Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 8 06 GENTE Gemma Ruiz Mi asignatura pendiente es casarme por la Iglesia Su boda y su separación de Francisco Álvarez- Cascos fueron una sorpresa, como lo fue su participación en Mira quien baila Ahora se ha vuelto a enamorar y, además, este año hará el doctorado en Derecho POR BEATRIZ CORTÁZAR FOTO: RAFA ALCAIDE H a pasado del traje de chaqueta a la minifalda. Acostumbrada a vivir la vida deprisa, Gemma Ruiz es una caja de sorpresas: noviazgo y boda con Francisco Álvarez- Cascos (y también dos hijos) y su posterior separación. Hubo boda y dos hijos. La segunda traca llegó con una separación que nadie vaticinó y dejó de una pieza a la propia Gemma. Superada la ruptura, esta cordobesa ha encontrado de nuevo el amor con el empresario Rafael Leflet. -Años atrás se habló mucho de su delgadez. -Acababa de salir de una operación muy delicada y coincidió con mi separación. Es verdad que siempre se adelgaza cuando estás mal, pero de ahí a hablar de anorexia... Dije en los medios que yo no era anoréxica, pero que entendía que si una persona sí lo es y se habla así de ella, la situación puede empeorar. ¿Cómo se ve ante el espejo? -Feliz. A los 32 años los cumplió el 1 de agosto me he dado cuenta de que he madurado. -Y cuándo mira atrás, ¿qué ve? -He vivido muy rápidamente a una edad muy joven. Pero estoy contenta, no me arrepiento. ¿Estar todo el día en los titulares puede quemar -Si sabes separar tu vida pública de la personal, no creo. Cuando estuve casada, fui siempre la señora de Nunca quise llamar la atención ni nada por el estilo. ¿Le gustaba hacer esos posados en la pesca del salmón? -No eran posados. Siempre íbamos el día de apertura de la pesca. -Pero estará conmigo en que eran unas imágenes de postal. -Cualquier rincón de Asturias es una postal. -Pero su vestimenta era perfecta, no faltaba detalle. ¿No había un interés político? -No, era una foto casual. ¿Las guarda? -No. Yo no guardo ninguna foto de mi vida anterior. ¿Cómo superó su ruptura? -Más fácilmente de lo que se creían. Por fuera parecía que vivía en una agonía, pero una mañana me levanté de la cama y me dije: ¿pero qué es esto? Y así lo superé. Pero no hubo una Gemma Ruiz nueva, era yo. ¿Será otra vez la señora de -Ser señora de es un orgullo cuando estás enamorada. -Este año su gran sorpresa fue cuando apareció en Mira quién baila de TVE. -Mi padre no se lo creía, mi madre pensaba que me iba a matar y mis hijos estaban apasionados. Como se tenían que acostar pronto, cuando se despertaban lo primero que preguntaban a la cuidadora era cómo había quedado su mami ¿Y no cree que en el PP alucinarían? -Seguramente todo el mundo se echó las manos a la cabeza. Aparecí como soy, pero jamás en mi vida haría daño a mi partido. -Al principio se le veía muy rígida. -Era como un pato. ¿Tiene alguna asignatura pendiente? -Casarme por la Iglesia. Por mí y sobre todo por mis padres. ¿Con qué nos sorprenderá este curso? -Tengo cosas en publicidad y televisión y un proyecto maravilloso que empezaré en septiembre: mi doctorado. Estudié Derecho por devoción.