Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 Nacional EL DRAMA DE LA INMIGRACIÓN ILEGAL DOMINGO 27 8 2006 ABC El problema no es la primera acogida sino la integración futura ABC MADRID. La Comunidad de Madrid considera que centrar la atención exclusivamente en los traslados de los subsaharianos en la Península puede llegar a convertirse en una polémica artificial, si no ficticia. El problema principal no es, a su juicio, el de ofertar más o menos plazas; ni siquiera el de sufragar el coste de la llamada primera acogida en los centros que reciben a los inmigrantes. El problema más serio radica, según la viceconsejería de Inmigración madrileña, en la futura integración de estas personas en la sociedad española Todas estas personas- -señala el viceconsejero, Carlos Clemente, necesitan un trabajo de orientación laboral y una formación. Eso requiere tiempo y dinero y el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero no nos da ni un euro Los datos que maneja la Comunidad de Madrid revelan que en los ocho meses del año, el Gobierno ha derivado a esta autonomía unos 6.500 subsaharianos, lo que significa, se lamenta Clemente, que después de ocho meses recibiendo inmigrantes, estamos sufragando los gastos de esas 6.500 personas sin recibir un euro de las arcas del Estado Un policía supervisa la llegada de inmigrantes a un centro de acogida en Madrid tras un vuelo de la vergüenza EFE La Comunidad de Madrid denuncia que en 2006 no ha recibido ni un solo euro del Gobierno para acoger subsaharianos Moncloa dice que de enero a agosto Aguirre ofreció cero plazas de acogida b La Comunidad madrileña se que- ja de recibir al 60 por ciento de subsaharianos y de que Asuntos Sociales incumple su compromiso de pagar 40 millones de euros M. M. MADRID. Las críticas que varias Comunidades autónomas han dirigido al Gobierno por cómo está gestionando el traslado de inmigrantes subsaharianos desde Canarias hasta la península- -sin previo aviso, sin garantías de que vayan a ser acogidos y con denuncias de que muchos de ellos quedan en la calle sin recursos de ningún tipo- -han cristalizado en una guerra de cifras entre el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero y la Comunidad de Madrid. La autonomía gobernada por Esperanza Aguirre (PP) ha sido en las últimas semanas una de las más significadas en sus reproches hacia el Gobierno a cuenta de los llamados vuelos de la vergüenza De hecho, Madrid encabeza a las Comunidades del PP que acusan al Gobierno de Zapatero de proteger a las autonomías del PSOE. Y anteayer, tras el Consejo de Ministros, la vicepresidenta primera del Gobierno, Teresa Fernández de la Vega, citó expresamente el caso de Madrid como ejemplo de una Comunidad que no debería quejarse porque, pese a ser la más potente desde el punto de vista económico y de medios disponibles, no se caracteriza por ofrecer plazas oficiales de acogida de inmigrantes y contribuir a desatascar así los centros de acogida en Canarias, reconvertidos ya en auténticos campamentos. Las ONG de Madrid, 3000 plazas En concreto, De la Vega se remitió a datos oficiales en manos de la Vicepresidencia del Gobierno según los cuales entre el 1 de enero y el 1 de agosto de 2006 la Comunidad de Madrid no ofertó ninguna plaza para acoger subsaharianos. Es decir, no comunicó al Go- El Gobierno y la Comunidad madrileña han iniciado una guerra de cifras por la acogida de inmigrantes Sólo Madrid ha acogido a 6.500 de los 11.000 subsaharianos llegados a la Península y pide un reparto más justo bierno central que dispusiera de plazas nuevas o vacantes para recibir a inmigrantes desde Canarias. Y entre el 1 y el 21 de agosto, ofreció sólo 100 plazas. Como contraste, De la Vega hizo público el dato de que varias ONG sí han ofrecido al Gobierno hasta 3.000 plazas en lo que va de año. Molesta con los datos difundidos por el Gobierno, la Comunidad de Madrid no sólo asevera que no son ciertos, sino que niega cualquier acusación, directa o velada, que le señale como una autonomía insolidaria en la acogida de subsaharianos. Por eso, ayer hizo públicos los datos de que dispone para replicar al del Gobierno. Carlos Clemente, viceconsejero de Inmigración de la Comunidad madrileña, sostiene en primer lugar que el Gobierno central y el autonómico discrepan respecto al número de plazas ofrecido y disponible para el acogimiento de inmigrantes en esta región. De hecho, Clemente negó que en lo que va de 2006 Madrid haya ofrecido sólo 100 plazas, como dice De la Vega. La Comunidad- -asegura- -tiene 300 plazas firmadas con el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales y luego existen otras 332 plazas que corresponden al propio Gobierno autonómico. Aparte, hay más plazas ya proyectadas que se firmarán con los Ayuntamientos de la región una vez que se reciba el dinero del Ministerio... si es que algún día llega se queja Clemente. Para el viceconsejero de Madrid, está claro que, financiadas por el Ministerio de Trabajo, esta Comunidad no tiene ni una plaza porque en 2006 no hemos recibido ni un solo euro del Gobierno para el fondo de acogida de inmigrantes Madrid es una región solidaria En segundo lugar, la Comunidad que preside Esperanza Aguirre revela que del total de 11.000 sin papeles repartidos por toda la península en 2006, unos 6.500 fueron trasladados a Madrid. Estamos abiertos y somos solidarios, pero tenemos que denunciar que el 60 por ciento de los inmigrantes que están llegando a la Península lo hacen a Madrid. Por eso, pedimos un reparto más justo y equitativo reclama Clemente. Y en tercer lugar, Madrid cuestiona las ayudas económicas que recibe del Gobierno. Según denuncia Clemente, no se ha financiado ni una sola plaza para inmigrantes en esta autonomía pese a haber comprometido presupuestariamente una partida de 40,2 millones de euros que no ha llegado Por contra, la Comunidad que preside Esperanza Aguirre dice dedicar 1.400 millones de euros a labores de acogimiento e integración de inmigrantes irregulares.