Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 28 8 2006 Deportes 71 MUNDIAL 2006 LA SELECCIÓN Joan Creus: No debemos preocuparnos tanto del rival y seguir haciendo nuestro juego, que sobre todo en intensidad es espectacular Pepu: No quiero presión extra, si jugamos a nuestro nivel ganaremos Los técnicos han diseccionado a Lituania y saben cómo contrarrestarla DOMINGO PÉREZ. ENVIADO ESPECIAL SAITAMA. España afronta mañana (09.30) su compromiso más importante en lo que va de Mundial. Si los octavos de final marcaban la diferencia entre seguir o marcharse, los cuartos son el filtro entre los que competirán por las medallas y los que no. Ganar a Lituania da paso a dos partidos más, a dos posibilidades de subir al podio. Perder lleva al infierno de jugar por la clasificación del quinto al octavo lugar. Hay que estar centrados y concentrados. No habrá ni noches libres para salir a cenar ni jornada de relax. Se entrenó ayer y se entrenará mañana. Sesiones de dos horas cada día y el resto del tiempo en el hotel, jugando a la pocha, leyendo, escuchando música o durmiendo. A lo sumo, algún paseo como el que se dio Marc Gasol con sus padres tras regresar del hospital, visita con la que se descartó cualquier complicación en el ojo del pívot tras el golpe que sufrió en el partido del sábado. Y en esa dinámica, el equipo técnico se pasa las horas diseccionando al rival. Estudiando sus vídeos. Analizando sus puntos débiles y fuertes. Nadie mejor que Pepu Hernández y Joan Creus, primer y segundo entrenadores de la selección, para descubrir los secretos y las virtudes lituanas. Pepu entiende que hemos tenido momentos espectaculares, muy buenos, pero creo que siempre vamos a necesitar un poquito más. Y ese poquito más puede venir de la misma forma que hasta ahora, defender y correr, o de ser más prácticos en cada segundo, en cada momento y en cada ataque Así, desvela que este partido es importante y debemos enfrentarlo sabiendo las necesidades, pero no pensando en exceso en que es el que nos da el paso a las medallas. Hay que buscar el equilibrio y no aceptar una presión extra. Este partido, si jugamos nuestro baloncesto, lo deberíamos ganar Marc Gasol, que estuvo en el hospital para mirarse un ojo, firma autógrafos ayer en el hotel de la selección fuertes. Y me refiero a las cuestiones físicas, al trabajo en el rebote tanto ofensivo como defensivo. No debemos dejarles ninguna oportunidad. Si igualamos esa situación creemos que tenemos un cierto talento general del grupo como para hacerles daño, pero hay que igualar ese trabajo físico. Que no capturen esos rebotes que ellos están acostumbrados a capturar Somos más rápidos- -prosigue- -y tenemos mayor variedad de registros ofensivos. Pero claro, eres rápido cuando puedes correr y para correr hay que jugar contra un baloncesto muy físico, que es el que tiene Lituania Pero Creus concreta más sobre los peligros de Lituania: Tienen algunos jugadores que pueden ser determinante, como Macijauskas (escolta) Songaila (ala- pívot) y Lavrinovic (pívot) Tres hombres especialmente importantes en sus esquemas Destaca el aspecto defensivo de los bálticos: Manejan diferente tipos de defensa. Los tenemos ya estudiados Y cierra con una alabanza al espíritu de sus próximos rivales: Es un equipo que va de menos a más. Empiezan su preparación bastantes flojos y según van entrando en competición van mejorando hasta convertirse en muy peligrosos. Se nota en cada partido. Su cul- DE SAN BERNARDO LAS CLAVES DEL PARTIDO Rebote Hay que igualarles en el trabajo físico, que no cojan los rebotes, tanto ofensivos como defensivos, a los que están acostumbrados Contragolpe Somos más rápidos y tenemos mayor variedad de registros ofensivos, pero para correr hay que jugar muy físico Macijauskas Hay jugadores que merecen un punto más de vigilancia, pero obsesionarse, no. Disponemos de detalles para irle limando y mermarle Actitud Estamos donde queremos, no es momento ni de nervios ni de dudas Vital mantener un ritmo alto Su ayudante, Joan Creus, hace hincapié en que el ritmo de juego de España es lo que marca nuestro gran rendimiento hasta el momento. El mantener un ritmo alto a través de la rotación de los jugadores hace la diferencia. Participan muchos, todos tienen gran confianza y todos los hacen a un nivel muy elevado y al final, o al principio, como contra Serbia, el equipo contrario lo nota. Se rompe el choque. Creo que no debemos preocuparnos tanto del rival al que nos vamos a enfrentar y seguir haciendo nuestro juego, que sobre todo a nivel de intensidad es espectacular Y claro, la pregunta subsiguiente resulta evidente: ¿Cómo se gana a Lituania? Hay cosas- -comenta Pepu- -en las que nosotros creemos que somos mejores y debemos igualar y combatir esas en las que tal vez no seamos tan tura deportiva es muy buena y a medida que llegan los momentos importantes de la competición se van concentrado más y su rendimiento crece Pero a nadie se le escapa que Macijauskas es el hombre fuerte, el alma del conjunto. ¿Merece la pena hacerle una defensa especial? Es un planteamiento que los técnicos se han hecho y que han resuelto con la siguiente reflexión de Pepu: Hay un tipo de jugador, que puede ser Macijauskas como lo fue Rakocevic, que se merece un punto más de vigilancia. Pero obsesiones, no. Las obsesiones te pueden sacar de sitio y de defensa y pueden aprovecharse mucho otros jugadores. Hay que disponer de determinados detalles que le vayan limitando. Yo no creo que se le pueda eliminar del juego, pero si se le va haciendo estar incómodo, si se le van creando problemas tanto en defensa como en ataque, mejor. Tenemos capacidad para mermarle Y cierra Pepu con un mensaje optimista: Sinceramente, si España ha estado alguna vez un pelín nerviosa, por llamarlo así, ha sido en el partido anterior (Serbia) En este toca menos estar nerviosos. Estamos en competición, estamos donde queremos. No es momento ni de nervios ni de dudas, sino de hacer nuestro trabajo cada vez mejor