Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 VIERNES 25 8 2006 ABC Internacional Familiares de dos milicianos de Hizbolá muertos en combate lloran durante los funerales en la localidad libanesa de Kafra EPA Teherán paga una media de 25.000 dólares a las familias de los muertos de Hizbolá en la guerra La fundación iraní Al Shahid, responsable de repartir los fondos, cuenta ya con la lista de los mártires b Hizbolá podría haber recibido cerca de cinco mil millones de dólares dos días después del alto el fuego, y un segundo envío parece que está listo MIKEL AYESTARÁN. SERVICIO ESPECIAL MANSOURI (LÍBANO) Responsables de Naciones Unidas en Tiro han recibido los primeros informes sobre pagos efectuados a familias de milicianos chiíes muertos en la guerra. Fuentes de este organismo destacan la capacidad que está teniendo el Partido de Dios (Hizbolá) de liderar la reconstrucción al sur del río Litani y en los barrios del sur de Beirut, pero aclaran que Hizbolá pudo recibir una cantidad cercana a los cinco mil millones de dólares dos días después del alto el fuego y un segundo envío parece que está listo Este dinero habría llegado al Líbano desde las oficinas de Hizbolá en Teherán y empezó a utilizarse de forma inmediata. Entonces se lanzaron las promesas de alquileres y reconstrucción de pisos y se comenzó a entregar una cantidad cercana a 25.000 dólares a cada familia de los milicianos caído en combate. Es una práctica habitual. Todos sabemos que existen estas transacciones, pero nadie habla claramente de cifras. Nuestros números vienen de fuentes cercanas al partido, muy cercanas. Pero además de Hizbolá, hay que recordar que el Gobierno libanés también paga a las familias de los fallecidos en la guerra y a los heridos, sean de Hizbolá o no, cantidades que pueden llegar a los quince mil dólares informa Mahmoud Hassen, miembro del equipo diplomático del organismo internacional en Tiro. mujer o hijos, son los padres quienes reciben una compensación económica por la pérdida del hijo. Hizbolá no da cifras oficiales de bajas. Nadie dice cuántos milicianos han muerto en la última guerra, pero en cada pueblo del sur del país se suceden los funerales y hay cientos de familias de luto. Un luto que dura siete días desde que se entierra al mártir. El Ejército libanés, por su parte, calcula que Hizbolá perdió quinientos hombres en los 34 días de lucha. Ibrahim Haida es el nuevo mártir de Mansouri, un pequeño pueblo a diez kilómetros al sur de Tiro. No hay grandes fotos por la calle, ni pancartas con su nombre ya que su madre se ha negado, pero todos los coches se dirigen a la casa de su familia en lo alto de la colina. Según se avanza hacia el lugar empiezan a aparecer las banderas amarillas de Hizbolá. En la entrada, un cartel reza defendimos nuestro país y vencimos La épica y los beneficios Centenares de funerales La asociación libanesa Al Shahid es un apéndice de la Fundación de los Mártires que funciona en Irán desde la guerra con Irak y ha sido la responsable de elaborar la lista de bajas y enviarla a Teherán. La forma de operar es la misma. La viuda y los hijos del mártir pasan a depender de la asociación. Reciben una paga mensual y los gastos de educación y salud están cubiertos de por vida. En caso de no tener La forma de operar es la habitual en Irán: la viuda y los hijos del caído pasan a depender de la asociación El Ejército libanés calcula que Hizbolá perdió 500 hombres en los 34 días de lucha contra Israel Su padre y sus dos hermanos permanecen sentados en la puerta y uno tras otro los vecinos acuden a compartir cada jornada de luto con ellos. Ibrahim ha sido el único miembro de Hizbolá que ha perdido la vida en el pueblo y ahora es el personaje más importante. Cada visita masculina estrecha la mano de los varones. Se besan cuatro veces en las mejillas. Las mujeres pasan al interior de la casa y se sientan con la madre y hermanas, que se encargan de que no falte el té. Todos los vecinos quieren saber cómo murió. Dependiendo de la confianza, la historia varía. Si la relación no