El Gobierno ha dado la espalda a los que le necesitan En realidad ni siquiera es original, porque la proclamó varias jornadas atrás la senadora Hillary Clinton. Y es falsa. Según las cifras del Comité de Presupuestos del Senado que ofrecía ayer The Wall RAMÓN Street Journal. el gasPÉREZ- MAURA to federal para desastres cuantificado en dólares constantes de 2005 ha sido de 122.500 millones de dólares para la región del Golfo de México después del Katrina -cifra cuya magnitud cuesta aprehender a cualquiera que no sea un político- -mientras que en el post 11- S se invirtieron 22.000 millones y tras el último terremoto de Los Ángeles 12.500. Quizá lo que haya sucedido es que después de las acusaciones de que el Gobierno federal no reaccionó a una catástrofe natural en la que apenas tenía competencias- -estaban en manos estatales y locales- -la comisión bipartidista y la Casa Blanca prefirieron que el dinero lo repartiera la burocracia federal por medio del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano y la Agencia Federal de Ayuda para Emergencias. El resultado ha sido una orgía consumista, en la que las ayudas de 2.000 dólares ingresadas por la Agencia para Emergencias en las tarjetas de débito de los damnificados, han sido gastadas- -según la recopilación del WSJ. -en todo lo imaginable desde tatuajes hasta pantallas planas de TV. Y, de ahí en adelante, lo que se quiera, desde entradas para el fútbol hasta el pago a abogados en procedimientos de divorcio. La clave de lo que ha ocurrido en Nueva Orleans está en ver qué es lo que ha ido bien allí. Y destaca lo que ha hecho la iniciativa privada. Compañías como Wal- Mart y Home Depot han hecho sustanciosas contribuciones respaldadas por 4.000 millones recaudados en donaciones. Mientras cientos de miles de millones de dinero federal siguen bloqueados por temor a cometer nuevos dispendios, la iniciativa privada ha entregado el 80 por ciento de sus ayudas directamente al destinatario final. Luisiana ya era una vergüenza nacional para los Estados Unidos antes de que las cámaras de TV llegaran allí hace un año y proclamaran que aquello era... una vergüenza nacional Era de los cinco peores estados del país en los índices de criminalidad, pobreza, sanidad y resultados escolares. Ni el Katrina pudo con eso, ni Washington quiso aprovechar 122.500 millones para cambiarlo. Mas no es por eso por lo que los reporteros dicen que la Administración Bush no ha hecho nada... L Un comerciante de Miami se dispone a tapiar su comercio ante la llegada de la tormenta AFP Alerta en EE. UU. ante el riesgo de que Ernesto se reconvierta en huracán La tormenta tropical John llega a México con lluvias y fuertes vientos b El temor de que Ernesto alcanzara Florida con el mismo ímpetu que Katrina llevó al gobernador Jeb Bush a declarar el estado de emergencia ABC MIAMI. Mientras Cuba retornaba ayer a la normalidad tras el condescendiente paso de la tormenta tropical Ernesto que no dejó víctimas, EE. UU. parece haber aprendido la lección un año después del terrible desastre desatado por el huracán Katrina El sureste de Florida se preparaba ayer para recibir a Ernesto que amenaza, según los meteorólogos, con convertirse en huracán. La tormenta se encontraba ayer a 350 kilómetros de Miami y sus vientos sostenidos eran de 72 kilómetros por hora, lejos de los 120 que necesitaría para ser huracán. Los pronósticos del Centro Nacional de Huracanes (NHC) no fueron concluyentes respecto a la posibilidad de que la tormenta recupere la potencia que había alcanzado el domingo pasado, cuando se transformó en el primer huracán de la temporada en el Atlántico. Hay alguna posibilidad de que se transforme en huracán antes de alcanzar Florida comentó Stacy Stewart, del NHC, como toda información. El temor de que Ernesto alcanzara Florida con el mismo ímpetu que Katrina llevó al gobernador del Estado sureño, Jeb Bush, a declarar el estado de emergencia y a ordenar a los turistas el abandono de los Cayos de Florida. Ante el peligro que representaba Ernesto para el transbordador Atlantis que ya se encontraba en la plataforma de lanzamiento, la Agencia Espacial de EE. UU. (NASA) pensó en su traslado al interior de un hangar para su protección. Horas más tarde suspendió la operación al amainar la fuerza del huracán sobre la zona. Por su parte, la tormenta tropical John se ha convirtido en el sexto huracán del Pacífico. Con categoría 3 en la escala Saffir Simpson (máxima de 5) provocará intensas lluvias y vientos próximos a los 200 km h en zonas del centro, Sur y Este de México. El fenómeno se encontraba ayer a unos 230 kilómetros del puerto de Acapulco y a 375 de Puerto Esconcido. Cien cadáveres esperan aún ser identificados en una morgue de Nueva Orleans ABC NUEVA YORK. Un año después de la catástrofe causada por el huracán Katrina cien cadáveres sin nombre esperan en ataúdes en la morgue de Nueva Orleans a que alguien los identifique y se los lleve. Son los grandes olvidados de esta tragedia y todavía hoy nadie sabe qué hacer con ellos. El último cuerpo encontrado entre los escombros apareció hace apenas 15 días para sumarse a las víctimas del Katrina 1.464 fallecidos en Nueva Orleans y 1.833 en todo Estados Unidos. Se trata de una mujer a la que su hijo halló debajo de lo que algún día fue su casa. Los cien cadáveres de la morgue no han tenido tanta suerte y deberán esperar para ser reconocidos. La archidiócesis de Nueva Orleans es propietaria de 14 cementerios, 7 de ellos en la propia ciudad, donde se entierran, en total, a unas 1.000 personas cada año. La cifra se disparó durante los fatídicos días de agosto y septiembre del año pasado en los que golpeó el Katrina lo que obligó a que muchas ceremonias tuvieran que posponerse durante varias semanas. Esa confusión también ha podido tener algo que ver con los cien cadáveres de la morgue. Muertos que esperan un destino final un año después. Aún quedan cosas por resolver en Nueva Orleans.