Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 Nacional VIERNES 25 8 2006 ABC Y LA OPOSICIÓN, ¿QUÉ? a a ser legalizada Batasuna? ¿En qué condiciones? ¿Con el mismo nombre? ¿Hasta dónde piensa llegar el Gobierno en sus medidas penitenciarias? ¿Hasta qué grado presionará ETA para conseguir que el Gobierno acepte algunos de los tramos de su hoja de ruta? A pesar de todos los interrogantes que los españoles podemos plantearnos en relación con este fantasmal proceso de paz sabemos algunas cosas y podemos juzgar alguCESAR nos de los pasos ALONSO DE que están dando el LOS RÍOS Gobierno y ETA. Sin embargo, ¿podríamos decir lo mismo respecto a los planes que tiene la Oposición? Y digo Oposición y no PP, aunque las dos cosas sean la misma, porque hay misiones, obligaciones y responsabilidades que puede tener un partido, no ya en función del programa con el que se presentó a las elecciones legislativas, sino en función de las que ha podido contraer a partir de los resultados de éstas. Pues bien, el PP se ha encontrado, después de las elecciones del 14 de marzo, ante la responsabilidad de tener que defender no sólo su programa partidario sino el sistema mismo, la Unidad de la Nación (ya rota) el régimen autonómico... En esta situación la sociedad española- -y de modo especial, los votantes del PP- -tiene derecho a saber cuáles son las respuestas inmediatas de la Oposición, esto es, del PP a las acciones del Gobierno en relación con el proceso de paz con las negociaciones con ETA, con la legalización de Batasuna... Por supuesto, todos sabemos hasta qué punto la dirección del PP está en desacuerdo radical, absoluto, con los planes del Gobierno, pero también es cierto que no acertamos a vislumbrar un plan de Oposición que sea algo más que el de ir haciendo la crítica de los hechos consumados, a veces irreversibles. La ausencia de un plan y de unas acciones congruentes con el desafío que supone el proceso de paz está haciendo que crezca la incertidumbre, cuando no el espanto, en los que está instalada una gran parte de la sociedad española. Se tiene la sensación de que nada se opone realmente a la marcha emprendida por el Gobierno y esto hasta tal punto que son muchos los ciudadanos que confían en que sea la propia ETA la que por excesivo radicalismo y excesiva confianza en sus propias fuerzas desborde y arrumbe el proceso de paz ¿V La estatua ecuestre de Franco en el camión que la condujo a su nuevo destino, fuera de la vista del público EFE Defensa retira la estatua de Franco de la Academia General Militar de Zaragoza Alonso ordena guardarla en los almacenes del Museo Provincial b El PP acusa a los socialistas de dedicarse a los gestos en vez de a los problemas presentes, y el PSOE responde tildando a los populares de extremistas ROBERTO PÉREZ ZARAGOZA. Casi sesenta años ha estado en la entrada principal de la Academia General Militar de Zaragoza la estatua ecuestre de Francisco Franco. En 1948, el Ayuntamiento de la capital aragonesa pagó 300.000 pesetas de las de entonces para adquirirla y desde entonces había presidido el acceso al recinto castrense hasta que ayer la empresa Tragsa, por encargo del Ministerio de Defensa, se encargó de retirar la estatua del que fuera el primer director del centro. Desde hace varios años se discutía la retirada de esta escultura y el ministro de Defensa, José Antonio Alonso, apuntó poco después de acceder al cargo que lo mejor sería trasladarla. El 9 de febrero de 2005, la Comisión de Defensa del Congreso ya aprobó, con la abstención del PP, una proposición no de ley que instaba al Gobierno a retirar esta estatua. Rodeada de un ambiente de absoluta tranquilidad ciudadana, sólo alterado por el seguimiento realizado por los medios de comunicación, los operarios de Tragsa se encargaron ayer por la mañana de trasladar la escultura ecuestre a instalaciones del Museo Provincial de Zaragoza. No a El primer director de la AGM Franco fue el primer director de la Academia General Militar (AGM) de Zaragoza. El Gobierno del general Primo de Rivera le encomendó la puesta en marcha de este centro castrense en 1927, a cuyo frente estuvo hasta la llegada de la Segunda República. La estatua ecuestre de Franco la donó el Ayuntamiento de Zaragoza en 1948 y, hasta ayer, presidió el acceso principal a la AGM. Ahora, el hueco lo sustituye la bandera española. Y así será hasta que llegue el nuevo monumento que quedará instalado en este punto. Un monumento que, según informó ayer el Ministerio de Defensa, será encargado tras la próxima convocatoria de un concurso de ideas. Según las mismas fuentes, reflejará el papel de las Fuerzas Armadas en el marco de la Constitución. aragonés explicaron a ABC que la estatua queda, desde ayer, en las instalaciones de la antigua Universidad Laboral. En la capital aragonesa, la retirada de la escultura fue acogida con normalidad por los ciudadanos. Algunas radios locales pulsaron la opinión de vecinos en las calles zaragozanas y el común denominador era el de la indiferencia por la decisión. Cruce de críticas entre PP y PSOE En el ámbito político sí dio que hablar y evidenció discrepancias entre PSOE y PP. El secretario ejecutivo de Economía y Empleo del PP, Miguel Arias Cañete, afirmó que la retirada de la escultura es un gesto del PSOE para contentar a sus electores más radicales y criticó al Gobierno socialista por acabar con símbolos que son parte de la historia Y, desde el PSOE, se devolvían las críticas. El portavoz socialista en la Comisión de Defensa del Congreso, Jesús Cuadrado, acusó al PP de demostrar una deriva hacia posiciones radicales y extremistas de comprensión de la dictadura Desde CIU, Josep Maldonado, portavoz en la Comisión de Defensa del Congreso, aseguró que éste es un símbolo que debe desaparecer de todos los sitios mientras que el coordinador general de Izquierda Unida, gaspar Llamazares se mostró satisfecho de que se retire un símbolo antidemocrático Ahora sólo quedan cuatro estatuas ecuestres: en Santander, Valencia, Toledo y El Ferrol. la sede propiamente dicha del museo, sino a un almacén en el que se custodian y conservas piezas que forman parte de sus fondos y que no se exhiben en sus salas. Fuentes del Departamento de Cultura del Gobierno