Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 Sociedad JUEVES 24 8 2006 ABC Dos estudios revelan que los kilos de más acortan la vida ABC MADRID. No es necesario ser obeso. Basta tener sobrepeso para aumentar el riesgo de morir de forma prematura, según la conclusión de dos amplios estudios que se publican en New England Journal of Medicine Los científicos habían demostrado que las personas obesas multiplicaban los riesgos para su salud: más probabilidades de sufrir una enfermedad cardiovascular, cáncer, diabetes y otros problemas. Los dos nuevos trabajos añaden que los kilos de más también deben preocuparnos. El primero se basa en la información recabada de 500.000 personas de más de 50 años de edad de Estados Unidos que fueron seguidos durante diez años. Durante ese tiempo, se vió como el riesgo de muerte se elevaba con cada kilo de más por encima del peso normal, en el caso de las mujeres. En los varones, el riesgo no fue tan elevado. Pero las conclusiones más reveladores se vieron cuando el estudio se centró en las 186.000 personas sanas que nunca habían fumado. Tanto en ellos como en ellas, el sobrepeso elevó el riesgo de mortalidad prematura entre un 20 y un 40 en comparación con las personas de peso normal. El segundo estudio procede de la Universidad de Corea. En más de un millón de coreanos de entre 30 y 95 años, seguidos durante doce años, también se comprobó un mayor riesgo de muerte y de sufrir un cáncer en personas con exceso de peso, no obesos. Avi Wigderson se sintió muy cómodo, en chanclas y bermudas, impartiendo su conferencia en el Congreso de Matemáticos EFE Los matemáticos muestran su fuerza en los buscadores de internet La red es un nuevo mundo virtual que esta ciencia ayudará a comprender DANIEL MEDIAVILLA MADRID. Después del bullicio que rodeó la inauguración del Congreso Internacional de Matemáticos de Madrid, llegó la tranquilidad al Palacio Municipal de Congresos. Aún se escuchaba alguna conversación sobre el ausente Grigori Perelman, pero los asuntos matemáticos habían ganado mucho espacio. Ayer, junto a la conferencia plenaria de Terence Tao, pre- miado con el Fields el martes, las matemáticas relacionadas con la computación fueron protagonistas de la otra plenaria de la jornada. Avi Widgerson, investigador en el Instituto de Estudios Avanzados de la Universidad de Princeton en EE. UU. impartió su conferencia sobre matemáticas y la teoría científica que se ocupa de los ordenadores. Cuando finalizó, ABC pudo hablar sobre estos mismos temas con Jon Kleinberg, el profesor de la Universidad de Cornell, en Nueva York, que recibió ayer el premio Nevanlinna por sus aportaciones a la ciencia de la información. El trabajo de Kleinberg ha sido esencial en la creación de los buscadores de internet- -Google, Yahoo- -tal y como los conocemos hoy. Él mejoró las búsquedas logrando que los resultados obtenidos fuesen más relevantes al crear los algoritmos necesarios para que los ordenadores pudiesen comprender y ordenar las redes sociales que existen en internet. Ahora la red se ha convertido en una fuente muy interesante de problemas matemáticos como la que hasta ahora era la realidad- -dijo Kleinberg- pero al contrario que sucede en la realidad, que es estable, nosotros tratamos de comprender matemáticamente un mundo virtual que cambia continuamente porque depende de los comportamientos humanos La red y los buscadores son quizá hoy uno de los espacios donde con más claridad puede observarse el poder de las matemáticas. Los algoritmos que determinan en Google si una compañía de vuelos en internet sale en la primera o en la novena página en una búsqueda donde se escriba billetes avión pueden marcar la diferencia entre el éxito o el fracaso de un negocio señalaba Kleinberg. Google, fenómeno natural La información es poder, y Google- -un enorme campo de estudio y aplicación matemática en sí mismo- -es uno de los mayores distribuidores de información del mundo. Además, los algoritmos que regulan su funcionamiento son secretos; un aspecto que, explica Kleinberg, ha permitido la aparición de compañías que estudian Google como si fuese un fenómeno natural. Ellos miran qué compañías suben y bajan en las diferentes búsquedas y estudian los cambios producidos para asesorar a otras empresas sobre qué palabras o qué tipo de enlaces debe contener una página para aparecer en los primeros puestos de una búsqueda en Google En definitiva, el virtual se ha convertido en un nuevo mundo sobre el que aplicar la capacidad de comprensión de las matemáticas. Conociendo el poder de los buscadores de internet y los volúmenes de negocio asociados, es fácil imaginar las ofertas que alguien como Kleinberg puede recibir de estas compañías. Sin embargo, esta semana hemos conocido algo sobre la peculiar visión de la economía de algunos matemáticos. Tienen interés en los investigadores, pero yo tengo mucho interés en enseñar y en divulgar las matemáticas Compañías como Google necesitan matemáticos para mejorar los resultados de las búsquedas