Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8- 9 4 0 LOS VERANOS DE Mis direcciones favoritas: -Darse el gustazo de emular a célebres escritores como Joseph Conrad, Graham Greene o Maugham y alojarse por unos 400 euros la noche en el exclusivo Hotel Intercontinental de Bangkok (Oriental Avenue, 48. Telf: 00 61 2 659 9000) -Regatear, a bordo de una canoa, la compra de artesanía local en el mercado flotante de Damnoen Saduak, ubicado en Ratchaburi, a unos 100 kilómetros de Bangkok. Entre las ocho y las once de la mañana. -Continuar la excursión hacia Kanchanaburi para ver el célebre puente sobre el río Kwai, que sirvió de base para la novela de Pierre Boulle y la película de David Lean, con Alec Guinnes y William Holden. -Darse un paseo por Bangkok en tuk tuk y sortear a toda velocidad el tráfico de la ciudad a bordo de estos trepidantes motocarros. Para recuperarse de la impresión lo mejor es retomar fuerzas en alguna de las terrazas de los embarcaderos del río Chao Phraya. -Alojarse, por menos de diez euros la noche, en una cabaña de madera en primera línea en cualquiera de las playas de Koh Pha Ngan. Más información en: -http: www. tourismthailand. org- www. bangkok. com China Myanmar Un bote surca el río Chao Phraya de Bangkok, plagado de terrazas en sus embarcaderos que ofrecen vistas privilegiadas velada con menos emociones fuertes, un paseo por el barrio chino permitirá descubrir la magia urbana de los brillantes luminosos de neón con caracteres en mandarín y tailandés mientras se degusta alguna delicia local en los puestos ambulantes que inundan las calles. Después de pasar por la gran ciudad, el viajero puede elegir entre el amplio abanico de playas paradisíacas con que cuenta el sur del litoral tailandés o las selvas montañosas del norte. Entre las primeras, destaca la costa de la pequeña isla tropical de Ko Pha Ngan, enclavada en el golfo de Tailandia y famosa no sólo por sus blancas arenas y sus aguas cristalinas, sino también por la Fiesta de la Luna Llena Full Moon Party Además de estas actuaciones de DJs y conciertos de música electrónica que cada mes atraen a miles de jóvenes mochileros en busca de diversión y baile hasta el amanecer, y que se celebran en la playa de Had Rin, esta isla de 168 kilómetros cuadrados cuenta con rincones más relajados y accesibles sólo en barca o a pie, como Ao Tong Nai Pan o Had Kuat. Para los amantes de la montaña, las junglas de los alrededores de Chiang Mai y Chiang Rai, en el norte del país, reportarán gratas excursiones a lomos de elefantes, recorridos por los exóticos pueblos de las minorías étnicas de la región y un inolvidable crucero por el río Mekong que permitirá conocer el Triángulo Dorado la zona donde confluyen las fronteras de Tailandia, Birmania y Laos y de la que procede buena parte de la heroína con la que se trafica en todo el mundo. Gracias a sus muchos encantos, es difícil que alguien vuelva de Tailandia sin una amplia mueca de satisfacción en el rostro, ya que para algo es el país de la sonrisa El templo del Buda de Esmeralda, ubicado en el céntrico complejo del Palacio Real Otros lugares imprescindibles de Bangkok son el templo de Pho (Wat Pho) que tiene dos siglos de antigüedad y alberga una descomunal estatua de Buda reclinado de 46 metros de largo y 15 de alto, y el templo del Amanecer (Wat Arun) al otro lado del río Chao Phraya y constituido por espectaculares torres de estilo jemer, el gran imperio del sureste asiático que rigió en Camboya y Laos desde el siglo VI hasta que los tailandeses conquistaron su capital, Angkor, en 1434. Precisamente en esta zona se puede tomar un bote para efectuar una reveladora travesía tanto por el río Chao Phraya como por sus canales, lo que supone un viaje hacia el alma verdadera de Bangkok. A través de este recorrido por las sucias aguas de los (canales) el viajero podrá conocer cómo viven realmente los habitantes de la ciudad, en la que se mezclan las mansiones de lujo con cochambrosas infraviviendas donde sus moradores llegan a dormir en jaulas que les sirven para guardar lo poco que tienen. A pesar de su pobreza, el turista se sorprenderá de la generosa simpatía de sus vecinos, dispuestos en todo momento a regalar una sonrisa y un saludo al modo tradicional (juntando las palmas de las manos como si fueran a rezar e inclinando la cabeza) Además de adentrarse en este submundo, el paseo por los canales permite detenerse en la granja de serpientes ubicada en esta zona de Thonburi, que ofrece espectáculos con reptiles domesticados. Ya de noche, la espiritualidad que rezuma la capital tailandesa gracias a sus templos se torna en puro desenfreno debido a sus innumerables salones de masajes y a los espectáculos eróticos no exentos de arriesgadas e inverosímiles acrobacias con las partes más sensibles del cuerpo femenino, que ya no se ciñen sólo al archiconocido mercado de Patpong. Para los que quieran una Chiang Mai TAILANDIA Bangkok Vietnam Océano Pacífico Malasia Ko Pha Ngan Océano Índico Sumatra Ya de noche, la capital se torna en puro desenfreno debido a sus espectáculos eróticos con inverosímiles acrobacias con las partes más sensibles del cuerpo femenino