Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 VIERNES 25 8 2006 ABC Madrid Soterramiento de la M- 30 en la zona del río Campo del Moro Puente del Rey Longitud del parque lineal: 6 kilómetros Superficie de nuevas zonas verdes: 50 hectáreas Zona de actuación Puente del Rey- Nudo Sur Zonas a remodelar Puente de Segovia Glorieta Puerta de Toledo eo Imp eria l Santa María de la Cabeza ortu gal e e De de P Arganzuela Pas c c liiici Avd a. Glorieta de Embajadores Puente de Praga Acac Glorieta de Pirámides de la Bule var Latina Glorieta de Pirámides Estadio Vicente Calderón Plaza de Palacio Centro Cultural Legazpi de Cristal del Antiguo Matadero a a as Emb ias o o Tollle o o do ajad ores nto ne s Nudo Sur Po Cementerio de San Isidro El soterramiento de la M- 30 ha afectado a nueve puentes y ha obligado a demoler dos El paso elevado de Legazpi y otro sin nombre y sin gracia han sido las principales víctimas de las obras b El túnel bajo el de Toledo creó conflictos entre administraciones aunque no se ha tocado su estructura, al igual que en los de Segovia, San Isidro, Pontones y Praga MERCEDES CONTRERAS MADRID. Junto al río Manzanares algunos puentes han sucumbido a la piqueta. Otros, los protegidos y con nombre, terminarán algo más remodelados, después de levantar ríos de tinta y de consumir muchas horas de reuniones entre el Ayuntamiento y Patrimonio. En total, nueve estructuras se han visto afectadas, en mayor o menor medida, por el soterramiento de la M- 30 a lo largo de 6 kilómetros. El situado más al norte, el puente del Rey es, precisamente, uno de los menos afectados. Sólo está rodeado de aparejos de obra, pero ninguno intenta atacar a su estructura. Permanecerá en servicio tras la trasformación de la M- 30, pero estará destinado al paso de los peatones. Será, si el diseño para la superficie mantiene la idea, el nexo de unión entre el Campo del Moro y el Palacio Real con la Casa de Campo. Formará parte, por tanto, de esa alfombra verde de la que siempre habla el alcalde, Alberto Ruiz- Gallardón. R ííí Puente de San Isidro a a an oM z z za n n na re s s s Río Ma nza nar es Puente de Toledo Carabanchel Glorieta Marqués de Vadillo CG. SIMÓN ABC soterradas. Se ha pasado, según afirmó Manuel Arnaiz, director general de Infraestructuras, bajo uno de sus pilares, naturalmente con permiso de la Dirección General de Patrimonio. Pese a ello, no se le ha tocado para nada. En el futuro, mantendrá el paso del tráfico ya que recoge toda la circulación procedente del paseo de Extremadura. la glorieta de Pirámides y Marqués de Vadillo. Su puente paralelo, sin nombre pero situado aguas abajo del de Toledo, se ha demolido ya. Era, según Arnaiz, un puente sin gracia y sin calidad. Su itinerario será sustituido por un subterráneo. Entremedias de los dos, como hemos visto, queda el puente de Toledo. Ha sido la estructura que mayores problemas le ha creado al Ayuntamiento y la que ha provocado algún que otro enfrentamiento con la Dirección General de Patrimonio, dependiente de la Comunidad. Del coche al peatón El tercer puente que nos encontramos no tiene un nombre definido. Se trata de la estructura inclinada que desviaba el tráfico de la M- 30 desde la calzada interior a la exterior, junto al Centro de Estudios Hidrográficos. Éste quedará sin uso y puede o no desaparecer. Todo dependerá de la imagen final del espacio recuperado, ya que, aunque se ha tocado estructuralmente puede ser utilizado para el uso peatonal. El equipo ganador del concurso de ideas para recuperar la superficie tendrá la palabra. El puente de San Isidro, que canaliza el tráfico desde el Cementerio del mismo nombre y el Vicente Calderón, no tendrá novedades. Ahora sigue rodeado de obras, pero no se ha tocado su estructura y se mantendrá tal y como está. Lo mismo sucederá en el puente de Pontones, situado aguas arriba del de Toledo. Su única afección ha sido la derivada para el tráfico, pero estructuralmente no se ha tocado. Pese a tratarse de un elevado moderno, se mantendrá como está, ya que recoge todo el tráfico de conexión entre Traslado de los restos de dos puentes antiguos Los restos de algunas pilas y arcos de medio punto de los antiguos puentes de Segovia y Toledo, encontrados con motivo de las obras de la M- 30, están siendo trasladados, tras una operación de desmontaje, a una nueva ubicación, según afirmó Manuel Arnaiz. Con anterioridad- -dijo- todo ha sido identificado y datado La decisión del traslado correspondió a la Dirección General de Patrimonio con quien los responsables municipales han mantenido contacto permanente dado el gran número de restos arqueológicos que han aparecido durante el soterramiento de calzadas. No ha sido viable mostrar los restos en el lugar donde han aparecido ya que estaban a seis metros por debajo del nivel del terreno. Cambio de proyecto Desde el primer momento el paso bajo el puente de Toledo, monumento histórico artístico, estuvo un poco en el aire, lo que llevó al Ayuntamiento a decir que no se soterraría ese tramo. Simplemente estaban a la espera de un permiso de Patrimonio que llegó en septiembre de 2004. Incluía la posibilidad de construir dos calzadas de dos carriles por sentido, más otra soterrada en dos niveles, entre los fustes de las pilas del puente, sin afectarlo. Tras pocos meses de trabajo, y tras reactivarse la operación Campamento con el consiguiente aumento de vehículos, el Ayuntamiento decidió hacer tres carriles en lugar de dos. De esta forma, al necesitar más espacio se tocaban los pilares del puente y Patrimonio paró la obra y rechazó el proyecto. Al final, el Ayuntamiento hizo un nuevo proyecto que enterraba aún más abajo las calzadas para no tocar ni el puente, ni los pilares. También se ha protegido con un peto para evitar mayores desperfectos durante el desarrollo de los trabajos. Bajo los pilares El puente de Segovia, el siguiente si hacemos un recorrido hacia el sur, se ha visto afectado, en la zona más interior de la ciudad, por una de las calzadas Un puente nuevo El puente de Praga, por su parte, no se ha tocado en ningún momento de las