Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4- 5 4 0 LOS VERANOS DE pellejo de una persona tan vitalista y arrolladora, ¿qué tuvo usted que olvidar de sí misma? -Me propuse ser fuerte para que el personaje no pudiera conmigo, que un personaje de su talla no acabara sepultando a Gala Évora. ¿Es cierto que el director de la película les hacía seguir metidos en sus papeles fuera de plató? -Nos aconsejó mucho convivir fuera del plató para que las relaciones fueran más normales y en el plató se reflejara la confianza. Esa convivencia nos llevó a buscar información sobre Lola y su vida en la calle del Sol de Jerez y en el museo Chicote de Madrid. Formamos un equipo. ¿Y es igualmente cierto que más de una vez sus amigos y familiares la vieron desenvolverse como Lola en mitad del pasillo de su casa? -Sí, así es. En las pasadas Navidades organizamos nuestra fiestecita flamenca y canté el Pena, penita, pena y bailé como Lola. Sí, es verdad: me tenía absorbida. -Hemos podido verla en la primera promo de la película y sorprende su valentía... -Lola me ha enseñado a ser muy valiente. Me ha enseñado a enfrentarte mejor a la vida, a la adversidad, a cosas que me puedan asustar. -Se lo digo porque es la primera vez que se pone delante de unas cámaras y con un papel tan exigente como el de Lola. -Lloré cuando me dieron la noticia. Quizás de miedo por interpretar a un personaje universal. Quizás dije sí inconscientemente. Algo me dijo que echara adelante porque iba a poder hacerlo. Y lo he hecho. ¿Cómo cree que los Flores aceptarán la película? -Seguro que bien. Cuando me ofrecieron este trabajo siempre tuve claro que iba a hacer algo que jamás en la vida pudiera considerarse una falta de respeto a Lola. ¿Habló con alguien de su familia para informarse sobre algún aspecto concreto del personaje? -No tuve esa suerte. Lo que me ha llegado de la familia ha sido a través de Miguel Hermoso y de los productores de la película. ¿Después de la experiencia se ve más delante de las cámaras o arriba de un escenario? -Me veo arriba del escenario. Pero me gustaría compaginar música y cine. Y voy a luchar por conseguirlo. ¿Ha echado de menos a Papá Levante? -Muchísimo. Me he acordado durante todo el rodaje. He echado de menos a seis amigas, el cariño, el apoyo, todo eso que te da la amistad. Las he tenido siempre muy presentes. María Giménez acusa a Cultura de boicotear a su compañía J. BRAVO MADRID. La bailarina María Giménez, que obtuvo en 1998 el premio Nacional de Danza, que otorga el Ministerio de Cultura, arremetió ayer contra los actuales responsables de este departamento, y contra su titular, Carmen Calvo, a la que acusó de boicotear a su compañía, Ballet Arte 369. La gota que ha colmado el vaso de la indignación de María Giménez ha sido la concesión de una subvención a su compañía que ella considera insignificante. La señora Carmen Calvo- -dice la bailarina en una carta enviada ayer a los medios de comunnicación- -ha otorgado al Ballet Arte 369 una subvención con la misma cuantía- -o más bien limosna- -que el año pasado; es decir, 30.000 euros, cantidad que se gasta en seis meses tan sólo pagando a la Seguridad Social La bailarina asegura que tras el boicot que el Ministerio de Cultura continúa ejerciéndome, el Ballet Clásico- -única compañía de este género en España- -tendrá que desaparecer María Giménez lamenta la falta de atención y el desprecio que tiene Cultura por el ballet clásico, asegura que ha solicitado una reunión con Carmen Calvo y se queja de que la ministra esté demasiado ocupada para entrevistarse o enviar una carta a la persona que ha conseguido crear y demostrar lo que su Ministerio considera un costoso imposible sin interés para nadie André 3000 y Big Boy, en una imagen de Ildewild ABC OUTKAST Hip- hop de época POR JESÚS LILLO Tres años después de la edición de su anterior disco, el apabullante Speakerboxxx The Love Below y desde hace meses expuestos a la presión de quienes esperaban la continuación del penúltimo fenómeno del mercado del disco- -diez millones de copias vendidas y cinco premios Grammy- Big Boy y André 3000 regresan con Ildewild (Sony) banda sonora del largometraje homónimo con el que, a las órdenes de Bryan Barber, realizador de sus celebrados videoclips, debutan en la gran pantalla. La capacidad del dúo de Atlanta para remezclar cualquier estilo y someterlo a las bases del hip- hop vuelve a ser el principal atractivo de Ildewild nueva manifestación de su rap de altísima costura y su heterodoxia creativa, capaz de seducir a públicos masivos con una afortunada adaptación de los grandes géneros musicales, tan desinhibida como la que en los noventa llevó a cabo Prince. Quizá no sorprenda tanto el sexto disco de Outkast como su anterior entrega, pero el resultado es de nuevo magnífico: las dos mitades del dúo vuelven a componer juntas en un trabajo donde sobresale el soul y que traza derivas hacia el swing- -Outkast cuenta con una vieja banda de metales- el blues o el espiritual. En cuanto a la película que acompaña y sirve de excusa a Ildewild ésta no pasa de ser un videoclip de larguísimo metraje cuya trama, debilitada por la vistosidad de sus abundantes números musicales, no ha tardado en ser la comidilla de los críticos norteamericana. Ambientada en la Georgia rural de 1930 y coreografiada por Hinton Battle, la película cuenta la historia de dos amigos que, desde el pequeño club en el que actúan, se ven envueltos en historias de amor y ambición asegura el folleto publicitario de la cinta, exclusivamente protagonizada por actores negros y que reúne, a lo grande, al director y las estrellas de Hey Ya uno de los mejores clips de los últimos años. María Giménez EFE