Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
2- 3 40 LOS VERANOS DE FACTOR 32 conseguido. He fracasado como mujer, puesto que el que ha sido mi hombre durante 28 años ha confesado que no me ha querido nunca. He llorado mucho. Es duro para cualquier mujer saber que tu hombre no te ha querido. Siempre creí que era el amor de su vida. ¿Lo ha superado? -No, aún no puedo ver a Marsó. Todo necesita su tiempo. Son muchos años juntos. -Con tanta mudanza habrá algo que nunca tire. -Aparte de una Virgen de Fátima de papel enmarcada que siempre está en mi mesilla, aunque resulte increíble nunca me desprenderé de la flor y el tanga que llevé cuando me casé con Marsó. Mi boda fue maravillosa, por eso los conservo. ¿Qué promesas se plantea de cara al curso nuevo? -Saber perdonar para dormir bien. Mi gran defecto es que soy rencorosa, auque no vengativa, porque eso quita mucho tiempo. ¿Cómo se relaja? -Con el cansancio. Caigo en la cama rota y sólo puedo dormir. Ahora no me da miedo nada, ni la soledad ni la muerte. Lo único que quiero es dejar todo arreglado, sólo me falta hacer testamento para dejar las cosas bien a mis hijos. ¿Cuál es su punto débil? -El amor. Cuando me enamoro me doy hasta el fondo. También he metido la pata hasta el fondo. ¿Y lo bien que se lo ha pasado? -Por supuesto, que me quiten lo bailao ¿Su corazón cómo está? -Ahora mejor, después de las dos anginas que he tenido me tomo la tensión mañana y noche. La última angina de pecho me dio hace cuatro meses cuando vi como se llevaban el piano que me compré con 24 años, junto con mi primer piso. Era para que lo tocara Antón García Abril y Augusto Algueró. Ahí es nada. Cuando se lo llevaban de casa hecho añicos, el doctor Mariscal me dijo: o La Paz o un hotel. Y me fui al Foxá M- 30 donde me han tratado de maravilla. Me ha dado muchísima pena dejarlo, hasta pude tener a mi perrita. -Una actriz de su categoría cuando ve a otras más jóvenes y con menos experiencia que se hacen millonarias trabajando fuera, ¿qué siente? -Se lo merecen y se lo han ganado. Mi problema es que yo siempre he estado atada a un hombre y por eso no he salido. Primero fue de Sainz de Heredia, estaba tan loca por él que nunca me dejó ir a ningún sitio y eso que ni vivimos juntos. Luego, con mi otra pareja, tampoco. Y después con mi marido pues lo mismo. ¿En qué le ha fallado más Marsó, como marido o como representante? -Como representante y empresario ha sido estupendo, lo que ha sido es un mal marido. Hernández, Tony, el espía que me amó D ROSA BELMONTE ice mi horóscopo que Plutón me va a proporcionar un encuentro muy feliz con alguien del pasado. Anda, vete para la casa y no me hables, que ni planeta eres ya. Aunque a lo mejor ese alguien del pasado es Sara Montiel, a quien me he encontrado en la tele (claro) El sábado por la noche tenía yo la pesadumbre de que por ir a ver a Isabel Pantoja me iba a perder a Sara Montiel vs Tony Hernández en Sábado Dolce Vita (juro que he puesto Salsa Rosa es que no me acostumbro a llamar fromage a lo que claramente se ve que es queso) No habría llegado ni a los créditos. No por Pantoja. Por la feria de Almería y los taxis. He batido mi propia marca, que era bastante buena. Esperé un taxi, como quien espera a Godot, desde las doce a las tres menos cuarto de la madrugada. Y gracias a una encantadora familia compuesta por un ex policía italiano que hablaba como Torrebruno, su mujer (con gafas de sol a esas horas y un vestido de lentejuelas) y la hija de ambos (también con lentejuelas) que me prohijaron en el taxi que acababan de levantar a una cola inacabable. Ponte a explicar a las fieras de la fila que nosotros llevábamos tres horas de espera pero en el sitio equivocado, porque la poli estaba desviando el tráfico. Era como si hubiéramos robado un banco. Deprisa, deprisa. Me sentí como Pilar Yagüe huyendo de Alhaurín. Cada vez me solidarizo más con la hermana de Marisol Yagüe Cuando no le meten en el coche una mano para cascar, la ponen verde sin comerlo ni beberlo (sólo es visitante, y no en el sentido de las lagartas de V El domingo fue a ver a su hermana y al salir, lo de siempre: los reporteros preguntan y ella no contesta. Y aparece una espontánea. Una gitana menuda. Dale una Sara Montiel junto a su ex marido, el cubano Tony Hernández respuesta a la muchacha dice. Y Pilar: ¿Usted qué hace aquí, señora? ¿Yo? Que tengo una hija dentro. ¿Qué te parece? A Pilar no sé qué le parecería, el caso es que se montó en su coche, que menuda penitencia tiene los domingos. Y entonces llegó la retahíla de insultos de la espontánea. Eres una jedionda fue el primero. Olé, qué gracia. Igual que Ana Obregón, que, cuando le preguntan por las agendas de Roca y la empresa de su padre, habla de absurdeces La buena señora siguió con lo suyo. Atención: Puerca, asquerosa, porcachona, ladrona de Marbella no sé por cual decidirme como insulto de cabecera, para usarlo yo, si por porcachona o por ladrona de Marbella. Me encanta España, el español y los españoles. Los abanicos también. Vamos, vamos, veo en la entrega de los Emmy que con el calor tan espantoso que hacía en Los Ángeles el domingo (43 grados) los muy merluzos se aliviaban con pequeños ventiladores de pilas. ERNESTO AGUDO Vale que los Emmy son la fiesta de la tele y ellas no tienen nada que hacer ahí de momento, ¿pero no podemos mandar a Penélope Cruz y a Elsa Pataky una partida de abanicos para que enseñen cómo se hace uno aire con garbo y no como si se estuviera afeitando? Vaya, si había empezado con Sara Montiel. Al final se rajó y no fue al encuentro con Tony. Se ve que de vez en cuando razona. Pero ha hecho declaraciones (con un indescriptible jarrón detrás) Asegura que a los diez días de casarse una persona muy importante de la política de España y de Europa le advirtió de que Tony era de la seguridad de Fidel, que era espía. Y muestra lo que dice que es la señal de los espías cubanos (ponerse los dedos índice y corazón en el hombro) Me parto, es mejor que el saludo de los vulcanianos. ¿Pero quién será esa persona importante? Yo no veo a Solana llamando a Sara Montiel. Va a ser Fraga. A lo mejor es él la persona del pasado. EL AGUIJÓN Antes de la fábula de las peras y las manzanas conocimos la de las ostras y los caracoles. O sea, Craso (Laurence Olivier) intentando llevarse al huerto a Antonino (Tony Curtis) en Espartaco Más allá de la ficción, Joan Plowright, la viuda de Sir Laurence, ha reconocido veladamente en una entrevista en la BBC la comentada bisexualidad del actor inglés. Es lo que dicen las crónicas. Aquí nos interesan esas cosas de personajes de la misma altura. De Encarna Sánchez, por ejemplo.