Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
72 Deportes LUNES 28 8 2006 ABC MUNDIAL 2006 LOS RIVALES DE ESPAÑA El partido es mañana a las 09.30 y estará Felipe Reyes España y Lituania se enfrentarán mañana martes a partir de las 09.30 de la mañana hora española por un puesto en las semifinales de la competición. El deseo de la organización de contentar a todos los países protagonistas y las enormes diferencias horarias entre los distintos continentes están llevando a un desconcierto absoluto en este aspecto, con cambios constantes en la programación y en los horarios. Así, el choque entre españoles y lituanos estaba previsto en principio para las 12.30, pero a esa hora finalmente se disputará el duelo Argentina- Turquía, cuyo vencedor será el enemigo de españoles o lituanos en semifinales. En cuanto al partido de España, buenas noticias para Pepu Hernández. El conjunto nacional se entrenó ayer y en la sesión participó con absoluta normalidad- -al menos esa impresión dio- -el pívot Felipe Reyes, que pareció totalmente recuperado de sus problemas físicos en el cuello. Aunque habrá que esperar hasta el último momento, parece que el internacional del Real Madrid podrá entrar en las rotaciones de Pepu, aunque también existe la posibilidad de que si el encuentro va bien encarrilado y no es necesario utilizarle el seleccionador lo reserve para que esté en óptimas condiciones físicas para la lucha por las medallas. Pero igualmente es probable que si las cosas van bien contra Lituania, Reyes disponga asimismo de algunos minutos para entrar de nuevo en la dinámica del equipo, ya que, hay que recordar, hasta ahora sólo ha podido participar en un partido, el último de la fase previa que se jugó frente a Japón. Kalnietis se cuelga de la canasta durante el partido de octavos del sábado ante Italia, a la que Lituania derrotó EPA Si se quiere poner en apuros a un seguidor lituano sólo hay que pedirle que elija entre su país o el baloncesto. No podrá, porque lleva esos dos afectos grabados a fuego en el corazón El aro es la pasión lituana DOMINGO PÉREZ SAITAMA. Estratégicamente situada en la región báltica, a Lituania siempre le ha costado un potosí mantenerse al margen de la presión de las potencias colindantes. A lo largo de su historia ha sido polaca, rusa, alemana, finalmente soviética... Tanto es así que tiene dos fiestas nacionales para conmemorar sus dos independencias: el 16 de febrero recuerda la de 1918, que duró hasta 1940; la del 11 de marzo celebra la de 1990, que es la que aún disfruta en la actualidad. Catolicismo, nacionalismo y baloncesto. Son los tres pilares del país. Y no le pidas a un lituano que elija entre ellos. Siempre que ha tenido la oportunidad de ser libre, el baloncesto lituano ha brillado. to mundial durante la década de los noventa. Hombres que se colgaron la medalla de bronce y provocaron una de las mayores convulsiones sociales en su país. Por eso nadie se atrevería a apostar que se celebrara con más entusiasmo la independencia que ese podio olímpico. Aquello fue, en cualquier caso, sólo el comienzo de una bonita historia. Un cuento de hadas en el que se suceden jugadores maravillosos- -Arvydas Macijauskas es la última perla- -que han triunfado hasta en la NBA. Que luego han ido regresando a su país- -Sabonis es el dueño del Zalguiris- -y que han ido acumulando trofeos: un título europeo en 2003, derrotando a España en la final, y otros dos bronces olímpicos (en Atlanta y Sidney) Un palmarés increíble para tan pequeño país y en tan poco tiempo. Reyes de Europa Lituania conquistó la medalla de oro en los Europeos de 1937 y 1939 y luego se convirtió en una de las canteras más prósperas de la URSS. Vivero del que salieron algunos de los mejores jugadores de la historia de este deporte. Así, cuando se separaron de la URSS, llegaron a formar uno de los mejores equipos que se recuerdan. Se reconstruyó la selección para disputar los Juegos Olímpicos de Barcelona 92. Y reunió para la ocasión a Arvydas Sabonis, Valdemaras Homicius, Sharunas Marchulenis, Arturas Karnisovas... Nombres que marcaron el balonces- ESPAÑA, UN EQUIPO CON CLASE JOSÉ LUIS LLORENTE U n vistazo al resto de los equipos que han disputado o disputan este Mundial revela que nuestra selección está lejos de la tendencia de los últimos años, que está imponiendo jugadores con mucho músculo y talla, pero con bastante menos conocimiento del juego y capacidad de improvisación que las generaciones que les han precedido. España no tiene los armarios de que disponen el resto de los países, la mayoría en todas las posiciones. No digamos del equipo estadounidense que, como siempre, dispone de jugadores que está físicamente muy por encima del resto. Los españoles, desde los inicios de este deporte, somos rápidos, pero ligeros. Los aficionados de más solera recordarán los 1,91 metros con los que Alfonso Martínez se peleaba con las torres de más de dos metros que ya eran habituales en el baloncesto internacional. Incluso hoy, nuestros mejores físicos lo son por velocidad y salto (Rudy Fernández, Calderón) o por coordinación y envergadura (Pau Gasol) más que por peso o desarrollo del tren superior. Pero lo que nos falta de kilos nos sobra de clase. Disponemos de toneladas de talento en un grupo que tiene al jugador alto más rápido, Pau Gasol; al escolta más imaginativo e imprevisible, Juan Carlos Navarro; al quizá- -al menos hasta ahora- -mejor base del campeonato, Juan Carlos Calderón; y, por encima de todos, esta vez incluidos los estadounidenses, el grupo posee una gran inteligencia y capacidad de adaptación para entender el juego y superar los obstáculos que van levantando los rivales.