Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 DOMINGO 27 8 2006 ABC Internacional El presidente iraní, Ahmadineyad, inauguró ayer la planta de agua pesada en Arak, 400 kilómetros al suroeste de Teherán, rodeado de funcionarios REUTERS Irán da un nuevo paso e inaugura una planta para la producción de agua pesada Teherán asegura que ni siquiera su enemigo definitivo Israel, debe temer su programa nuclear b El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, aseguró ayer que un Irán potente, pacífico y desarrollado es bueno para todos los pueblos de Oriente Próximo ABC TEHERÁN. El presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad inauguró ayer una planta para la producción de agua pesada, pese a las críticas y las presiones internacionales para que Teherán suspenda sus actividades nucleares. El agua pesada, sobre cuya producción los iraníes habían comenzado sus investigaciones hacía ya doce años, se utiliza como refrigerante en los procesos para la fisión de uranio. Ahmadineyad, en un discurso tras la inauguración de la planta de Arak, a unos 400 kilómetros al suroeste de Teherán, insistió en que su país no renunciará a sus derechos nucleares tras reiterar que el programa de Irán tiene fines pacíficos. También aseguró que la República Islámica no constituye ninguna amenaza para los Estados de la región, incluido Israel, país que Teherán no reconoce. Deben aceptar la realidad de un Irán potente, pacífico y La Armada iraní seguía con sus ejercicios militares en el Golfo Pérsico y lanzaba un nuevo misil Noor desarrollado. Es una cosa que puede servir a todos los pueblos y los gobiernos de la región dijo el líder iraní, en alusión a las presiones ejercidas por la comunidad internacional para que detenga su programa nuclear. Agregó que Irán no es una amenaza para nadie, ni siquiera para el régimen sionista (Israel) país al que calificó de enemigo para los pueblos de la región Un Irán desarrollado favorece la paz y la seguridad internacionales dijo. La inauguración de la nueva instalación en Arak se produce en un momento en el que la comunidad internacional estudia la respuesta de Teherán al plan de incentivos a cambio de la suspensión del enriquecimiento de uranio. Las autoridades iraníes han afirmado que están dispuestas a reanudar el diálogo sobre su programa, aunque dejaron claro que no abandonarán el enriquecimiento de uranio que consideran un logro de sus científicos y un orgullo nacional REUTERS Medidas de castigo El pasado 31 de julio, el Consejo de Seguridad de la ONU dio un plazo de un mes a Teherán para que abandone el enriquecimiento de uranio, lo que supone posibles medidas punitivas a Irán si no cumple con las exigencias internacionales. El ultraconservador Ahmadineyad reiteró ayer que su Gobierno nunca se someterá a la fuerza y la opresión y no aceptará el lenguaje de la fuerza y las amenazas Es posible que con el lenguaje de la fuerza aparezcan más dificultades agregó el líder iraní, y se preguntó: ¿se puede impedir el desarrollo tecnológico de un pueblo? Con el nuevo proyecto de Arak, Irán se convierte en el noveno país del mundo con la tecnología necesaria para producir agua pesada (agua rica en deuterio) con la que suministrará a la central de Isfahan, según la televisión estatal iraní. La investigación en Irán sobre el