Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
25 8 06 VIERNES DE ESTRENO M. N. Shyamalan Un cambio imprescindible Llega hoy a las pantallas españolas La joven del agua nueva película de M. Night Shyamalan. El director de El sexto sentido asegura que es un proyecto que tenía que hacer a cualquier precio TEXTO: TONI GARCÍA FOTO: INÉS BAUCELLS N La piscina Paul Giamatti y Bryce Dallas Howard son los protagonistas de esta película, que mezcla la vida real con el mundo imaginario del que procede la misteriosa mujer de la piscina o fue hasta su tercera película, El sexto sentido cuando todas las miradas se dirigieron hacía este director indio de 36 años, criado en Estados Unidos y considerado uno de los renovadores del séptimo arte con su particular manera de contar historias. Su habilidad para los finales sorpresa le guió a través del éxito en El protegido y su paranoica visión de una invasión alienígena le generaron el favor de crítica y público estadounidense con Señales los mismos que le dieron la espalda en El bosque y han reaccionado con dureza ante La joven del agua película que ahora se estrena entre nosotros y que marca la llegada de un nuevo Shyamalan. Una historia sobre una sirena perdida en una piscina de Philadelphia y su extraño encuentro con un casero. La joven del agua parece no tener mucho que ver con el resto de su filmografía. -Estoy de acuerdo, para mí esta película es un nuevo comienzo y creo que marcará un antes y un después en mi carrera. Es como un sueño haber podido hacerla y a partir de aquí veremos hacía donde me dirige... Es un proyecto que tenía que hacer a cualquier precio. No sé, La joven... es algo diferente: es otra luz, otro color... Es un aire nuevo, un cambio imprescindible. ¿Por qué? -Bueno, especialmente porque no quiero pasarme la vida siendo el director que hizo El sexto sentido quiero seguir avanzando, quiero hacer cosas nuevas, buscar nuevos retos. -Es curioso que la raíz del proyecto fuera un cuento para sus hijos... -Si, en realidad nunca pensé en ello cuando les estaba contando la historia, pero en algún momento a lo largo del proceso empecé a pensar que valía la pena intentarlo. Es algo que siempre me ha gustado: coger una historia y ver hasta dónde puedo hacerla llegar, ver si aguanta ciertos preceptos, hacerla pasar por diferentes filtros y, si eso funciona, entonces escribir el guión. -Pero parece que los ejecutivos de Disney no quedaron muy contentos con ese guión. -No era el guión lo que molestaba a Disney sino más bien el pro- yecto. Todo les parecía descabellado. No tengo nada malo que decir de Disney, al contrario, siempre me habían ayudado mucho, pero al mismo tiempo sentía que necesitaba un cambio de aires, así que no dudé mucho en empezar a colaborar con Warner, y me siento muy feliz del cambio. -He leído en alguna parte que trabajar con Paul Giamatti siempre había sido un sueño para usted. Sonríe Sí, Paul es increíble y cuando miraba sus películas pensaba que era uno de los mejores actores que he visto. Lo más alucinante es la credibilidad que otor- Night Shyamalan, durante su visita a Barcelona hace unas semanas