Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 30 8 2006 Internacional 29 La Policía busca más zulos en la casa del secuestrador de Natascha Kampusch Los agentes están analizando el ordenador del criminal, además de videocasetes y libros joven que consiguió escapar el pasado miércoles tras permanecer algo más de ocho años capturada sigue suscitando interrogantes ANTONIO SÁNCHEZ SOLÍS CORRESPONSAL VIENA. Tras la carta hecha pública el lunes por Natascha Kampusch en el que exigía respeto a su intimidad y aseguraba que lamentaba el suicidio de su captor- era parte de mi vida decía- la Policía sigue intentando aclarar qué ocurrió desde que fue secuestrada en marzo de 1998 por Wolfgang Priklopil hasta su fuga el pasado miércoles. Se ha sabido que, tras la desaparición de Natascha, la Policía llegó a interrogar a Priklopil entre los más de 700 investigados como propietarios de un minibús blanco como el que la única testigo del rapto declaró haber visto. b La investigación sobre la En aquel momento, la coartada ofrecida por el secuestrador- -que empleaba el vehículo tipo furgoneta para transportar material de construcción- -fue admitida como plausible y la Policía lo descartó como autor. Fue convincente, amable, cooperativo. No se vio ningún motivo para dudar de su declaración ha declarado Gerhard Lang, de la Oficina Federal de Investigación Criminal. Ya en el presente, la investigación sigue tratando de obtener pistas para completar el puzzle. Tras el suicidio del secuestrador y con la secuestrada sometida a un lento ritmo de cuestionarios, la Policía está centrada en la casa donde Priklopil tuvo encerrada a Natascha durante ocho años. Gran parte del tiempo, en un pequeño zulo a tres metros de profundidad. Los agentes están investigando si hay otros recintos ocultos, aunque parece descartado que el criminal esté implicado en otros raptos. Mientras, se analizan vídeos, libros y el ordenador del criminal. Garaje de la casa donde se halló el zulo en el que vivió la joven secuestrada Por otra parte, un vecino de Priklopil aseguró ayer a la agencia austriaca de noticias APA que en el último mes y medio había visto varias veces a una joven en el jardín del secuestrador. De hecho, Priklopil le ordenó una vez entrar en la casa al percatarse de que el vecino estaba mirando. Tras ser preguntado sobre la identidad de la joven- -de la que el vecino pensó era una novia- -el secuestrador aseguró que era yugoslava y que la había tomado prestada de un amigo para que le ayudara en la casa. El vecino, incluso, la vio una vez acompañando en el coche a Priklopil y la describe como una jo- REUTERS ven con el pelo largo, rubia y de apariencia simpática, aunque pálida Concédanme un respiro Una joven que ahora quiere rehacer su vida y que ha manifestado su deseo de estudiar. Para ello, el Consejo Escolar de Viena ya ha anunciado que diseñará un plan de formación individual para una chica que es, en palabras de Günter Harrich, su abogado, frágil, amable, lista y dotada de un intelecto increíble Por favor, concédanme un respiro en los próximos días pedía la chica en el comunicado dirigido a la opinión pública.