Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 Madrid DOMINGO 27 8 2006 ABC PECADOS CAPITALES El alcalde de Getafe ha pedido que su municipio sea la capital de Madrid, y ni mucho menos es la única decisión llamativa en su larga carrera. Se puso en huelga de hambre y amenazó con otra, anunció que celebraría la primera boda gay o se postuló como actor con Almodóvar MAYTE ALCARAZ ALBERTO Y ESPERANZA VOGUEAN speranza Aguirre y Alberto Ruiz- Gallardón saben que el voto de las mujeres en Madrid es sustancioso. Por ello, ambos han conjurado los dudosos réditos que a algunos as políticos as les supuso hace dos años encaramarse a las páginas satinadas del estilismo femenino (que se lo pregunten a De la Vega y a sus compañeras de pasarela de lujo) y han optado por dejarse ver en las cabeceras más prestigiosas del sector, en una suerte de carrera a ver quién sale más (guapo a a poder ser) y dice más machadas en los santuarios del periodismo femenino. Ambos han elegido los días laxos de agosto para, en el couché del glamour, hacer repaso de sus vidas, gestión y haciendas (las tres pendientes de un hilo electoral hasta mayo de 2007) Mientras la presidenta ha optado por Telva para repasar su ejecutoria y atizar a Zapatero por el guirigay nacional, su amigo Gallardón se ha echado en los brazos de Vogue (eso sí, sin vestirse de Benarroch, que las pieles no son para el verano) Pero el alcalde no iba a centrarse sólo en sus avatares al frente del Ayuntamiento (ese no sería Alberto que me lo han cambiado) y no ha defraudado a su público arremetiendo contra las opciones de la derecha dura (Esperanza si te pitan los oídos ya sabes) y recordar que lo de la presidencia del Gobierno está siempre ahí (y mira que se repite: hace siete años que ya se lo dijo a esta periodista y a este diario en una portada que convulsionó Génova... En fin, que a los dos les han encalabrinado las mariposas electorales, y es que hay que hacer acopio de votos para abrigarse durante este invierno. Porque, si los rumores se cumplen y el PSOE echa- -literalmente- -el resto (lo que le queda) a ella le tocará batallar con Zapatero (el verdadero candidato a la Comunidad; Simancas será sólo su escrupulillo) y él se medirá con Solana. Por tanto, el otoño se presenta frío, muy frío para el PP en Madrid. Otro colectivo que no descuidan ninguno de los dos es el de los homosexuales. Ella se proclama contraria a que el PP presente un recurso de inconstitucionalidad contra la ley que permite el matrimonio entre personas del mismo sexo y él casa a una pareja gay de su partido (éste fue el orden, por cierto) A lo de salir en Zero todavía no se han atrevido pero todo se andará. Y la ausencia de la Campos a la que visitaban en el plató religiosamente cada cuatro años tampoco les va a favorecer. Pero siempre les quedará Ana Rosa y si no, ya verán. Castro, el alcalde del órdago TEXTO: MARIO DÍAZ E MADRID. La noticia de que una localidad madrileña le quería disputar la capitalidad regional a Madrid sorprendió anteayer, y mucho, pero menos cuando se supo que el órdago lo había lanzado el alcalde de Getafe, el socialista Pedro Castro, que ya cuenta con un extenso bagaje de decisiones cuanto menos llamativas- -para algunos directamente extravagantes- -en su larga trayectoria política. Huelgas de hambre, encierros, pionero en abrir un libro de registros para parejas de hecho e intención de ser también el primero en celebrar una boda gay, candidato a extra de cine con Almodóvar, receptor de decenas de denuncias, polemista con ministerios, consejerías o funcionarios de su propio ayuntamiento... Castro no deja a nadie indiferente en su localidad, donde gobierna ininterrumpidamente desde 1982, y donde es querido- -por los logros conseguidos- -o denostado- -acusado de egocéntrico, populista o autoritario- -a partes iguales. La petición de la capitalidad es su propuesta de agosto, como cada verano: su deseo de gloria, de prensa, de tapar sus carencias. La iniciativa de este año, por ser año electoral, supera muchas de las realizadas hasta ahora y que han quedado en saco roto afirmaba ayer el presidente y portavoz del PP local, José Luis Moreno. consejero de Cultura creyó que se trataba de una inocentada de Castro) se inició un intenso cruce de acusaciones entre gobiernos- -central, regional y municipal- -y otras instituciones- -Obispado incluido- -sobre la responsabilidad