Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
23 8 06 VIAJES EXÓTICOS Tailandia El país de la sonrisa recupera la alegría El antiguo reino de Siam ofrece una amplia oferta turística que va desde los templos budistas de Bangkok hasta las playas de Ko Pha Ngan, pasando por las junglas de la frontera con Birmania y Laos TEXTO Y FOTOS. PABLO M. DÍEZ. ENVIADO ESPECIAL T ras el devastador tsunami que barrió el Océano Índico en diciembre de 2004, y que afectó a las zonas más turísticas de Tailandia, el país de la sonrisa ha recuperado su tradicional alegría. Por ello, este país del sureste asiático es un destino imprescindible que combina los encantos de su capital con las playas del sur y las montañas y junglas del norte. En primer lugar, Bangkok ofrece no sólo el bullicio de una de las noches más locas del planeta, que desgraciadamente la han convertido en la meca del turismo sexual, sino también un rico patrimonio cultural basado en la espiritualidad y el recogimiento de sus hermosos templos budistas. Y es que, antes de convertirse en la megalópolis de 10 millones de habitantes plagada de rascacielos y autopistas de varios niveles que es hoy, Bangkok era una auténtica Ciudad de Ángeles Al menos, eso es lo que significaba su nombre tailandés Krung Thep cuando el soberano Rama I la estableció en 1782 como capital del entonces reino de Siam. Gracias a tan ilustre y exótico pasado, uno de los principales reclamos de la ciudad es el Gran Palacio Real y el Templo del Buda de Esmeralda (Wat Phra Kaeo) un enorme complejo de 1,5 kilómetros cuadrados formado por un centenar de dependencias de la monarquía y capillas que cada día son visitadas por miles de fieles. Todos ellos acuden a quemar incienso y a pedir suerte y prosperidad al Buda de Esmeralda, una pequeña estatua de jade verde de 66 centímetros venerada como una de las reliquias más sagradas del budismo tailandés. Además del mural donde se narra el Ramakian la versión tailandesa del famoso poema épico hindú Ramayana destacan las pagodas y templetes del Panteón Real, la réplica en miniatura del legendario templo camboyano de Angkor Wat y las salas y museos del Gran Palacio. Como complemento a esta visita, destaca la mansión de Vimanmek, otra residencia real construida en 1900 por el quinto soberano de la dinastía Rama que se encuentra en la zona de Dusit y que, con sus 81 elegantes estancias, pasa por ser el mayor edificio levantado con madera de teca del mundo. Anciana de las tribus del norte, en la zona del Triángulo Dorado El paseo por los canales permite detenerse en la granja de serpientes ubicada en esta zona de Thonburi, que ofrece espectáculos con reptiles domesticados