Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 26 8 2006 Nacional 17 LOS INCENDIOS EN GALICIA El Gobierno complementa las subvenciones del Ejecutivo gallego b Las medidas aprobadas se agrupan en 6 grandes áreas, tales como las ayudas por daños personales y en vivienda o los beneficios fiscales ALBERTO LARDIÉS MADRID. El Consejo de Ministros aprobó ayer un Real Decreto Ley de medidas urgentes para hacer frente a los daños causados por los incendios forestales que se produjeron en Galicia entre los días 4 y 14 de agosto. La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, explicó en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que el Real Decreto de ayudas, como en otros casos recientes, implica la declaración de zona catastrófica, aunque esta figura ya no existe formalmente. Además, la vicepresidenta indicó que este decreto servirá para acometer las tareas de limpieza, la recuperación de los terrenos, las obras de acondicionamiento, así como para ayudar a compensar a los afectados por las pérdidas económicas causadas por el fuego Las medidas aprobadas competen a 10 departamentos ministeriales y se agrupan en 6 grandes áreas: ayudas por daños personales y para la reconstrucción de viviendas- -18.000 euros como ayuda excepcional por fallecimiento o incapacidad absoluta permanente- ayudas para compensar pérdidas en producciones agrícolas y ganaderas, beneficios fiscales, medidas laborales y de Seguridad Social- -por ejemplo, las empresas y los trabajadores por cuenta propia que se queden sin trabajo a causa de los incendios obtendrán una moratoria de un año en el pago de las cuotas de la Seguridad Social- línea de crédito preferencial a través del ICO en condiciones ventajosas y ayudas a las Administraciones Locales por las pérdidas. Grupos de voluntarios, organizados en cuadrillas, realizan labores de siembra de gramíneas en Galicia EFE La oposición considera ridículos los 13 millones de la Xunta para paliar los daños Los afectados piden la rapidez y las ayudas del Prestige o Guadalajara de la Xunta, que no comparecerá en la Cámara autonómica hasta el 5 de septiembre, asegura que todas las pérdidas serán reparadas ANA MARTÍNEZ SANTIAGO. Incompleto, exiguo y falto de criterio. Los populares acuñaron estos términos contra el decreto de 13 millones de euros aprobado por la Xunta para solventar los daños más graves causados por una ola incendiaria que, en once días, sumó 1.970 fuegos, 4 muertes, 514 heridos y 35 desalojos. El secretario general del partido, Alfonso Rueda, criticó al presidente autonómico, Emilio Pérez Touriño, por anunciar de una forma triunfalista una batería de ayudas absolutamente insuficiente Pero el PP no sólo se mostró indignado con la cuantía, sino también con la demora, dado que las primeras medidas de compensación se proclamaron casi tres semanas después del inicio de la tragedia forestal. En el caso del Prestige el petrolero que en 2002 provocó en el mar un pavoroso desastre medioambiental con la expansión de una marea negra de fuel, el entonces titular del Gobierno autonómico, Manuel Fraga, ordenó a su responsable de Economía el 15 de noviembre, con la llegada de los primeros vertidos- -los derrames comenzaron el 13- -que preparase una línea de subvenciones, publicada posteriormente en el DOG del b El presidente 19 (cuando el barco se partió en dos y se fue a pique) La resolución del Consejo de Ministros se divulgó en el BOE del 23 de ese mismo mes, cuatro días después del naufragio del monocasco. Pura propaganda, desconocidos mecanismos de cuantificación de las pérdidas directas, ausencia de contactos con los alcaldes e indemnizaciones que no satisfacen ni a sindicatos, ni a empresarios ni a damnificados son las principales críticas de la oposición en esta nueva catástrofe ecológica, que cambió el océano por el monte. Xosé Los sindicatos agrícolas, sin voz en la crisis Los sindicatos agrícolas gallegos recordaron a la Xunta la importancia de su presencia en el diseño de las ayudas compensatorias, dado que poseen un conocimiento directo de los daños provocados por la ola de incendios en el sector primario. Ausentes en el diseño del primer decreto de medidas, pidieron que, al menos, se les consulte a la hora de decidir el reparto. Uniones Agrarias, el Sindicato Labrego y Jóvenes Agricultores solicitaron de forma unánime que se solucione la retirada de la madera quemada y una política de prevención efectiva. Manuel Barreiro, vicepresidente del PP, reprochó al Ejecutivo autonómico su falta de transparencia. Retiraron de Internet un parametrizado que revelaba que hubo en muchas ocasiones épocas de fuego semejantes, incluso superiores comentó. En concreto, recordó que en 2004, último año de los populares al frente de la Xunta, Galicia sufrió entre el 1 y el 17 de agosto 8.964 incendios que arrasaron 30.075 hectáreas, mientras que este año, según los cálculos de la oposición, 6.085 fuegos (3.000 menos que entonces) calcinaron 87.570 hectáreas (casi el triple) Por ello, pidió que se depuren responsabilidades y lamentó que los gobernantes sigan amparándose bajo el paraguas de la excepcionalidad algo que, aseguró, sólo se dio en los resultados y no en las circunstancias, que obviamente eran adversas pero no diferentes a otras anteriores Los alcaldes populares de Campo Lameiro y Curtis, Julio Sayás y Javier Caínzos, que participaron en la primera reunión mantenida entre la Xunta y la Federación Gallega de Municipios y Provincias, reclamaron a PSOE y BNG que los damnificados cobren con la misma inmediatez con la que lo hicieron hace ahora un año los afectados de Guadalajara. El presidente de la organización municipalista, José Crespo, exigió más coordinación para que lo sucedido no se vuelva a repetir. Emilio Pérez Touriño, que comparecerá el 5 de septiembre en el Parlamento, garantizó cobertura económica para todos los daños. Concreción de los municipios Por otro lado, una Orden del ministro del Interior concretará los términos municipales gallegos a los que se aplicarán las medidas contenidas en el Real Decreto Ley. Además, la norma aprobada da potestad al Gobierno para declarar, mediante Real Decreto, la aplicación de las medidas a otros incendios que hayan tenido lugar o puedan darse en cualquier parte de España en el período que va desde el 1 de abril hasta el 1 de noviembre de este año. Por último, se crea una Comisión Interministerial, coordinada por la Dirección General de Protección Civil, que se ocupará del seguimiento de la aplicación de las medidas establecidas mediante el Real Decreto Ley.