Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
23 8 06 FIRMAS Ampollas literarias POR FERNANDO IWASAKI Autor de Helarte de amar Neguijón Ajuar funerario o Libro del mal amor entre otras obras, es Premio Copé de Narrativa; Conference on Latin American History Grant Award; Fundación del Fútbol Profesional y Alberto Ulloa La almohada Una noche que no podía dormir mamá me puso Viaje al centro de la Tierra debajo de la almohada, y me dijo que si me dormía rápido soñaría con esas aventuras. Y como aquella noche soñé que descendí hasta el centro de la Tierra, desde entonces nunca dejé de colocar debajo de mi almohada los libros, cómics y revistas con los que deseaba soñar. Cuando entré en la universidad descubrí encantado que el truco también funcionaba con los apuntes, los vídeos y las fotos de mis compañeras. Así me gradué con honores, gané dinero y conseguí todo lo que me propuse, hasta esta noche en que mi esposa me ha amenazado con dejarme si no tiro a la basura mi vieja almohada de cuando era chico. Al menos he logrado que duerma con ella hasta mañana, para que descubra por qué me gusta tanto. No se imagina lo que he puesto debajo. ¡Pero si estamos muertas, madre! ¡Dios nos ha olvidado! ¿Y quién le ha dicho que servimos a Dios, hermana? El apócrifo Frankenstein María sabía que era su culpa, que no tenía que haberlo reñido cuando echó a volar aquellos pajarillos de barro después de soplarlos. Por eso no quiso decirle nada cuando lo vio de nuevo jugando en el lodo. ¿Cómo podía saber lo que estaba haciendo, por Dios? ¿Qué le diría ahora a José? Cuando lo vio entrar- -encorvado y arrastrando los pies- -le hizo prometer a Jesús que nunca más jugaría de nuevo a soplar figuras de barro. Pobre José, un hijo más y siempre virgen. Le llamaron Judas. Chica 24 años, monísima, modelo de calendario y con ganas de vivir a tope, desea conocer hombre sensible y no materialista que quiera compartir sus materiales. Malos rollos, no. Sevilla, Buzón 7059. Socorrista 27 años, atlético, gusta la marcha y las artes marciales, ofrece amistad y lo que surja a señoras de cualquier edad. También me gustan los coches. Sevilla, Buzón 6263. Empresario 42 años, bien parecido, educado, visa oro y respetuoso, estaría encantado de conocer señorita entre 20 y 30 que sea guapa, delgada, deportista y complaciente. Licenciadas abstenerse. Sevilla, Buzón 6362. Sábado 11 de Marzo Licenciada 35, guapísima, practica aeróbic y comprensiva, desea conocer a caballero del Buzón 6362. Dame una oportunidad, cariño. Sevilla, Buzón 7058. Chica 24, cañón, monitora de aeróbic y súper sumisa. Tú eres mi hombre, Buzón 6362, espero tu mensaje para quedar. Sevilla, Buzón 7059. Socorrista 27, a ti, Licenciada del 7058, te invito a correr con mi rottweiler. Me gusta tu futuro y también tu aire libre. ¿Qué coche tienes? Sevilla, Buzón 6263. Empresario 40, fuerte, muy materialista, a la aeróbica sumisa del 7058. Vamos al lío sin dar más vueltas. Espera mi mensaje. Sevilla, Buzón 6362. Una novela por palabras Sábado 4 de Marzo Licenciada, 38 años, guapa, elegante, culta, futuro resuelto, ama el aire libre y los animales, conocería caballero entre 40 y 50 para amistad y algo más. Fines serios. Graciosos abstenerse. Sevilla, Buzón 7058. La novicia rebelde La madre superiora miraba a la novicia con los ojos inyectados en sangre, porque había sido descubierta tratando de comunicarse con los fieles que rezaban en la capilla del convento. -Usted ha violado su promesa de clausura, hermana. LA VIEJA estaba en la cama Sábado 18 de Marzo Licenciada 30, muy guapa, aeróbic y complaciente. Estuve ahí todo el tiempo 6362, pero no me atreví a decirte nada. Te imaginaba con pelo. Ahora sí vamos al lío. Sevilla, Buzón 7058. Chica 24, modelo de almanaque. Te vi con un chucho y me pareciste un matao 6263. Si me quisiera comer un bollicao me liaba con el ejecuta del 6362. Pero yo tengo asín de bollicaos. Muérete. Sevilla, Buzón 7059. Socorrista 27, Delta Force. Te esperé y no viniste. Mi rottweiler está en celo por tu culpa. Ojalá que no seas la del Seat Panda. Sevilla, Buzón 6263. Empresario 38, tímido. Siempre me pasa lo mismo. Me hubiera casado contigo aunque hubieras sido la cacatúa del fondo. Escríbeme. Sevilla, Buzón 6362. cuando el lobo entró en su dormitorio, cascado y decrépito. ¿Qué haces aquí, monstruo? -Ya estoy hasta las narices del cuento. ¡Ahora yo soy la abuela! -Arrímate o te mato a ti también. Y se echaron juntos en la cama de la abuela- -viejos, enfermos y hambrientos- -dispuestos a comerse al primero que entrara en esa remota cabaña del bosque. CUANDO CAPERUCITA abrió la puerta de la cabaña y vio al lobo en la cama, a los siete enanos instalados en la mesa, a Hansel y Gretel hurgando en su cesta de la merienda, al gato con botas afilándose las uñas y a los tres cerditos saltando a la comba, no pudo contener un grito de asombro: ¿Qué coño hace Spiderman en la casa de mi abuela? Sábado 25 de Marzo Licenciada en Aeróbic 38, forrada, sólo quiere cariño y respeto.