Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 27 8 2006 Nacional 21 El Ejecutivo quiere que no se construya en La Manga en terrenos urbanos desde 1960 Reconoce que el Ayuntamiento y los propietarios respetan la Ley de Costas b Medio Ambiente dice que no es Un hombre mata a su mujer y a su hija de cuatro tiros de escopeta en un pueblo de Sevilla b La joven, de 34 años y madre de un niño pequeño que fue retirado del domicilio por su marido cuando vio llegar al parricida, se hallaba, al parecer, embarazada SALVADOR AGUILAR OSUNA (SEVILLA) Un hombre de 58 años, F. L. M. albañil que estuvo trabajando para el Ayuntamiento, acabó ayer de cuatro tiros de escopeta de caza tocada con la vida de su mujer, C. S. E. de 54 años, y de una hija, C. L. S. de 34 años, casada, madre de un niño de corta edad y que al parecer se hallaba embarazada. El trágico suceso ocurrió en torno a las nueve de la noche en la calle Manzanillo, en una vivienda cercana al hospital comarcal y donde vivía C. S. E. quien se hallaba separada de su marido, un hombre que tenía orden judicial de alejamiento de su esposa. Este mandato lo recibió no hace mucho tiempo y, tras serle comunicado, se procedió a retirársele unas escopetas de caza. Ahora, la Guardia Civil investigará cómo se hizo de la escopeta que desencadenó la desgracia. Según parece, el parricida F. L. M. anduvo toda la tarde de ayer por las cercanías del domicilio de su mujer. Cuando vio la puerta abierta decidió entrar a la vivienda, momento que aprovechó su yerno y marido de C. L. S. para retirar a su hijo pequeño, dado que presentía que se iba a producir una disputa familiar. Poco después se oyeron cuatro tiros. F. L. M. no había ido para discutir; simplemente había acabado con la vida de su mujer y de una hija. prudente saturar la zona norte con el nuevo complejo turístico de Veneciola, donde se pretende construir un hotel de 24 plantas M. BUITRAGO MURCIA. Las edificaciones que todavía proliferan en la zona norte de La Manga no contravienen la Ley de Costas y se ajustan al milímetro al deslinde establecido, pero la masificación urbanística a la que se está llegando resulta disparatada según el Ministerio de Medio Ambiente. El departamento de Cristina Narbona ha planteado al Ayuntamiento de San Javier la necesidad de una moratoria urbanística en la zona, teniendo en cuenta la fragilidad del ecosistema, en especial de la laguna del Mar Menor, según ha podido saber este periódico a través de fuentes de la Demarcación de Costas. Esta propuesta del Ministerio ha caído en saco roto, ya que el alcalde de San Javier, José Hernández, la considera consejos de mal pagador A su juicio, el Gobierno central tenía que haber actuado hace muchos años atrás, y no ahora, pretendiendo responsabilizar a un municipio. La recomendación del Ministerio de Medio Ambiente se produce a raíz de la decisión del municipio de San Javier de modificar sus normas urbanísticas subsidiarias en la zona de Veneciola, en el extremo norte de La Manga, para aumentar las alturas de los edificios de 10 a 24 plantas. Esta reforma, que debe ser autorizada por el Gobierno regional, está pensada para permitir la construcción de un gran complejo turístico que albergará un hotel de cinco estrellas. Se asentará sobre el trébol formado por los canales navegables de esta zona de La Manga. El conjunto prevé, asimisimo, una carretera subterránea, seis edificios de diez alturas y un centro comercial. Apenas quedan dos solares El Ministerio de Medio Ambiente ha emitido sus informes sobre esta modificación, y apunta que aunque no se incumple la ley de Costas, es recomendable una moratoria urbanística. El alcalde de San Javier, del Partido Popular, está esperando a que el Gobierno regional se pronuncie sobre la modificación de las normas subsidiarias. Jo- El alcalde de San Javier alega que los dueños de los solares tienen derecho a edificar y hay que darles la licencia sé Hernández cree que la recomendación del Ministerio llega tarde, a la vez que la considera pura demagogia El Estado no puede venir planteando una moratoria a un ayuntamiento pequeño, cuando prácticamente ya no queda nada por hacer (construir) la zona. Apenas quedan dos solares Yo no estoy en el Ayuntamiento para dar licencias de masificación urbanística. Ni tampoco para hacer lo que me gusta o no me gusta ataja el alcalde José Hernández cuando se le echa en cara la proliferación urbanística en La Manga. Cuando se construye, se hace sobre terrenos calificados como urbanos desde los años 60. Por lo tanto, no hay recalificaciones. Los propietarios ejercen su derecho y el Ayuntamiento no tiene más remedio que darles la licencia. Si no se la otorgara, entonces sí estaría cometiendo prevaricación afirma el alcalde. José Hernández añade que ningún juez le ha condenado después de todas las denuncias formuladas en los últimos años contra él por presuntas irregularidades urbanísticas. El alcalde de San Javier es el que más veces ha estado en este punto de mira, ya que, a diferencia del municipio de Cartagena, tiene en su territorio la zona de La Manga que más sufre los efectos del ladrillo. Esperó a la Guardia Civil en su casa Acto seguido se marchó a su domicilio en la calle Jaén, próxima a la barriada de Fátima. Hasta allí acudieron agentes de la Guardia Civil y de la Policía Local, a los que arrojó desafiante la llave de la casa para que entraran. Cuando los agentes de la Benemérita procedían, pistola en mano, a su detención se oyó en el interior de la vivienda un disparo: el presunto parricida se había disparado en la cara, pero no murió. Fue trasladado muy grave hasta el hospital comarcal de Osuna y posteriormente conducido hasta Sevilla, dada la importancia de las heridas. Mientras tanto, se procedía al levantamiento de los cadáveres de dos mujeres cuya sangre tiñó de luto y conmocionó la localidad de Osuna en la calurosa tarde de un último y trágico sábado del mes de agosto. ICAL Zapatero e Ibarra, objetivo de fuertes protestas en Soria y Badajoz ABC. Cortar la carretera. Ese fue el método de protesta que ayer pusieron en práctica dos plataformas distintas en dos lugares distantes como Soria y Badajoz. En la provincia castellana, alrededor de un millar de activistas de la plataforma ¡Soria Ya! paralizaron el tráfico en tres de las principales carreteras para protestar por los incumplimientos del Gobierno central y regional en materia de infraestructuras. Por su parte, la plataforma contra la refinería que se construirá en Tierra de Barros (Badajoz) y que apoya Rodríguez Ibarra, cortó la Autovía de la Plata por segunda vez este mes. Estuvieron presentes dirigentes agrarios y representantes de PP e IU.