Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 8 06 GENTE Ben- Hur por las calles de París, en una cuadriga de caballos blancos REUTERS París Baguette y circo Las inmediaciones de la Torre Eiffel se vieron soprendidas ayer por una carrera de cuádrigas al estilo Ben- Hur. Se trataba sólamente de la promoción de un espectáculo para las masas en medio de la crisis POR JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL EN PARIS n crisis aguda todos los indicadores de la economía nacional y la moral pública, el montaje de juegos de circo, siquiera artificiales, permite ganar algún dinero con el que tapar agujeros de los más diversos presupuestos públicos y privados. Inexistente un gran equipo de fútbol nacional que permita chutar a la opinión pública con la droga dura de las pasiones deportivas el gran Estadio de Francia, a E dos pasos de la legendaria catedral de Saint- Denis, donde están enterrados los reyes de la historia nacional, se alquila durante unas semanas para montar un espectáculo titulado Ben- Hur a imitación y esperada semejanza de la legendaria película de William Wyler, con héroes romanos, mártires cristianos, malísimos y buenísimos personajes de cómic audiovisual. Especialista patentado en espectáculos de masas Robert Hossein ha sido contratado para montar un un show único en vivo en directo Y, como las 225.000 entradas vendidas no aseguran la rentabilidad esperada, los organizadores han conseguido de la Alcaldía de París permiso para hacer campaña promocional entre el puente de Iena (batalla gloriosa de la historia militar) la Torre Eiffel (símbolo patriótico patentado) y la explanada del Trocadero (antigua sede de una Gran Exposición colonial) Desde hace meses, el Ministerio de Cultura ha bajado sus tarifas y derechos de imagen, para facilitar el rodaje de películas americanas en el París histórico. El mismo Robert Hossein prepara un espectáculo consagrado a Luis XIV, en Versalles (por supuesto) Y los gestores del Estadio de Francia esperan que Ben- Hur sea el principio de una rentable saga de espectáculos populares el campo de fútbol convertido en escenario teatral y operístico, pertrechado con gigantescos artilugios audiovisuales que den emoción a montajes que pudieran ir del antiguo Egipto, la persecución de mártires cristianos, si a nadie se le ocurre reconstruir en cartón piedra las barricadas de la Comuna de París. Todo se andará.