Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 24 8 2006 Deportes 69 MUNDIAL 2006 ESTADOS UNIDOS EL FAVORITO Y LA REVELACIÓN JOSÉ LUIS LLORENTE Carmelo Anthony se doctora como el gran capitán americano Hizo 35 puntos, la mayor anotación de un estadounidense en la seleccion ESTADOS UNIDOS ITALIA 94 85 ses vieron de cerca el fantasma de la derrota ante Italia (36- 45 en el descanso) Anthony se echó el equipo a la espalda y demostró que tiene madera de líder. Lo que hizo en los siguientes cuartos fue espectacular, acertando en todas las facetas del juego que intentaba: rebotes, defensa, contraataques y, sobre todo, con una facilidad pasmosa para anotar triples (5 de 7) Tanto es así que acabó con 29 puntos en esa mitad para un total de 35, la mayor anotación de un yankee en su selección. H Estados Unidos (25+ 11+ 35+ 23) Paul (6) James (8) Wade (26) Anthony (35) Brand (16) -cinco inicial- Hinrich (4) Johnson, Howard, Jamison y Battier. Italia (19+ 26+ 19+ 21) Belinelli (25) Michelori (6) Mancinelli (12) Soragna (11) Basile (6) -cinco inicial- Di Bella (12) Mordente (5) Marconato (4) Garri (2) Gigli (2) Rocca y Pecile. Italia se desinfla MIGUEL ÁNGEL BARBERO Hasta ahora había venido siendo el patito feo de las figuras. Carmelo Anthony era reconocido por la crítica y el público como una de las estrellas del siglo XXI, pero su palmarés quedaba siempre ensombrecido por otros compañeros con mayor don de la oportunidad. Para empezar, en el draft se topó con un LeBron James que estaba llamado a ser su gran rival en el mundo del baloncesto. Con unas cualidades atléticas incontestables, los dos jóvenes saltaron al mundo profesional sin apenas experiencia (un año universitario de Melo y ninguno de King Pues bien, a pesar de las buenas referencias que llevaba como campeón universitario y mejor colegial del año, se vio superado por James en la elección de 2003. Recaló en Denver y, a pesar de conseguir el premio de mejor rookie del Oeste durante todos los meses de la temporada, finalmente le dieron a Le- Anthony dio un recital AFP Bron el galardón de debutante del año. La historia se repitió en los All Stars y, por unas razones o por otras, Carmelo no ha debutado todavía en un festejo estelar, mientras que el de Cleveland ya ha ganado un MVP. Por otro lado, otro compañero de selección olímpica, Dwayne Wade, ya luce un anillo de campeón y un premio de mejor jugador de las finales. Esta carrera de segundón parece que ha quedado liquidada en Sapporo. En un día en el que los estadouniden- Los transalpinos, que habían estado muy serios atrás y acertados desde la línea exterior, no pudieron ante la presión americana. Eso propició que fueran perdiendo fuelle hasta que dieron el partido por perdido mediado el último periodo. Para ese entonces, Wade había ejercido como un perfecto escudero con 26 tantos, aunque de una forma discreta y generosa para no distraer de la actuación de su compañero. Por parte italiana, les faltó creérselo un poco más en el último cuarto y haber forzado más el juego interior. Al margen de la erupción de juego de Carmelo, Coach K tendrá que analizar seriamente por qué los suyos no juegan como equipo cuando las cosas les ruedan mal. En su primer partido apretado tuvieron que recurrir a la machada de sus estrellas: sólo seis jugadores anotaron, algo muy lejano a la labor colectiva desplegada hasta ahora. Y en la fase final todos los días serán a cara de perro. AY protagonismos o acontecimientos que de tanto repetirse en los campeonatos se convierten en rituales. Dos se dieron ayer cita en el España- Angola: el del equipo revelación y el de que, en cualquier campeonato, tarde o temprano, llega lo que todos entendemos por el día tonto. En esta ocasión, quizá sería más ajustado decir que España, que controló el partido en todo momento, no estuvo tan lúcida como en ocasiones precedentes, por lo que su juego se espesó ante el empuje y el acierto de Angola. Los africanos merecen una mención por su juego ambicioso, sus cualidades atléticas al servicio de una brega constante y, estos días, el acierto de sus tiradores. Angola es un ejemplo de que el contacto con la elite es básico para el progreso de los menos desarrollados, opinión que apuntaba ayer en esta columna. Idea que comparte, modestia al margen, una autoridad mundial en la materia, el entrenador USA Mike Kryzewski, quien se muestra gratamente sorprendido por la calidad del baloncesto internacional. Claro, que a mí me queda la duda de si lo dice por la exquisita educación de la que siempre ha hecho gala o para que el resto del mundo se confíe ante los cruces que se avecinan.