Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 28 8 06 Gracias a este hombre somos europeos. Ha escrito un centenar de películas. Y una gran novela, Los europeos (Tusquets) labrada hace medio siglo, pero ahora liberada de la censura. El cochecito El pisito ojo, que él no tuvo nada que ver con lo de la ministra Trujillo, aunque ya le hubiera gustado tener uno de esos espacios habitacionales cuando llegó a Madrid a vivir de realquilado El verdugo La escopeta nacional Plácido Érase un cine español a las manos de Rafael Azcona pegado. Érase un guión superlativo. Érase un genio. Habla el maestro. Callamos... 0 16 4 0 L O S V E R A N O S D E Rafael Azcona ESCRITOR Y MAESTRO DE GUIONISTAS Lo que me hubiera gustado es rellenar una Primitiva y que tocara ANTONIO ASTORGA- -Querido profesor, dos puntos: No nos asuste. Me confiesa que su próximo proyecto es no morirse No sabe usted que los viejos rockeros del guión nunca mueren. No nos deje huérfanos, en este valle de lágrimas, del mayor talento cinematográfico que España ha conocido... -Que yo haya intervenido en alguna buena película no tiene mayor mérito, sobre todo si se tiene en cuenta que he trabajado en casi un centenar. O sea: que el piropo es desmesurado. -Usted desconfía mucho de los sentimientos: ¿La vida sigue siendo una tragedia grotesca? -Yo de lo que no me fío es de la manipulación de los sentimientos: que alguien se emocione oyendo Suspiros de España (o Paquito el chocolatero no le da derecho a nadie a mandar a ese alguien a morir por la Patria, pongamos por ejemplo tragicómico. -Su escuela fue la literatura. Al cine no iba. Fue lector voraz, compulsivo, a pesar de que leer estaba muy mal visto en aquella época de larga posguerra. Se consideraba que si leías se te estropeaba la vista y, sobre todo, si leías novelas que te estropeaban y maleaban ¿Hoy, al ciudadano de a pie, qué nos malea -El vicio de la lectura- -porque la lectura era considerada un vicio- -también malgastaba la luz eléctrica. Hoy es la televisión la que manda a la gente al óptico y la hace derrochar la electricidad, pero parece que, más que malear entontece. ¿Por qué a los de su generación se les educaba en España para morir bien -Habría que preguntárselo al nacionalcatolicismo. Hoy- -revelamos el secreto con permiso del maestro- -Azcona acude al cine todas las semanas. Los sábados a las cuatro, a ser posible una película española, una comedia y si no, una más o menos europea. En último térmi- Roma, la LIBERACIÓN Cuando Ferreri me lleva a Italia me encuentro con una sorpresa enorme al llegar a Roma: veo que allí, debajo de la Cúpula de San Pedro, a la sombra, la gente lo que quería era ¡vivir! no morirse... Pues, sí. Durante nuestra larguísima posguerra el placer estuvo muy mal visto: este mundo era un valle de lágrimas y lo reglamentario era dejarlo con una muerte edificante. Roma fue para mí una liberación: allí la vida era para vivirla. Pasarlo bien- -o menos mal- -no te llevaba directamente al infierno ABC Sus dos nuevas AVENTURAS La primera, adaptar con José Luis García Sánchez los tres esperpentos que don Ramón María del Valle- Inclán incluyó en Martes de carnaval La segunda, llevar al cine con José Luis Cuerda Los girasoles ciegos la extraordinaria novela de Alberto Méndez no a veces hasta ve películas americanas. Suele ir a ver historias en las que ha trabajado y si le gusta exclama: ¡Qué buenos 6 euros invertidos! Si no, se para a pensar: ¡Me podría haber ido de tapas con esos 6 euros! ¿Con qué películas se podría haber ido de chatos? -No me gusta señalar con el dedo; está feo. Prefiero citar una que me ha encantado y que, además, vi gratis en una proyección privada: Vete de mí de Víctor García León. Azcona desconfía de la manipulación de los sentimientos -La regla de oro del buen guión es procurar no escribir lo primero que se te ocurre, porque es muy posible que ya se le haya ocurrido a otro. ¿Es Azcona un autodidacta de la escuela del guión y de la vida? -Por fuerza. No pasé ni por el bachillerato. -Palabras mayores: García Berlanga. Para usted fue capital trabajar con él. ¿Cómo se benefició del bueno de don Luis? -Como supongo que me he beneficiado de otros directores: el guión lo mejoraban en el rodaje. -Usted ha escrito muchas películas sobre gente de clase media. ¿Por qué nunca le ha tentado entrar en la intimidad de los millonarios? ¿Las alcobas de alta alcurnia no le ponen? -No he dormido en ninguna. Ni siquiera he comido en sus vajillas. ¿Qué quiere usted que cuente de esos señores? ¿Cree que de la prisión de Alhaurín- -con sus malayos ediles chaneles podría salir un buen guión? ¿Por qué no? Pero a mí no me tienta. -No le ha faltado trabajo en este último medio siglo. Confiese: ¿hay alguien para quien le hubiera gustado escribir un guión y no pudo ser? -A mí lo que me hubiera gustado es rellenar una Primitiva y que tocara. -Dice usted que le parece que en España se está haciendo un cine estupendo, pero no todo el cine es estupendo: Pasas una espumadera y hay películas españolas que no desmerecen a europeas o americanas Pase su espumadera, don Rafael... La casa de la abuela Un largometraje documental hecho con poco dinero y mucho talento. ¿Se dejaría clonar, señor Azcona, por el bien de la humanidad de sesión doble, dos para la tres, propina y palomitas? -Venga, no exageremos. Además, ¿no hemos quedado en que no me voy a morir?