Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 Madrid VIERNES 25 8 2006 ABC SE DICE SE COMENTA VELANDO ARMAS Los concejales de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid van incorporándose a sus puestos paulatinamente. Todos han salido a descansar unas semanas, y vuelven convencidos de que les van a hacer falta todas las fuerzas que hayan podido reponer durante este tiempo. Saben que a partir de septiembre, va a iniciarse una larguísima y probablemente muy dura contienda pre- electoral. Por eso, los comentarios entre ellos estos días van en esa línea: la batalla está a punto de comenzar. MADRID AL DÍA IU, CERRADA POR VACACIONES Tras su proclamación como candidatos de IU a la Comunidad y al Ayuntamiento de la capital, Gregorio Gordo y Ángel Pérez parecen haberse tomado unas largas vacaciones. Sencillamente, no aparecen por ningún lado en los debates de este caluroso verano madrileño. Da igual que se hable de Morata de Tajuña, de los chalés de lujo de Leganés en suelo para jóvenes, del Palacio Real de Aranjuez o de la escasez del agua. El PP y el PSOE se reparten el protagonismo del debate, porque IU está cerrada por vacaciones EL AGUA MANUEL MARÍA MESEGUER H LA OPINIÓN DEL LECTOR Pueden dirigir sus cartas a esta sección: Correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Fax: 917 424 104. Correo electrónico: madrid abc. es El retraso del autobús Soy una usuaria de una línea de autobuses cuya primera parada se encuentra en la plaza de Callao. Me gustaría que este medio de transporte respetara la frecuencia de paso que aparece en los paneles informativos que se encuentran en cada parada. Según éstos, mi autobús debería pasar diariamente cada 9- 10 minutos, sin embargo más de un día, y más de diez, debo hacer cola durante más de media hora sin que ningún autobús se digne a pasar. Y para colmo, el conductor no renuncia a sus cinco o diez minutos de descanso, que emplea en fumarse un cigarro o leer un poco el periódico mientras a los viajeros que esperamos en fila india fuera y que llegamos tarde al trabajo se nos queda cara de tontos. A. G. P. Aranjuez Observo con interés lo que está ocurriendo en el entorno del Palacio Real de Aranjuez y no me entra en la cabeza cómo el alcalde no escucha a Patrimonio, a la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y a la Unesco, admite que pueden tener algo de razón y explica a sus vecinos qué pretende con su actitud de enfrentamiento. A. Robles ERNESTO AGUDO ¿Y los taxis? Cada vez que necesito un taxi debo echarle paciencia y salir con bastante antelación de casa en busca de un coche blanco con luz verde. Cuando desisto de mi intento y decido llamar a la teleoperadora, ésta suele decirme que no hay taxi en la zona. Lo más rápido y seguro, el Metro. Y sin atascos. G. H. DIMES Y DIRETES PENSAR EN LA INFANCIA mo la educación y protección de os efectos de las transforsus menores. Y sin embargo, semaciones sociales surgiguimos anclados en un marco das en los últimos tiemde organización social y persopos no se han hecho esperar denal que en nada favorece la ademasiado. Y con ellos, la aparicuada satisfacción de las necesición de profundas variaciones dades de niños y adolescentes, y cambios en las reglas del juesino que, más bien al contrario, go de nuestra organización soviene a representar el despliecial. En muy pocos años, hePEDRO gue de no pocos obstáculos a los mos presenciado modificacioNÚÑEZ procesos de crecimiento y manes drásticas en variables taMORGADES duración que se entienden razoles como la estructura faminables: aquéllos en los que el liar, las condiciones de habitatiempo de atención, la dedicación, el bilidad y convivencia en la calle, bacuidado, la presencia física y el acomrrios y núcleos de población, la crepañamiento de los padres son proporciente influencia de los medios de cocionados y equilibrados con las necesimunicación de masas y las tecnologías dades de los pequeños de crecer segude la información en los procesos eduros, sabiendo que la vida es un espectácativos y de socialización o la configuculo maravilloso que merece y ha de ración poblacional, cada vez más divivirse, pero que existen límites, refeversa. rencias, experiencias que conviene viAyer, la