Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 Nacional TRAGEDIA FERROVIARIA EN PALENCIA JUEVES 24 8 2006 ABC Estado en el que quedó el tren en el que viajaban 426 pasajeros tras el siniestro del pasado lunes en la localidad palentina de Villada AFP La caja negra del tren de Villada registra que el maquinista recibió el aviso de frenado El conductor declaró que no fue advertido, pero presionó el botón correspondiente según la investigación b La ministra Magdalena Álvarez solicitó ayer comparecer en la Comisión de Fomento y Vivienda del Congreso para dar explicaciones sobre el siniestro ESTEBAN VILLAREJO VALLADOLID. La caja negra del tren que descarriló en la localidad palentina de Villada el pasado lunes registró que el maquinista reconoció el aviso de precaución emitido por la señalización para reducir la velocidad, ya que presionó el botón correspondiente. Según el informe técnico sobre el accidente, emitido esta madrugada por el Ministerio de Fomento y al que tuvo acceso la agencia Efe, el tren circulaba a 125 kilómetros por hora por la vía desviada, cuando la velocidad prescrita para esa situación, según la normativa vigente, es de 30 kilómetros hora El documento técnico, elaborado por el equipo de investigación designado por la Dirección General de Ferrocarriles, refleja que hasta el momento, no se han encontrado indicios de deficiencias técnicas ni en la infraestructura ni en el material rodante El accidente se produjo por un fallo humano. El exceso de velocidad se debió a un fallo humano que costó la vida a seis personas y heridas de diversa consideración a treinta y seis pasajeros (ya sólo permanecen hospitalizados nueve de ellos) ¿Por qué se produjo ese exceso de ve- locidad? Ésta es una de las incógnitas que, a partir de ahora, deberán despejar las instancias judiciales. Una de las claves a estas preguntas se encuentra en la versión del maquinista del convoy siniestrado- -tenía veinticinco años de experiencia profesional- -quien el martes por la noche prestó declaración ante la Brigada de Policía Judicial de León asegurando que realizó las maniobras que le señalaron y que no fue advertido sobre un posible cambio de aguja de vías para adelantar a otro tren de cercanías Según las fuentes judiciales, el conductor defendió que su actuación al frente del convoy fue en todo momento correcta. Desde Adif- -Administrador de Infraestructuras Ferroviarias- -se asegura que el aviso de un cambio de vía, y la consecuente reducción de la velocidad, depende del Centro de Tráfi- co y Control situado en León, desde el que se organiza el recorrido ferroviario a través de distintas pantallas. Las mismas fuentes destacan que toda la información y las distintas operaciones se controlan de forma automática, aunque existen diversos trabajadores en el centro para informar a los maquinistas a través de una línea interna Si todo es automático, ¿por qué falló? Una nueva incógnita. El conductor del tren que descarriló en Villada lleva 25 años en la profesión, sus compañeros aseguran que se encuentra destrozado apenas puede mantener una conversación Es todo un experto RAÚL GONZÁLEZ PALENCIA. Es todo un experto y perfecto conocedor del vehículo y de la línea por la que circulaba. No es ningún novato De este modo describe el representante del sindicato de maquinistas (Semaf) Santiago Pino, a su compañero y conductor del Intercity 280 que el pasado lunes descarriló en la localidad palentina de Villada, accidente en el que fallecieron seis personas. De cincuenta años de edad y natural de León, el maquinista lleva la mitad de si vida trabajando como conductor de trenes. Aunque físicamen- te se encuentra bien tras el accidente, está destrozado anímicamente. Algunos compañeros han podido hablar con él para darle ánimos, pero su disgusto es tan grande que apenas ha podido mantener una conversación de más de medio minuto, o uno, como mucho Ninguno de sus colegas quiso preguntarle por las causas del accidente: Eso es tarea de la investigación El portavoz de Semaf, Santiago Pino, explica que la velocidad habitual en un cambio de vía de las características del de la estación de Villada es de 30 km h, por lo que parece evidente que el tren circuló en ese punto a más velocidad Sin embargo, Pino descarta que ese exceso de velocidad fuera una decisión personal del maquinista a pesar del retraso que acumulaba el convoy, porque los retrasos son algo habitual y las velocidades máximas permitidas en cada tramo no se superan. Hay un margen para recuperar los tiempos perdidos, pero los maquinistas en ningún caso rebasan el máximo permitido y estoy convencido de que en este caso, tampoco