Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 27 8 2006 Internacional 33 Alonso pedirá que se autorice la misión española en el Líbano EFE MADRID. El ministro de Defensa, José Antonio Alonso, comparecerá ante el pleno del Congreso con el fin de recabar la autorización del Parlamento para el envío de una misión militar al Líbano, informaron ayer fuentes gubernamentales. Hasta ahora, se barajaba la posibilidad de que la comparecencia se produjera en comisión, y tampoco se había hecho público qué miembro del Gobierno acudiría al Parlamento para solicitar la autorización previa de la misión, tal y como dispone la Ley Orgánica de Defensa Nacional. La vicepresidenta del Gobierno, María Teresa de la Vega, avanzó que el Gobierno aprobará el envío de tropas bajo mandato de Naciones Unidas el próximo 1 de septiembre, en consejo de ministros, y solicitará la comparecencia urgente en el Parlamento para recabar su autorización. Esta solicitud, precisaron las fuentes consultadas, se producirá en los últimos días Una vez que se consiga la autorización del Parlamento, los soldados españoles- -entre 800 y 1.000, según informaron fuentes del Ejecutivo- -estarían en disposición de comenzar su despliegue en el Líbano. La aspirante socialista a la Presidencia de Francia, Ségolène Royal, rodeada de reporteros a su llegada a una sede del partido AP Su campaña en bañador, con muchos escotes y un discurso que aspira a ganar todos los votos desde la extrema izquierda al centro derecha, es muy atractiva en términos publicitarios; aunque su éxito atiza el odio de sus rivales socialistas Ségolène va a por todas JUAN PEDRO QUIÑONERO. CORRESPONSAL PARÍS. Ségolène Royal caracolea en los sondeos como la primera o segunda personalidad política de Francia. Pero los elefantes del PS hacen frente común para impedir su candidatura oficial. Su campaña en bañador, con muchos escotes, y un discurso que aspira a ganar todos los votos desde la extrema izquierda al centro derecha, es muy atractiva en términos publicitarios; aunque su éxito atiza el odio de sus rivales socialistas. Formada en la alta escuela de François Mitterrand, Ségolène conoce las tres reglas de oro indispensables para ganar la elección presidencial francesa, a dos vueltas, en un duelo asesino. En la primera vuelta, es imprescindible ganar todos los votos de su partido. En la segunda vuelta, es imprescindible ganar todos los votos de su bando (la izquierda) y algunos votos del bando enemigo, la derecha moderada. En su caso, para consumar ese equilibrio, es necesario ganarse un arco iris de votos que van de la extrema izquierda anti mundialista a la derecha moderada. ¿Existe una ideología, partido o programa político que permita responder a tales exigencias? Ségolène se inspira en el arte de la conquista del poder practicado, en Francia, por Mitterrand y Chirac, conquistando a paso de carga a los medios de comunicación y una parte muy importante de la opinión pública. Le queda por conquistar el voto de su propio partido, donde Lionel Jospin, ex primer ministro, Laurent Fabius, también ex primer minis- tro, Dominique Strauss- Kahn, ex ministro de finanzas, y Jack Lang, ex ministro de cultura- -los elefantes históricos del PS- tiran con mira telescópica, sin nombrarla, contra su frente política. Una aparición triunfal Durante la sesión de apertura de la universidad de verano del PS, en La Rochelle, Ségolène Royal hizo el viernes una aparición triunfal entre los militantes. Ayer, Jospin, Fabius, StraussKahn y Lang instalaron las baterías dialécticas de sus discursos contra sus posiciones. ¿A quien elegirán finalmente los militantes del PS como candidato o candidata? Mientras sus rivales hacen una guerra clásica de posiciones, Ségolène hace una guerra móvil, ocupando todos los terrenos, a paso de carga. A las familias y electores conservadores moderados les promete seguridad y trabajo. A la extrema izquierda le da las alas del combate anticapitalista. A los sindicatos les promete poder burocrático. A las mujeres las invita a liberarse con discretos pero llamativos destapes A los señores les sonríe con el es- La aspirante socialista aparece en los sondeos como la primera o segunda personalidad política de Francia cote abierto. A la gente de orden le recuerda el pasado de una familia de militares. A la gente joven le presenta sus fotos en bañador dos piezas. Para los ecologistas se fotografía con una moto eléctrica. Cara a las familias conservadoras se presenta con sus hijos, en casa, haciendo la cocina con trajes facilitados para el caso por los creadores más respetables... Contra esa temible maquinaria de guerra electoral, los elefantes denuncian el vacío de su inexistente programa electoral, pidiendo que todos los candidatos del Partido Socialista se comprometan a defender el programa del partido, que todavía está por negociar. Ségolène les da a todos ellos efusivos abrazos y llamativos besos solidarios, ante las cámaras, diciendo compartir las mismas inquietudes y exigencias. Ségolène se ha convertido en la figura más popular de la izquierda francesa, sin que nadie conozca con alguna precisión sus ideas sobre todos los problemas pendientes: ella vende su estilo personal. Sus rivales socialistas le piden seriedad un programa cultura militante responsabilidad y pretenden que la burocracia del PS los escuche. Militantes, burocracia y diputados socialistas todavía tienen varias semanas antes del voto final con el que se elegirá el candidato o candidata a la presidencia de la República. Ségolène espera barrer a sus rivales en la guerra sin cuartel de las imágenes y las promesas. Liberada una diputada suní secuestrada en julio en Bagdad ABC BAGDAD. La diputada iraquí Taysir Mashadani fue liberada ayer, más de un mes y medio después de haber sido secuestrada el 7 de julio en un barrio chií de Bagdad junto a siete de sus guardaespaldas. Taysir se encuentra en buen estado de salud y está ahora con el presidente (el iraquí kurdo) Yalal Talabani afirmó Ala Maki, miembro de la Oficina Política del Partido Islámico, uno de los tres que integran el Frente del Consenso Nacional que ocupa 44 de los 275 escaños del Parlamento de Irak. Maki, que insistió a intentar acordar una estrategia en favor de la tolerancia y en contra del terrorismo, no facilitó detalles sobre la liberación de la diputada, cuyos captores exigían para su puesta en libertad la excarcelación de 25 prisioneros chiíes detenidos por las tropas de Estados Unidos en Irak. Los secuestradores liberaron una semana después del secuestro a dos de los guardaespaldas, y se desconoce si los otros cinco también han sido puestos en libertad.