en los trabajos. Año y medio después, se espera que la Catedral abra sus puertas a principios de 2007. Castro también ha recurrido en ocasiones al anuncio de encierros: los ministerios de Obras Públicas, de Fomento o de Educación han sido algunas de sus dianas en época de Gobierno del PP. Anuncia mucho sus encierros pero luego no lo hace, en los 11 años que llevo no lo ha hecho ni una vez afirma el portavoz del PP, que remarca que en una polémica con Fomento Castro no se encerró, pero sí tiró tomates a las obras del AVE Madrid- Barcelona cuando las paralizó a su paso por Getafe, y otra vez anunció que había petróleo en el subsuelo de Getafe Llegó a Getafe castigado Pese a sus rifirrafes políticos, son notorias las buenas relaciones entre Castro y la presidenta regional, Esperanza Aguirre, como antes las mantuvo con Ruiz- Gallardón, ambos del PP. Los ciudadanos me han elegido para gestionar sus intereses, y no para que llame todos los días desde el minarete del Ayuntamiento a la guerra santa contra el infiel comentó una vez. Pedro Castro nació en Tomelloso (Ciudad Real) en 1945, y llegó a Getafe con 23 años castigado por su empresa. Yo era delegado sindical y me desplazaron de la sede central de Madrid. Luego gané en Magistratura la reincorporación a la empresa, pero no quise: ya me gustaba Getafe afirma. En 1982 comenzó su labor de alcalde que aún continúa, compaginándolo con diversos puestos en el PSOE o en la FEMP: ha ganado seis elecciones, cuatro de ellas por mayoría absoluta, aunque ahora gobierna con IU, con quien son frecuentes los rifirrafes. En estos 24 años, adjudicó a Getafe la capitalidad del sur de Madrid y los vecinos le reconocen la llegada de la Universidad, el impulso industrial o la apertura del hospital. Castro siente que hay un vínculo casi irrompible entre él y los getafenses. Hay como una especie de matrimonio; cuando hablan de mí, dicen mi alcalde, como algo posesivo apuntó. Para sus detractores, Castro representó el futuro, pero ahora no admite que su tiempo puede haber pasado y ha crecido su egocentrismo: Afirmó en una entrevista que si le decía a los vecinos que llevaba un marciano en la mochila le creerían; toma a la gente por tonta, es un excéntrico y ha perdido el sentido de la situación política concluye la oposición. Castro, ángel o demonio. Su estrategia de la tensión El propio alcalde, como no podía ser de otro modo, opina distinto: Lamento tener que poner sobre la mesa el órdago y la estrategia de la tensión, pero en ocasiones es el único mecanismo, con el que quizá otros alcaldes no se atreven explicaba a este diario. Y es que Castro, como cuando ha tomado- -o anunciado- -otras controvertidas decisiones, afirma estar plenamente convencido pese a que extrañe a muchos- -incluido su propio equipo- y en esta ocasión está seguro de que la descentralización de la Comunidad es necesaria, aunque haya apuntado alto pidiendo la capitalidad: Lo importante es que empiece el debate, la capitalidad es el elemento final, pero para llegar a la cima de la montaña hay que empezar a andar apunta. Castro también echó a andar pidiendo un hospital, hasta que al final decidió cortar por lo sano y anunciar una huelga de hambre: La inicié y el hospital se convirtió en realidad; si no hubiera echado algunos órdagos no se hubieran cumplido justifica. Antes de su propuesta de que Getafe sea la capital de Madrid, su otro envite más comentado de los últimos años fue su amenaza de iniciar otra huelga de hambre si no se restauraba la Catedral de Getafe. El 28 de diciembre de 2004 (el Sigo adelante con mi propuesta Castro manifestó ayer su intención de seguir adelante con su propuesta de que Getafe sustituya a Madrid como capital de la región, objetivo último del proyecto de descentralización que plantea para Madrid: Es inevitable que sigamos, no puede ser que una comarca como el sur de Madrid, con 1,5 millones de personas, no tenga ni una sola representación de la Comunidad; hay que descentralizar afirma. El alcalde no se sintió ayer desautorizado por el PSM- PSOE, pese a que remarcaron que la capitalidad de Madrid no se debate A mí ni el partido ni nadie me ha dicho que no lo haga, han hablado de que hay que empezar a debatir, y eso es positivo. Hasta ahora ni se había hablado de trasladar consejerías, y eso es ya un paso; si llegara la capitalidad, mejor que mejor, yo he puesto un órdago, el máximo