Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 8 06 CULTURA Y ESPECTÁCULOS Álvaro de Azcárate y el hijo de Raphael, Manuel Martos, son los dos componentes de este grupo de pop juvenil Mota No hemos tenido las puertas abiertas Manuel Martos, hijo de Raphael, quiere emular los pasos de su padre con su propio grupo, Mota, con el que acompañará a Ana Torroja en sus conciertos en Santander, Barcelona, Madrid y Oviedo POR PABLO MARTÍNEZ PITA FOTO: DANIEL G. LÓPEZ P ara los dos integrantes del grupo Mota, lo ideal sería que llegara el día en que nadie le preguntara a Manuel Martos por sus lazos familiares. Eso significaría que su propia fama habría conseguido eclipsar la consanguínea circunstancia, pero hasta que llegue ese día, saben que ésta es su principal carta de presentación. La sombra de Raphael es muy alargada y, por ahora, los envuelve: Claro que tenemos más acceso a los medios, mentiría si dijera que no- -comenta Manuel con sinceridad- Creo que, de todas formas, estamos haciendo la promoción poquito a poco. Podríamos haber convocado a toda la prensa del corazón para que supieran que Mota existe. Eso sí que sería aprovecharse de la situación. Lo estamos haciendo de forma se- ria. Al final, esto es música, y habrá gente a la que le gustará, y espero que sea mucha, y gente a la que tal vez no También saben que despiertan suspicacias: Habrá quien diga claro, fíjate, ya tenían el camino fácil y las puertas abiertas y es totalmente mentira. No es así. Hemos estado tres años recorriéndonos discográficas, grandes y pequeñas, mandando maquetas... Y nos decían que la cosa estaba muy mal, o que esperásemos un poco, o que unos temas les gustaban pero otros no, o que siguiéramos trabajando... Hasta que una, por fin, apostó por nosotros. Hemos sido tenaces, creíamos en lo que hacíamos, y por eso estamos aquí Álvaro de Azcárate es el otro cincuenta por ciento del dúo. Pero sabe que, cuando se habla de parentescos, él debe esperar a que el tema concluya. Porque es inevitable que la gente se pregunte qué piensa Raphael de todo esto: Desde el principio ha sido muy comprensivo- -continúa Manuel- Lo entiende perfectamente, aunque sí me ha dicho que la industria del espectáculo es muy complicada, que un día te adoran y al siguiente te machacan. Tienes que estar muy seguro de ti mismo y de lo que haces. Pero siempre