Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 JUEVES 24 8 2006 ABC Internacional La UE rechaza concretar el envío de tropas al Líbano hasta que la ONU aclare la misión Annan presionará en persona a los Veinticinco mañana en una reunión en Bruselas la zona entre 700 y 800 soldados, previa aprobación del Parlamento, aunque ha pedido también más datos sobre el despliegue MARIBEL NÚÑEZ. CORRESPONSAL BRUSELAS. Los embajadores y diplomáticos de alto rango de los países europeos ante la UE, reunidos ayer en Bruselas durante cuatro horas, escenificaron la primera instantánea de las dificultades que habrá para reunir los 13.000 cascos azules extras que ha pedido la ONU para su despliegue en el sur del Líbano, dentro de la nueva Fuerza Interina de Naciones Unidas en el Líbano (Finul) tal y como se estableció en la resolución 1.701 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que puso fin a la guerra. Tras la reunión de ayer, lo único que quedó claro es que, por el momento, casi ningún país, a excepción de Italia, ha tomado una decisión firme de enviar soldados a la misión del Líbano. Entre las razones que esgrimieron los representantes de los países europeos se encuentra la escasa concreción de la misión que tendrán que desempeñar las tropas europeas una vez que estén en la zona. Las preguntas que creen que aún están por responder van desde si entre los objetivos de la misión está el desarme de Hizbolá, como pretende Estados Unidos, las condiciones en las que estos soldados europeos podrán responder a hipotéticos ataques o si se encargarán de controlar el cumplimiento del embargo de armas, entre otras. Algunos países, como es el caso de Francia, han bajado ya su grado de participación en la misión tras saber que ésta incluirá el desarme de Hizbolá. El Gobierno de París ha pasado de querer liderar la misión a comprometer tan sólo el envío de 200 soldados. España, por su parte, que podría participar con el envío de entre 700 y 800 soldados, aunque todavía no ha tomado una decisión firme, muestra más o menos los mismos recelos que Francia, a lo que se añade el hecho de que el Gobierno español no quiere participar en una misión que pudiera ser vista como una ocupación ni que obedezca a los intereses de Estados Unidos e Israel. b España podría enviar a Así las cosas, a estas alturas sólo Italia, con una aportación de alrededor de 3.000 efectivos, ha mostrado claramente su apuesta por la misión de la ONU, que, además, dirigirá al contar con el apoyo de Estados Unidos e Israel, así como del jefe del Ejecutivo libanés, Fuad Siniora. No obstante, el ministro de Asuntos Exteriores de Italia, Massimo D Alema, condicionó ayer el despliegue de los soldados italianos a que Israel respete el alto el fuego, cosa que no ha sucedido todos los días desde que comenzó. Material logístico El resto de países, una vez autodescartados Reino Unido y Estados Unidos, dado que serían considerados muy hostiles en la zona, se limitaron a expresar en la reunión de ayer que podrían contribuir a la petición de la ONU tan sólo con material de carácter logístico o con fondos de ayuda a la reconstrucción. Alemania, por ejemplo, ha puesto sobre la mesa material naval para detectar posibles ataques provenientes de Hizbolá. Por su parte Finlandia, que este semestre ostenta la Presidencia de la Unión Europea, pidió en la reunión de ayer a los representantes de los Veinticinco un mayor esfuerzo de participación en la misión de la ONU. Sin embargo, esta llamada a la cooperación no se tradujo en el número de efectivos que puso sobre la mesa el Gobierno de Hel- Soldados indios de las fuerzas de pacificación vigilan la frontera del Líbano e Israel Casi ningún país ha tomado la decisión firme de enviar tropas a la misión del Líbano Uno de los temores es el fracaso de las otras misiones, mal definidas o poco concretadas sinki, tan sólo 250 que, además, no estarían listos hasta noviembre. Así las cosas, la reunión de ayer en la capital comunitaria del Comité Político y de Seguridad (COPS) de la UE, que puso fin a las vacaciones de los responsables de política exterior de los países, fue tan sólo un primer cambio de impresiones antes del encuentro decisivo en esta cuestión, que tendrá lugar el viernes también en la capital comunitaria. Amnistía Internacional acusa a Israel de crímenes de guerra por destruir las infraestructuras MIKEL AYESTARÁN SERVICIO ESPECIAL TIRO. El nivel de destrucción es extraordinario y hay claras evidencias de desproporción y de ataques indiscriminados Amnistía Internacional hizo público ayer un informe sobre la reciente guerra en el Líbano y acusó a Israel de haber cometido crímenes de guerra por no distinguir entre objetivos militares y civiles Donatella Rovera, que visitó el país durante la guerra y es una de las autoras del informe, destacó que, tras analizar la campaña, han llegado a la conclusión de que la destrucción ha sido deliberada y respondía a una estrategia militar. El ensañamiento con carreteras, puertos, apartamentos, supermercados, plantas de luz y de agua y fábricas sugiere un intento de Israel de castigar al Gobierno local y a la población civil para que se rebelaran contra Hizbolá La denuncia de este informe se suma a la que realizó el primer minis- tro, Fouad Siniora, hace un par de jornadas tras visitar los barrios del sur de Beirut. El dirigente libanés también acusó a Israel de cometer crímenes contra la humanidad El ministro de Educación, Khaled Qabbani, quiso ampliar el grado de denuncia del informe y adelantó que serán necesarios al menos 70 millones de dólares para reparar las 50 escuelas destruidas y las más de 300 que han quedado seriamente dañadas. Qabbani indicó que parte de esa cantidad se destinará también al entrenamiento de los profesores, que van a tener que tratar con alumnos traumatizados por la guerra Mientras, en la frontera, el alto el fuego continúa siendo débil a la espera de que lleguen las fuerzas internacionales para intentar consolidarlo.