Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 24 8 06 Irina Gránina, bióloga rusa, no sólo contempla el derrumbe del comunismo, sino el de todo su pasado, y se enfrenta a la rebeldía de su hija, primera víctima del triunfo del capital... Así arranca la nueva novela de Jorge Volpi (miembro del crack heredero del boom No será la Tierra que explora los episodios más dramáticos de la historia (la caída del Muro, el golpe contra Gorbachov... y logros como el Proyecto Genoma Humano. Volpi explora la avaricia y el desencanto, la pasión y el olvido que dominan a nuestra especie 0 16 4 0 L O S V E R A N O S D E Jorge Volpi ESCRITOR El comunismo ha desaparecido por completo como idea ANTONIO ASTORGA- -Cambia usted de escudería literaria. ¿Se siente como Alonso dejando Renault por McLaren? -He publicado hasta ahora en Seix Barral y no me voy a causa de ninguna mala impresión con ellos. El cambio lo culminé cuando mi editor original en Seix, Basilio Baltasar, se incorporó a Alfaguara. A partir de ahí, se volvió muy natural mi paso a esta nueva escudería literaria. -Y debuta con su novela más densa, No será la tierra -El relato se centra en el final del siglo XX y tiene como centro el fin de la Unión Soviética, el fin de la Guerra Fría, el fin del socialismo real... Y lo que ocurre alrededor. ¿No se atreverá Volpi a certificar el fin del zapaterismo real No nos atrevemos ni a preguntárselo; él prosigue... ...Todo ello está visto a través de tres mujeres de tres generaciones distintas, cuyos entornos se van a ir cruzando en toda la novela. Es una novela sobre transformaciones: en la política (a partir de la perestroika) el triunfo del capitalismo sobre el comunismo, y todo el proceso que lleva al genoma humano. -Dicen que se acabaron las verdades absolutas. Que no hubo boom ni boomerang ni crack Que son ustedes hijos de la eclosión, herederos de la generación de Cervantes. ¿Todos tienen al autor del Quijote como referente, como maestro del idioma? -Cervantes lega la capacidad de cuestionar el sentido de la realidad y de la Literatura. Mientras haya preguntas sin respuesta que no hayan sido contestadas, la novela seguirá. ¿Cómo se pasa del boom al crack -Por generaciones nos correspondería ser nietos del boom por eso también hay una relación de afecto personal tan grande entre muchos de los miembros de mi generación, la del crack con los El negocio de la CIENCIA La ciencia es negocio. La genética como el lugar donde se investiga para la producción de medicamentos que dan miles de millones de dólares al año para las compañías farmacéuticas. Ése es el otro fenómeno. La discusión tan ácida y tan terrible cuando se enfrenta el proyecto genoma humano público contra Celera por la posibilidad de que ésta quisiera estar patentando y no dar acceso público al conocimiento del genoma o de los genes que podrían ser útiles Una trilogía del SIGLO XX Tenía muchas ganas de hacer una obra con personajes femeninos, pero también porque el final del siglo XX coincide con la gran revolución del cambio del papel de la mujer en Occidente. No será la tierra la escribí en la última década, junto con En busca de Klingsor y El fin de la locura Siempre pensé en las tres obras como una trilogía del siglo XX. Tienen espíritu común, aunque se lean con independencia ERNESTO AGUDO del boom literario. Con Mario Vargas Llosa, con Gabriel García Márquez, con Carlos Fuentes... -De tan ilustres abuelos se les habrá pegado algo, digo yo... -Mantenemos contacto. Han sido muy generosos con nosotros. -Usted procede de un país lindo en revoluciones. ¿Hay alguna pendiente? -Pues sí, la gran revolución pendiente es la revolución de la mujer, porque, si bien la transformación del papel de la mujer, sobre todo en Occidente y en países del Tercer Mundo, ha sido muy drástica, todavía queda muchísimo El escritor mexicano culmina con No será la Tierra una tríada literaria por hacer. Principalmente en Occidente y en muchas otras sociedades donde la mujer sigue ocupando una posición subordinada. Ésa es otra tarea pendiente. Harto complicada, porque donde más ocurre es básicamente en las sociedades de corte islámico. -El debate sobre el Genoma Humano se hace esencia en su novela. ¿Cuál es su creencia? -Que el genoma es uno de los grandes logros de la creatividad y de la mente humana. Es la primera vez que una forma de vida es capaz de saber cómo funciona la vida. Por lo menos tenemos el instrumento que permitirá el conocimiento futuro. Todavía seguimos en esa primera etapa, puesto que hace apenas cinco años que disponemos realmente del mapa completo para ver cómo funciona la interacción entre los distintos genes, qué enfermedades podrán ser curadas... -En su novela plantea usted la discusión deontológica sobre la manipulación genética y sus consecuencias. ¿Ganará amigos o enemigos? -Bueno, lo que cuenta la novela es una paradoja y que relaciona dos historias centrales: el fin de la Unión Soviética y el triunfo del capital. Y lo que ocurre con el genoma, que al final es una empresa privada la que- -si no termina el genoma- -alienta que se haga mucho más rápido y la que participa al 50 por ciento en el proyecto. Y es muy interesante también la forma en la cual la ciencia se ha privatizado. -Y el comunismo, ¿se ha descatalogado por fin? -El comunismo ha desaparecido por completo como idea. Se ha desvanecido con una rapidez estremecedora en Europa, aunque tenga algunos reductos todavía en el mundo. También es muy interesante esa rapidez en desaparecer. En 1985 (perestroika) se pone en funcionamiento el genoma humano de una manera muy fuerte. Y en cuatro años, en 1989, ya ha cambiado por completo el mundo.