Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 Nacional MARTES 29 8 2006 ABC El PSOE desautoriza su propia idea de imponer peajes para entrar en las ciudades como solución al tráfico Dice ahora que ni se lo ha planteado ni se lo plantea ni se lo planteará nunca b Simancas y Trinidad Jiménez Propuesta 427 del documento marco que el PSOE debatirá en la Conferencia Política los días 15, 16 y 17 de septiembre La ciudad sostenible debe articularse en su totalidad a través de una política de movilidad avanzada, integrada y coherente, que permita desarrollar sistemas para gestionar óptimamente la falta de espacio en las vías públicas. Ello puede conseguirse mediante una combinación de medidas reguladoras (por ejemplo, reserva de carriles- bus, prioridad para los autobuses, carriles para vehículos de alta ocupación, prohibición de carga y descarga en horas punta, establecimiento de vías y circuitos peatonales y para bicicletas) de medidas fiscales (por ejemplo, peajes para entrar en las zonas centrales de las ciudades, tarifas para el aparcamiento en vías públicas... y de medidas tecnológicas (como fomentar la implantación de medios de transporte público ecológicos- -como tranvías y autobuses eléctricos- y enviar claras señales a la industria para la investigación y el desarrollo de coches ecológicos) En todo caso debe concederse prioridad a los vehículos que usan más eficazmente el espacio público y que disminuyan la contaminación admiten que esta medida es inaplicable en Madrid y el PP reclama una voz en el PSOE porque no se sabe quién manda MANUEL MARÍN MADRID. Los socialistas intentaron desactivar ayer, sin más dilaciones y antes de que explotara en sus manos, la bomba de relojería que ellos mismos habían activado al difundir, en el documento marco que servirá de base para su programa electoral de las elecciones locales de 2007, que el PSOE promoverá una medida tan impopular como el pago de peajes a aquellos conductores que quieran acceder al centro de las ciudades. El PSOE no se plantea la imposición de peajes para entrar en las ciudades tituló ayer este partido una nota pública para evitar alarmas innecesarias y para desmarcarse por completo de la que hasta ahora era su propia propuesta de debate en la Conferencia Política de este partido. Y da cuenta de la trascendencia que el PSOE concede a su error el hecho de que la nota provenga directamente de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE esto es, de la dirección del partido en pleno. En su nota, la dirección socialista sostiene en un primer punto que el PSOE ni se ha planteado, ni se plantea, ni se planteará la imposición de peajes para entrar en las ciudades Y añade en un segundo punto: En el documento marco de la próxima Conferencia Política que celebrará el PSOE a mediados de septiembre, se mencionan una serie de iniciativas emprendidas en otros países para mejorar la movilidad en las grandes ciudades. Todas esas medidas se enuncian, en el documento, como meros ejemplos de las políticas que se han aplicado en otras ciudades del mundo y no como propuestas programáticas del PSOE. do Socialista de Madrid no tiene una voz pública. No se sabe si el que manda es Blanco, Solana o Trinidad Jiménez. Deberían ponerse de acuerdo los tres Precisamente, Trinidad Jiménez, cuya candidatura a la Alcaldía de Madrid está pendiente de la decisión que adopte su partido en los próximos días, aseguró que en su programa electoral no va a incluir ninguna propuesta de peaje para entrar el centro de la ciudad Explicó que la propuesta del PSOE para cobrar el peaje está dentro del documento de reflexión que va a ser objeto de debate Y en él, los socialistas se muestran partidarios de co- brar una tarifa por estacionar en las vías públicas, pero Jiménez, que encabeza el movimiento anti- parquímetro en Madrid, no hizo ninguna mención a ello. También Ruth Porta, mano derecha del socialista Rafael Simancas en la Comunidad de Madrid, rechazó la idea del peaje en las ciudades y subrayó que es algo inaplicable en esta autonomía. Jamás será aplicada por su formación si llega a los gobiernos de la Comunidad y el Ayuntamiento, según dijo. Porta considera que la propuesta incluida en el documento de debate se ha sacado de contexto Circular con un vehículo privado por el centro de Londres conlleva un peaje de 8 libras diarias (unos 12 euros) AP Doce euros para entrar en el centro de Londres E. J. BLASCO. CORRESPONSAL LONDRES. Para circular por el centro de Londres hay que pagar 8 libras diarias (unos 12 euros) El impuesto, denominado Congestion Charge fue instaurado en febrero de 2003 por el Ayuntamiento de la ciudad, gobernado por los laboristas. El alcalde, Ken Livingston, se dispone ahora a ampliar el perímetro actual de recargo, que engloba la City y zonas aledañas, a los barrios de Westminster, Kensington y Chelsea, doblan- PP: ¿Quién manda en el PSOE? Después, la dirección del PSOE señala que la política de movilidad que defendemos pasa por medidas tales como fomentar el transporte público y no por la implantación de peajes, impuestos o tarifas para regular el tráfico en vías públicas y recuerda, como ejemplo, que en Andalucía o Galicia, donde gobierna el PSOE, se han suprimido recientemente peajes de carreteras. En Madrid, la propuesta socialista para cobrar un canon en el centro de las ciudades acabó en polémica. El Ayuntamiento de la capital insistió en que mientras Alberto Ruiz- Gallardón sea alcalde nunca se cobrará por circular por el centro Para el equipo de Gallardón, el problema es que el Parti- do así el área afectada por el impuesto. La movilización de la oposición conservadora y entidades vecinales no ha conseguido paralizar esos planes de extensión de la Congestion Charge Según las autoridades locales, el sistema ha supuesto una reducción del 30 por ciento de la circulación en el centro de Londres, lo que supone la presencia de unos 70.000 vehículos menos. De acuerdo con las estadísticas municipales, el 90 por ciento de las personas que se trasla- dan al centro lo hacen ahora en transporte público. El impuesto generó el año pasado más de cien millones de euros de ingresos extra para el municipio, que están siendo invertidos en la mejora del servicio de metro y autobús. Los accesos se controlan por cámaras de televisión y los usuarios deben pagar por correo, teléfono o internet, con posibilidad de abonos mensuales y anuales. La tarifa no da derecho a aparcamiento, todo él destinado a plazas de residentes (150 euros al año) y a zonas azules (1,50 euros cada cuarto de hora) El pago debe hacerse por adelantado o antes de las 10 de la mañana del día en el que se viaja; horas después el precio es el doble y existe una penalización de hasta 150 euros si el pago se demora unos días. Los residentes tienen una reducción del 90 por ciento del precio- -deben pagar aunque no muevan el coche- y están exentos los taxis, los vehículos de nueve o más plazas de servicios públicos y los coches con energías alternativas.