Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 25 8 2006 Deportes 85 MUNDIAL 2006 OCTAVOS La maldición de ser primeros de grupo: Serbia en octavos Huesos como Italia o Lituania esperan en cuartos si los de Pepu tumban al campeón del mundo DOMINGO PÉREZ, ENVIADO ESPECIAL HIROSHIMA. No se puede decir que a España le acompañe la suerte en los últimos campeonatos. Los partidos de ayer y la impecable actuación de la selección (primera de grupo, invicta) depararon el peor cruce posible: el coco Serbia. En los Juegos de Atenas se cubrió una primera fase impecable y, sin embargo, el cruce de cuartos enfrentó al equipo nacional con Estados Unidos. Podía haber tocado cualquier otro, pero llegó el más físico, posiblemente el único que en ese momento podía derrotar a España. Aquel fue una de los momentos más amargos de la historia del baloncesto español. Se esfumó una oportunidad de lujo de repetir medalla en una Olimpiada, de emular a los Llorente, Epi, Romay y compañía, que se colgaron la plata en Los Ángeles 84. Un recuerdo triste que se reaviva en este campeonato. España ha realizado su deberes de forma extraordinaria. Ha sacado sobresaliente. Ha ganado su fase previa sin mácula alguna. Ha cumplido, puesto que no ha dejado de ser nunca desde el Mundial de Indianápolis 2002. El caso es que desde ese planteamiento se merecía un cruce tranquilo, sin grandes problemas. La lógica apun- taba a un equipo que saliera del trío formado por Venezuela- Nigeria- Líbano. Sin embargo, los resultados, los tropiezos, las casualidades, todo se ha conjugado para que el camino hacia la final no sea precisamente de rosas. Para empezar, en el cruce teóricamente más fácil, el de octavos, se topará el cuadro español nada menos que con el actual campeón del mundo, Serbia. Luego, en cuartos, llegará el vencedor entre el subcampeón olímpico (Italia) y Lituania, y en semifinales debería aguardar la campeona en Atenas y subcampeona mundial, Argentina ¡Vaya caminito! Rakocevic, el mejor serbio, un mal enemigo capaz de ganar un partido él solo una España señalada por muchos como candidata a luchar por el oro. Sin embargo, desde el equipo español prefieren darle la vuelta a los argumentos. El rival es una cuestión que no me inquieta porque nos toca el que nos toca y no podemos hacer nada al respecto. En cualquier caso, no creo que a los serbios, que han sido cuartos de su grupo, les haga muy felices cruzarse con nosotros. Además, tal vez sea mejor enfrentarse a alguien que conoces bien que a otro del que no sabes casi nada señaló Pepu. No le falta razón al seleccionador El balance desde 2002 es de ocho triunfos consecutivos de España sobre Serbia. La última derrota se remonta al Europeo de Turquía (65- 78) en semifinales. AP Un rival incómodo en horas bajas En cualquier caso, lo que inquieta es ese primer enfrentamiento contra Serbia. El peor que podía presentarse. Un equipo duro, marrullero, incómodo en los choques decisivos y que busca su inspiración para salir de la crisis, precisamente en Indianápolis 2002. Allí estaba desahuciada. Había sido segunda tras España en la primera ronda y en cuartos se cruzaba con la anfitriona y gran favorita, los NBA. Los serbios ganaron ese cruce y fueron campeones. Inquieta el paralelismo que se va vivir en Japón en relación a hace cuatro años. Con una Serbia en horas bajas y Desde entonces se les ha vencido en Indianápolis 2002 por 71- 69, en Suecia 2003 (Europeo) por 75- 67, en Atenas 2004 por 76- 68 y en Belgrado 2005 (Europeo) por 89- 70. Además, se han cosechado otros cuatro triunfos en amistosos, los dos últimos muy recientes, en Alicante (83- 62) y Singapur (80- 65) Argumentos como para sentirse tranquilos, pero no hay que confiarse con esta Serbia renovada, irregular, pero muy peligrosa. Sus hombres fuertes son el base Rakocevic (99 puntos en la fase inicial) y el pívot Milicic (79 puntos y 41 rebotes) un 2,12 con mucha movilidad. Controlarles será determinante. El cinco titular, bastante definido, se completa con el alero Popovic, el escolta Advalovic y el cuatro Nikolic.