Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 27 8 2006 67 Los consejos de administración de los bancos italianos Intesa y Sanpaolo- IMI dan luz verde a su fusión Francisco González Presidente del BBVA Si alguna entidad bancaria es el centro de todas las miradas, ésa es el BBVA para la que los expertos pronostican un movimiento corporativo inminente ya que, indican, si no crece comprando será objeto de una oferta por parte de algún banco extranjero Jean Claude Trichet Presidente del Banco Central Europeo Los mercados apuestan porque el BCE elevará los tipos de interés en medio punto hasta final de año y subrayan que se hará en dos tramos. No obstante, la gran incógnita que Trichet debe despejar es si la senda alcista de los tipos concluirá o no tras esas subidas Nuevo ministro de Industria Aún no se conoce el nombre del sucesor de José Montilla al frente de la cartera de Industria, pero sí se conoce el avispero que heredará del llamado a ser candidato del PSOE a la Generalitat: el enfrentamiento con la UE por las trabas a la oferta de E. ON por Endesa El mercado da por descontado que el BCE subirá los tipos de interés medio punto hasta fin de año de septiembre, la UE decidirá si la fusión es de dimensión comunitaria, primer paso para saber quién es el encargado de autorizarla o denegarla. Tampoco habrá que perder de vista la guerra de opas en Europistas, una operación aparentemente menor pero con la que Sacyr quiere dar el gran salto con su filial de concesiones, Itinere, interés que entra en conflicto con la apuesta de Isolux- Corsán de entrar en el negocio concesional por la puerta grande. El accionariado de Europistas está dividido y serán los minoritarios los que tengan la última palabra. Además, el próximo trimestre puede ser crucial para el BBVA. El creciente rumor de que puede ser objeto de una opa desde el extranjero lleva ahora a los expertos a aventurar que será la entidad presidida por Francisco González la que moverá ficha para crecer. Como también se esperan movimientos de fichas en el sector hotelero español, en el que NH es el centro de todas las miradas. Pero, con ser todo lo anterior importante, en realidad los ciudadanos vivirán pendientes de una cuestión que les afectará mucho más directamente, y esa no es otra que la evolución de los tipos de interés. De momento, la subida del Euribor no parece que vaya a pararse y las hipotecas siguen encareciéndose. Como quiera que el mercado apuesta porque hasta final de año los tipos oficiales subirán medio punto, el Euribor ya se ha aproximado a esa cota. La esperanza es que en Estados Unidos ya se habla de que los tipos han llegado al máximo posible, pero se supone que el BCE no va a seguir esta senda al menos durante todo este año y la mayor parte de los expertos se decantan por un tipo oficial en la Eurozona del 3,5 a final de año. Esta misma semana la reunión del consejo del BCE podría dar el primer paso en forma de subida de un cuarto de punto, que nos colocaría en el 3,25 Iberia se lanza al bajo coste con Clickair sin olvidar el conflicto del Prat Ferrovial podría tener que vender uno de sus aeropuertos en Londres b El incremento de las medidas de seguridad en los aeropuertos puede terminar por encarecer el precio de los billetes de avión por los mayores costes M. L. MADRID. La recta final del año se presenta para Iberia con tres frentes abiertos. Uno es el ya tradicional del precio del combustible, aunque todo parece indicar que las compañías aéreas se han acostumbrado ya a manejarse en este entorno de precios desorbitados e Iberia, incluso, ha conseguido hasta ahora vadearse mejor que algunas de sus competidoras en este escenario. Pero los otros dos no son en absoluto tradicionales. Los coletazos del asunto del aeropuerto de Barcelona seguramente van a dar más de un quebradero de cabeza a los responsables Aviones de Iberia estacionados en la T- 4 de Barajas de la aerolínea, que tratarán por todos los medios de evitar el pago de la multa con la que amenaza Fomento. El tercer frente es de orden interno y no es otro que la puesta de largo, prevista para octubre, de su filial de CHEMA BARROSO La guerra entre la CE y el Gobierno español por Endesa, camino del Tribunal de la UE M. NÚÑEZ. CORRESPONSAL BRUSELAS. La guerra que enfrenta a la Comisión Europea con el Gobierno a cuenta del control de Endesa (Gas Natural o E. ON) acabará probablemente en el Tribunal de Justicia de la Unión Europea. La última etapa de esta guerra no declarada se vivió el viernes pasado, cuando el Ejecutivo de Bruselas, en un informe preliminar, declaró ilegales las condiciones impuestas a la alemana E. ON si quería hacerse con el control de Endesa. Ahora el Gobierno de Rodríguez Zapatero tiene hasta el 4 de septiembre para defenderse y desde ese momento la CE puede elevar a definitivas sus conclusiones, lo que podría ocurrir en las próximas semanas. Después, lo previsible es que España acuda al Tribunal de la UE, quien podría tardar meses en resolver el contencioso. Mientras llega el fallo definitivo la CE cree que España debería dejar en suspenso las condiciones de la CNE, que perjudicaban considerablemente a E. ON. bajo coste, Clickair, por cuya causa ya ha mantenido la compañía un fuerte enfrentamiento con los pilotos. También ligado al sector aéreo, pero en este caso más en tierra, Ferrovial ya afronta una auténtica campaña en Gran Bretaña para que las autoridades obliguen a la española a desprenderse de uno de los tres aeropuertos londinenses que controla. Buena parte de las críticas que British Airways, EasyJet o Ryanair han lanzado contra los gestores de Heathrow por culpa del caos organizado por el incremento de las medidas de seguridad este verano son, en realidad, mensajes a los responsables de la Office of Fair Trading británica, que estudia remodelar la estructura de propiedad de los aeropuertos londinenses. Y, por último, desde el punto de vista del consumidor cabe mencionar que ya ha comenzado a debatirse quién pagará el aumento de las medidas de seguridad en los aeropuertos y en los trámites a satisfacer para que un avión pueda despegar. El primero en avanzar una solución ha sido el Gobierno británico, que quiere que se pague con un recargo en los billetes.