Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 Madrid MIÉRCOLES 23 8 2006 ABC MADRID AL DÍA CALLEJERO MANUEL DE LA FUENTE El 77 de los escolares consume más colesterol del recomendado b Los más jóvenes sólo comen entre un 50 y un 55 de los hidratos de carbono recomendados. El sedentarismo, el otro gran riesgo de la obesidad infantil ABC MADRID. Los niños madrileños comen más grasas de lo recomendable y menos hidratos, lo que se traduce en una seria tendencia a la obesidad, unida al sedentarismo de los pequeños. Siete de cada diez se pasan con el colesterol. Así lo revela el estudio realizado por Madrid Salud sobre la alimentación de los niños de la capital y su repercusión en la salud, informa Ep. El análisis municipal pretendía comprobar el estado nutricional de los niños, la relación con la ingesta de alimentos y sus hábitos de vida, al tiempo que buscaba constatar la incidencia de los menús servidos en los comedores escolares. Según los datos, los niños consumen un 35 de grasas del total de la ingesta, con un exceso de las saturadas. Por otro lado, los más jóvenes sólo comen entre un 50 y un 55 de los hidratos de carbono recomendados para su edad. El consumo de las grasas saturadas está relacionado con el riesgo de desarrollar una enfermedad cardiovascular, por lo que resulta alarmante que el 77 de los 1.163 escolares estudiados consuman diariamente más colesterol del recomendado. La cantidad de grasas ingeridas es de 300 miligramos al día, mientras que el 98 supera los 100 miligramos de colesterol por cada 1.000 Kcal. Pero la alimentación no es la única culpable. El otro factor de riesgo más importante es el sedentarismo, puesto que el 31,4 de los niños de entre 12 y 15 años ve la televisión más de dos horas al día, y el 36 juega al ordenador también más de dos horas, según queda reflejado en el estudio. nda el patio español bastante revuelto a lo largo de todo este verano con las aguas procelosas, a menudo turbias, de la memoria histórica. En Madrid, al general (otros le llamaban el comandantín, y eso que eran amigos, y hasta camaradas) le están desmontando hasta la peana de su escultura en la entrada de los Nuevos Ministerios. Sin embargo, y sin ir muy lejos, unos cuantos compañeros de promoción siguen ostentando el nombre de calles y hasta de avenidas. Incluso, alguno ha llegado del otro lado del Atlántico, como el general Perón, ese prohombre. Ni entro ni salgo, menos si las calles nacieron después de la Guerra Civil, que cada palo aguante la vela de la Historia como pueda. Pero tal vez sea el momento de que nuestros munícipes, tan dados a lo políticamente correcto, tiren de un nuevo nomenclator, y bauticen a nuestras calles con nombres que a mí, al menos, se me antojan mucho más profundos y, probablemente, hasta poéticos. Por ejemplo, qué tal si bendecimos alguna avenida de algún PAU por venir al cernudiano modo: Avenida de la Desolación de la Quimera. Y qué me dicen para una de esas barriadas de viviendas protegidas el nombrar una de sus más rotundas zonas como Glorieta de los Cien Años de Soledad. Si ha menester, también podemos ponernos mucho más internacionales y nombrar a una plaza ornamentada bellamente como la Glorieta del Poeta en Nueva York. Sinceramente, creo que tampoco sería nada desdeñable para una bonita calle de esas urbanizaciones en cuya promoción se dice a quince minutos del centro de Madrid (luego son dos o tres horas, pero, y lo bien que queda) algo de esta guisa: Bulevar de Lo Que el Viento se Llevó. Tenemos todo el repertorio del mundo a nuestra disposición. Y si algún día se acaban las obras de la M- 30, el imaginario popular, artístico y literario es inmenso: Vía de circunvalación del Sermón de la Montaña, Avenida de los Santos Inocentes, Autovía de Irás y no Volverás, en fin, ya ven que esto es aplicable tanto a las pequeñas y modestas vías. Los madrileños, gente de habitual humor negro, bautizaron a la Gran Vía durante la Guerra como la Avenida de los Obuses. Con ese precedente, la calle de Serrano esquina a la calle de Diego de León, sí, donde la embajada norteamericana, podía venir a llamarse calle de la Libertad Duradera, y elija nuestro sabio pueblo qué fanático destino darle a un callejón de los katiushas. Y para concluir, también el tanatorio merece mejorar: ¿Avenida del Aquí Paz y Después Gloria? ¿O es muy obvio? A El incendio se originó junto a una nave en el distrito de Barajas DANIEL G. LÓPEZ Una gran columna de humo tomó el cielo de la capital Fue fruto del incendio de una chatarrería C. H. MADRID. No hubo, por suerte, que lamentar daños personales. Sin embargo, el incendio que se declaró ayer a las cuatro de la tarde en una chatarrería del distrito de Barajas provocó una densa nube de humo que podía verse desde varios kilómetros de distancia. Ocurrió en el camino de la Muñoza y tardó aproximadamente dos horas en ser apagado, informaron fuentes de Emergencias 112. El suceso tuvo lugar en el exterior de una nave abandonada, situada junto a una salida de la A- 2 (carretera de Barcelona) lejos de cualquier núcleo de población, por lo que, desde un primer momento, se constató que el fuego era más aparatoso que grave. Los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid fueron quienes tomaron las riendas de la extinción del fuego. Fueron enviadas nueve dotaciones de Bomberos, además de 30 efectivos, informaron fuentes de Emergencias Madrid. También participaron, en tareas de apoyo, cuatro dotaciones de Bomberos de la Comunidad y de Aena, dada la proximidad del incendio con el aeropuerto. No hubo heridos ni tampoco pérdidas materiales de importancia. El hecho de que en la zona estuvieran apilados numerosos neumáticos propició que el humo fuera más oscuro y denso de lo normal. Por otra parte, otro fuego, éste, provocado por una vela encendida, arrasó una vivienda situada en la avenida del Monte Igueldo (Puente de Vallecas) la madrugada de ayer, informaron fuentes de Emergencias Madrid. Por suerte, tampoco hubo heridos. La quinta destitución de un médico del Hospital Severo Ochoa desata de nuevo la polémica ABC MADRID. La Junta de Personal del Hospital Severo Ochoa de Leganés informó ayer de la destitución del jefe del Servicio de Anestesia y Reanimación, Joaquín Insausti, que, desde un principio, defendió al coordinador de Urgencias Luis Montes, relevado por la Consejería de Sanidad por la denuncia de presuntas sedaciones irregulares en el centro sanitario, informa Ep. La de Insausti es la quinta destitu- ción en ese hospital en las últimas dos semanas, por lo que la Junta de Personal exige a la Comunidad de Madrid que explique a la población por qué son cesadas estas personas Creen que no son hechos aislados Según la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Madrid, estos hechos no son más que una persecución política La actitud de la Consejería de Sanidad nos retrotrae a los tiempos de la Inquisición y de las pur- gas estalinistas aseguraron ayer en un comunicado, en el que pedían la dimisión del consejero del ramo, Manuel Lamela. UGT e Izquierda Unida pidieron a Lamela que dé explicación a estas destituciones, que tildaron de caza de brujas y conducta represiva y antidemocrática El PP: Son cambios de personal Con el ambiente así de caldeado, el portavoz adjunto del PP en la Asamblea, David Pérez, aseguró que en todos los hospitales hay constantes cambios de personal Se trata de puestos de libre designación que continúan en el centro desempeñando otras funciones, como ocurre en cualquier Administración