educación, la socialización vir desde el respeto a todos y especialy el aprendizaje informal tenían lugar mente a uno mismo. en contextos relativamente precisos, Del total de la población empadronatangibles y acotables. Hoy, ahora, la fada en la Comunidad en 2005, un 17,18 milia y la sociedad observan la generacorresponde a menores de 18 años. ción de obstáculos notables para desaMás de un millón de niños, adolescenrrollar, llevar a efecto y asegurar tanto tes y jóvenes menores de edad cargala custodia responsable y coherente co- L dos de vida e intensidad y necesitados, no lo dudemos, de los adecuados cauces de trato y atención que el mundo actual y su llamativa diversidad y expansividad requiere. Según la tendencia apuntada por las proyecciones de población realizadas hasta el año 2015, el número de menores que vivirán en Madrid en este año alcanzarán la cantidad de 1.300.000, suponiendo un peso relativo estimado del 19,45 Seremos más y, sobre todo, más diversos. Y de no poner los remedios adecuados y practicar las políticas en beneficio de la infancia apropiadas, serán más también las carencias (las conocidas y emergentes) que hagan saltar determinadas alarmas en lo concerniente a la vida de nuestros niños y adolescentes. Es cierto, no puede obviarse, las condiciones que soportan el crecimiento, desarrollo y evolución como seres humanos de nuestros niños y adolescentes no han gozado nunca de tantos recursos y medios como los que en la actualidad configuran el esqueleto organizativo de nuestras sociedades. No obstante, afirmar lo afirmado sin detenerse a valorar los márgenes más sombríos del estado actual de las cosas ni reparar en las consecuencias más indeseables de determinados desarrollos sociales, representaría un ejercicio de simplificación injustificable. Pedro Núñez Morgades Defensor del Menor acía tiempo que no expulsaban agua con tanta fuerza las fuentes de Madrid con las que fue jalonando su gestión el anterior alcalde Álvarez del Manzano. El año pasado, en el comienzo de la persistente sequía, las fuentes fueron selladas de modo que aunque se nutren de un circuito cerrado no se malgastara agua ni por evaporación ni por fugas del sistema. Este año, por el contrario, con el goteo de los jardines, el fragor de las fuentes y el chapoteo de las piscinas privadas, pareciera que el proceso de sequía ya ha pasado cuando sabemos que se hace más dramático conforme pasan los días. Con algunos paisajes ocurre como con la visita diaria al espejo. Por mucho que nos malqueramos, reconocemos sin diferencias el rostro que nos acompaña de por vida a no ser que una fotografía de dos décadas antes se nos cruce por el camino y nos muestre crudamente la metamorfosis. Igual ocurre con algunos escenarios, como los legendarios desplomes del río Iguazú: basta con ver las dramáticas fotografías de las cataratas tomadas el pasado mes de marzo, en las que se veían hilillos de agua y torrenteras donde antes se desplomaban inmensidades de río. Si un muchacho inquiría de su maestro lo que era la eternidad, a éste le bastaba señalarle las cascadas para decirle eso, desde siempre Millones de viajeros hemos asistido extasiados al espectáculo de la Pachamama, la Madre Tierra, tal como se ofrece en los despeñaderos del río Iguazú sobre el caudaloso Paraná, aunque a pesar de su grandiosidad resultara pobre en comparación con el que presenció el marqués de Wavris en 1924 y pudo capturar con sus cámara fotográfica. El vapor de agua que ascendía de las simas, confundido con la espuma del caudal, le dificultaba la nitidez de la escena en blanco y negro que luego trasladó a su libro de viajes. O sin irnos tan lejos, basta cotejar las fotos del embalse del Atazar, aquí al lado, de cuya exuberancia no queda ni el recuerdo. Científicos de todo el mundo muestran estos días en la Semana Mundial del Agua de Estocolmo su preocupación por la sequía universal. Algún consuelo podría aportarles saber que en Madrid no existe ese problema; e invitarles a nuestros pueblos para que se arrullen con el chiflido de los aspersores a las tres de la tarde, el riego a manguera abierta tras los setos de las parcelas o la orgía de espuma de las fuentes. Simplemente para insuflarles optimismo.