Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 Sociedad MIÉRCOLES 23 8 2006 ABC Tecnología Mientras en Estados Unidos el Gobierno se ha empeñado en acabar con las apuestas por internet con una ley aprobada por mayoría en el Congreso, en España las casas virtuales de apuestas deportivas operan en la alegalidad y reclaman una regulación Reglas para el juego on line TEXTO: M. VILLALBA ILUSTRACIÓN: FERNANDO RUBIO MADRID. Apoyado en una ley de 1961 que prohíbe las apuestas por teléfono o cualquier otro sistema de comunicación, el Gobierno de Estados Unidos continúa su particular caza de brujas al juego on line Tan lucrativos (mueven 12.000 millones de dólares al año) como imparables (más de la mitad de los aficionados son estadounidenses, que se gastan anualmente 6.000 millones de dólares, y se calcula que existen alrededor de 2.400 portales) las casas virtuales de apuestas operan en la ilegalidad para el Departamento de Justicia por no pagar impuestos en el país, porque la mayoría están registradas en paraísos fiscales de Centroamérica y el Caribe. La última en caer en las redes de la policía fue David Carruthers, responsable de uno de los sitios más populares y uno de los magnates surgidos a la vera de las empresas de juego por internet. La lucha para prohibir este tipo de negocios en EE. UU. está a las puertas del Senado, con una legislación aprobada por mayoría en el Congreso y promovida por el congresista republicano de Iowa Jim Leach. Una normativa apoyada por Catherina Hanaway, la fiscal encargada de la acusación de Carruthers. El hecho de que estas empresas sean legales en sus países de origen no les autoriza a realizar negocios en los EE. UU. defendió, en unas declaraciones recogidas por Efe. Si se aprobara la ley, el multimillonario Carruthers se enfrentaría a una condena de veinte años de prisión. mero de usuarios registrados entre las quince fue de 550.000, de los cuales 88.000 son jugadores habituales, según la Asociación Española de Apostadores por Internet (Aedapi) La asociación la forman cinco empresas de juego por internet (www. aedapi. com) El perfil del jugador es un joven de entre 20 y 30 años. De todas las apuestas en el mundo, el 40 por ciento se estima que son deportivas, el 25 por ciento póquer, el 20 por ciento casino y el resto otros juegos calcula el presidente de Aedapi, Juan Barrachina. nomas. La Comunidad de Madrid prepara una ley (está en fase de alegaciones) que permitirá a las casas virtuales de apuestas abrir establecimiento en la calle afirma Juan Barrachina. Las empresas de la asociación queremos una regulación única para toda España, no 17 normativas, porque no es lógico Barrachina pone el ejemplo Licencias de otros países Los portales de juego operan en la alegalidad en España. Su actividad no está permitida pero tampoco puede perseguirse, porque disponen de licencias de otros países europeos donde son legales las apuestas por la red como Reino Unido, Malta o Austria (a los que van a parar los impuestos) El desarrollo de una normativa es competencia de las comunidades autó- La lucha para prohibir este tipo de negocios virtuales en Estados Unidos está a las puertas del Senado En España operan quince portales con garantías, que el año pasado facturaron 225 millones de euros de la publicidad: si en unas autonomías está prohibida y en otras no, ¿qué pasa con los patrocinadores de las camisetas de fútbol (el Real Madrid, por ejemplo, acaba de firmar un acuerdo) cuando los jugadores se desplazan a una de las comunidades donde está prohibida la publicidad de los casinos virtuales? se pregunta. Sin embargo, ve muy difícil que en España se impida a los casinos on line que se publiciten en casi cualquier sitio, porque ya se ha extendido en los medios sostiene. En Italia- -añade- -han creado una licencia única válida para operar en ese país y casi todos los operadores de apuestas la han obtenido porque si no, no pueden insertar publicidad La Aedapi, puesta en marcha el pasado abril, ha creado la figura del Defensor del Apostador y ha marcado una serie de criterios que deben ser cumplidos por el operador de apuestas por internet, como un sistema de depósitos y reintegros seguros, pagos inmediatos y sin comisiones, un servicio de atención al cliente en español y un órgano regulador para establecer contacto por e- mail Ser legales Y mientras unos quieren impedir las apuestas on line los que mueven los hilos de este negocio tan rentable también piden una ley que les haga legales y nos cobren impuestos dijo Carruthers días antes de ser apresado, pero en vez de dialogar con nosotros, los legisladores prefieren creer que pueden controlar internet Uno de los responsables del portal dirigido por Carruthers estimó que el gobierno ha dejado de embolsarse 900 millones de dólares en impuestos sólo el año pasado. En España operan quince portales con garantías- -pertenecen a la European Betting Association (EBA) www. eu- ba. org- -que el año pasado facturaron 225 millones de euros en apuestas. El nú- 26 30 11 7 9 28 0 2 4 23 35 14 ON L IN E