Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 23 8 2006 Opinión 5 UNA RAYA EN EL AGUA EL APOCALIPSIS PUEDE ESPERAR mediatarde del 22 de agosto, elApocalipsis no parece haber comparecido. Aquí, en Andalucía, hay un sol de fuego incendiando la cal de las fachadas, pero eso forma parte de las rutinas del paisaje. Como el levante en el Estrecho, el canto de las chicharras en los secarrales, las velas en la playa, el sesteo de las ciudades semivacías, las tonterías de Pepe Blanco, el desembarco de cayucos en Canarias, lavana cháchara diplomática sobre el Líbano, el asesinato de una mujer por su pareja, los gestos coactivos de los batasunos, los datos menguantes de los embalses, los saudíes en Marbella, el silencio blindado de Zapatero en La Mareta. Pura normalidad, la perezosa inercia de cualquier IGNACIO tarde de estío. CAMACHO Hoy- -ayer para el lector, que se decía en las antiguas crónicas- -era el día del Armagedón, según la inquietante profecía de algunos especialistas anglosajones en el mundo islámico. La efemérides del mito de la ascensión de Mahoma a lomos de su caballo alado coincidía de manera inquietante con la fecha anunciada por los fanáticos iraníes para dar cuenta de su programa nuclear, y algunos analistas sospechaban que tal noticia podría ir de la mano de un ataque a gran escala para borrar a Israel del mapa. Si no se hubiese sumado a la expectativa el brillante y lúcido Bernard Lewis, la cosa no habría pasado de una especulación más o menos siniestra, pero la minerva de Princeton utilizó el señuelo esotérico para dar un toque de alarma sobre lo que se está cociendo bajo el apaciguamiento de la diplomacia. Irán, de momento, se limita a seguir ganando tiempo para sus planesy la leyenda perseida de Mahoma no se ha transformado en la señal para un cataclismo destructor. Por ahora; la sugerencia preventiva de Lewis debería ser atendida más allá de la inquietante metáfora en que venía envuelta. Un momento de zozobra se ha registrado en medio del desganado panorama de esta mortecina actualidad de agosto; un viejo Tupolev repleto de viajeros descalabrado en Ucrania. Pero el pulso lánguido de los informativos internacionales no se ha agitado en exceso; el etnocentrismo de los medios aplica al caso la veterana teoría del muerto kilométrico -glosada por el maestro Martín Ferrand- -de la extinta Escuela Oficial de Periodismo. Tranquilidad después del sobresalto: sólo eran 170 desconocidos muertos. Por lo demás, todo normal: una calma postrada, el lento discurrir de la espuma de los días, que decía Boris Vian. Por esta vez nos hemos escapado de la maldición de una profecía verosímil. Pero yo no estaría tranquilo; en algún lugar de la vieja Persia, alguien está cebando con plutonio el vientre del caballo del jinete pálido. Los cuchillos de la venganza que citó Goytisolo en la Reivindicación del conde don Julián están brillando al otro lado de la muralla. Y algún bañista del Mediterráneo creerá, en su confortable egoísmo, que lo más parecido al Apocalipsis inmediato es la inocente picadura de una medusa. A EL RECUADRO MADRE MÍA, SI FUERA AL REVÉS... ANTO Cristo, Ave María, madre mía, si fuera al revés, la que estarían liando los mismos que ahora tienen a España así de malvadamente patas arriba y nadie les dice nada. Volvamos a las ignacianas composiciones de lugar para imaginar la que estarían liando ellos mismos. Madre mía, si Aznar, para veranear gratis total, se hubiera ido a una residencia de Su Majestad el Rey en Lanzarote, y se hubiera gastado una porrada de millones del presupuesto para ponerla al gusto de aquí- mi- señora, y las Infantas, en visita a la isla, se hubieran tenido que alojar con los niños en un hotel, porque en La Mareta de papá había presidencial ocupa... ¡La que estarían liando los mismos que ahora van de Belinda! Madre mía, si Aznar, para dejar a ANTONIO la niña del bodón en El Escorial en BURGOS un colegio de Londres y para aprovechar las rebajas hubiera cogido un avión oficial, y se hubiera alojado con toda la jarca familiar en la embajada de España, todo para comprar unas cositas en Zara, que le hacen precio. ¡La que estarían liando los mismos que ahora van de Belinda! Madre mía, si precisamente cuando Aznar anduviese de veraneo gratis total en La Mareta estuvieran llegado a la misma isla y a las adyacentes cayucos y más cayucos de inmigrantes ilegales, cayucos de tres en fondo, cayucos en orden de batallón, convocados por la manga ancha del efecto llamada del Papeles Para Todos... ¡La que estarían liando los mismos que ahora van de Belinda! Madre mía, y sin salir de La Mareta, si a Ana Botella le hubiera dado por bucear, y para sus inmersiones distrajera una patrullera de la Guardia Civil para vigilarla a ella solita de los paparazi. ¡La que estarían liando los mismos que ahora van de Belinda! S Madre mía, si para remediar esa oleada de inmigrantes del África Negra (sí, he dicho África Negra y no subsahariana, ¿pasa algo? Si para remediar esa invasión de los bárbaros del Sur, Aznar cogiera, y los metiera en un avión alquilado, sin papeles, sin dinero, sin trabajo, y los soltara, como a perros que se abandonan, en regiones y ciudades gobernadas por sus adversarios del PSOE, para que los negritos se buscaran la vida... ¡La que estarían liando los mismos que ahora van de Belinda! Madre mía, si a Aznar y a Fraga le hubieran ardido 100.000 hectáreas de monte en Galicia, sin coordinación alguna para su extinción, sin que aparecieran por allí más que al humo de las velas y de los pinos, y hubiera habido cuatro muertos en los fuegos... ¡La que estarían liando los mismos del Nunca Máis que ahora van de Belinda! Madre mía, si Aznar hubiera enviado tropas a Afganistán y anunciara ahora que manda más soldados al Líbano y al Congo, y encima se le hubiera estrellado un helicóptero con 17 soldados caídos por España a bordo... ¡La que estarían liando los mismos del No a la guerra que ahora van de Belinda! Madre mía, si Aznar hubiera pactado con la ETA por debajo de la mesa lo que marcaba la Hoja de Ruta de Perpiñán, la lisa y llana destrucción de España y de Navarra, y si hubiera hocicado ante los nacionalistas en Cataluña con un Estatuto separatista que convierte al Estado en residuo, quizá Residuo Sólido Urbano de Madrid... ¡La que estarían liando los mismos que ahora van de Belinda! Pero como son ellos, y ellos tienen el poder y la gloria y los medios y las subvenciones, pues todo el mundo callado, incluidos los profesionales de la pancarta, de la manifestación, de la pegatina y de poner la mano para trincar la tela. Santo Cristo, Ave María, madre mía, si fuera al revés, la que estarían liando los mismos que ahora tienen a España así de malvadamente patas arriba.