Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 Nacional EL DRAMA DE LA INMIGRACIÓN ILEGAL MIÉRCOLES 23 8 2006 ABC La Policía deja a los sin papeles en el metro de Madrid con un bocadillo y una botella de agua El objetivo es que no se queden en las inmediaciones de los centros de internamiento b Una orden de la Jefatura Superior de Policía establece que los agentes deben dejar a los irregulares en el metro con la dirección de una ONG para que reciban ayuda PABLO MINGOTE MADRID. Un bocadillo, una botella de agua, un billete de metro y la dirección de alguna ONG. Esa es la situación en la que la Policía deja a los inmigrantes irregulares que llegan en los vuelos de la vergüenza tras ser trasladados desde las islas a la Península. Una orden de la Jefatura Superior, según confirmaron fuentes policiales a ABC, establece que los agentes deben dejar en el metro a los inmigrantes para que no se queden en las inmediaciones de los centros, como ocurría hasta hace no mucho en la antigua cárcel de Carabanchel, en Madrid, donde los vecinos se quejaban de que los indocumentados vagabundeaban por la zona, ya que no tenían dónde ir, no conocían a nadie, ni hablaban español pues la mayoría eran subsaharianos. El aumento de los vuelos- -se producen casi a diario, con unos 80 sin papeles por viaje- -ha obligado a esta medida. El abogado de la ONG Caribú, Miguel Martínez, confirmó la llegada a las asociaciones de inmigrantes con una fotocopia en la que figuran las direcciones de varias ONG s, después de que alguien les deje prácticamente en Se enteraron de la llegada por un fax equivocado El Gobierno de Murcia se enteró ayer de la llegada de un grupo de 40 inmigrantes desde Canarias al aeropuerto de San Javier por un fax del Ministerio de Interior. Hasta ahí, todo normal. El problema es que el comunicado lo recibió el gabinete de prensa de la Autonomía casualmente ya que el fax estaba equivocado porque iba dirigido a una ONG con la que hay un convenio de colaboración con la Delegación del Gobierno en Murcia. El Ministerio de Interior se apresuró a asegurar que las autonomías son informadas de los traslados a su territorio de inmigrantes, pese a que no tienen obligación ya que van a centros del Gobierno central. Inmigrantes después de soltarlos en Madrid el pasado invierno la calle tras de explicarles dónde pueden conseguir ayuda aunque no saben quién los envía. El abogado afirma que la situación no es nueva aunque está cambiando la percepción de la sociedad El problema para los subsaharianos es que tienen muchísimas dificultades para lograr regularizar su situación, ya que no hay cauces para legalizarlos asegura Martínez debido a que para apelar al arraigo- -estar más de tres años residiendo en España- -necesitan una documentación imposible de conseguir como un certificado de antecedentes penales. Por ejemplo, un ni- ÁNGEL DE ANTONIO geriano sólo logrará esos papeles si va personalmente a Nigeria a pedirlos, lo cual es impensable, y en su embajada no se los dan. Al final se crea una situación sin solución aparente en la que las personas no consiguen papeles y tampoco pueden repatriados, puesto que sus gobiernos no los admiten. El chantaje de Senegal al Gobierno de España tuvo éxito, según dice la prensa de Dakar BERNARDO SAGASTUME SANTA CRUZ DE TENERIFE. El diario de Dakar Walf Fadjri tituló ayer así su crónica sobre la visita del ministro del Interior español, Alfredo Pérez Rubalcaba, a Senegal: El chantaje de Dakar sobre Madrid paga: dos patrullas, un helicóptero, 50 motocicletas de playa y 20 vehículos pick up esperados en Dakar La visión de la prensa senegalesa sobre el viaje del pasado lunes de las autoridades españolas se explica por la frecuente posición de dureza del Gobierno de este país africano, reticente a asumir compromisos bilaterales o firmar convenios internacionales. Walf Fadjri hace notar el fracaso de la primera reunión entre Rubalcaba y su homónimo de Senegal, Ousmane Ngom, que en seis horas no lograron la firma de ningún memorándum una instancia que obligó a desplazarse hasta la sede del máximo responsable del Ejecutivo, el primer ministro, Macky Sall, donde finalmente se pudo avanzar, al menos, en el objetivo de patrullar de manera conjunta las costas. El rotativo senegalés, en su misma edición de ayer, también destaca la creciente inquietud entre los líderes religiosos ante el recrudecimiento de la emigración ilegal. Así, consigna que Serigne Mouhamadou Lô Ngabou, uno de los morabitos de Senegal, señaló en un acto público que el fenómeno de la emigración clandestina es la consecuencia de la desesperación total de la juventud senegalesa en abierta crítica al Ejecutivo. La creciente implicación de los líderes religiosos en lo que en el país africano se vive como un verdadero drama social fue también confirmada a ABC por Seiko Mamoudou, un senegalés residente en Canarias que sirve de vínculo entre las autoridades isleñas y los máximos sacerdotes del culto. Van a hacer una gira por todo el país y hablarán con los padres de los chicos para que no viajen en cayucos, para que traten de venir sólo legalmente señaló ayer. La gira, indicó, será sufragado por los propios religiosos. Lo van a pagar de su propio bolsillo, es algo que hacen por su cuenta, porque saben que son los únicos que pueden tener un papel importante en esto. El pueblo los escucha dijo además. Los morabitos marabouts en francés) son considerados, en el culto musulmán del África occidental, como iluminados. Un morabito, aunque hay facciones de su propia religión que no los reconocen, es una persona a la que se atribuyen poderes múltiples, sobre todo en la región subsahariana. Las mismas autoridades civiles y los políticos, cuando necesitan lo que sea, acuden a ellos. Si no, su mensaje no llega apuntó Mamoudou, que fue hace dos semanas quien propició el encuentro en Tenerife entre las autoridades autonómicas y el morabito de Tijani, Mouhamadou Manssur Barro. Mamoudou, que trabaja como intérprete para la Justicia y la Policía, aseguró que le ha aconsejado al Gobierno de Canarias que acuda a los morabitos, porque son los únicos que pueden apretar al Ejecutivo de Dakar