Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
64 MARTES 22 8 2006 ABC Deportes Garbajosa le entrega a Nowitzki su tarjeta de visita Navarro y Calderón aguantaron al equipo hasta el despertar de Gasol DOMINGO PÉREZ, ENVIADO ESPECIAL HIROSHIMA. El baloncesto de ataque deslumbra. Por eso muchas veces los sacrificios defensivos en pro del colectivo se quedan en el anonimato. Con el sensacional triunfo de España sobre Alemania (92- 71) podría llegar a existir la tentación de cometer una colosal injusticia. José Manuel Calderón (que anotó 20 puntos) y Juan Carlos Navarro (19) brillaron en labores ofensivas. Se merecerían, por su temple y sus habilidades, una crónica entera para cada uno. Sacaron su genio a pasear cuando más falta hacía y aseguraron, salvo mayúscula sorpresa, el primer puesto de España (que ya está en octavos) en esta primera fase. Sin embargo, nada de lo que dibujaron el base de Toronto y el escolta del Barcelona sobre la pista hubiera servido para vencer sin la labor abnegada, oscura, pero tremendamente eficaz de Jorge Garbajosa. El pívot madrileño, uno de los dos últimos representantes de la vieja guardia que han aguantado el empuje de los nuevos cachorros del baloncesto español- -el otro superviviente es Carlos Jiménez- va a jugar la temporada que viene en la NBA. ALEMANIA ESPAÑA 71 92 Alemania (22+ 19+ 19+ 11) Hamann (4) Greene (14) Okulaja (4) Nowitzki (14) Femerling (9) -cinco inicial- Schultze (2) Garrett (7) Demirel, Jagla, Herber (10) Roller (7) y Grunheid. España (26+ 22+ 24+ 20) Calderón (20) Navarro (19) Jiménez (4) Garbajosa (12) Pau Gasol (16) -cinco inicial- Mumbrú (7) Sergio Rodríguez (2) Cabezas, Marc Gasol (3) Rudy Fernández (7) y Berni Rodríguez (2) Tardará el alemán en olvidarse del marcaje al que fue sometido por Jorge y, si acaso sufriera un amnesia transitoria e interesada, le regresará pronto a la memoria, cuando dentro de unos meses se vuelvan a ver las caras, ya sea en el American Airlines Center Stadium de Dallas o en el Air Canada Center de Toronto. Equipo de principio a fin No sería exagerado atribuirle a Jorge un 40 por ciento del mérito del triunfo. Otro 40 se le puede entregar gustosamente a la pareja Calderón- Navarro, que soslayaron con sus puntos las dudas que hubieran podido aparecer cuando Gasol se fue al banquillo con dos personales en el minuto 4 (8- 10) En lugar de ello, un parcial de 11- 0 (dos triples de Navarro, uno de Garbajosa y una dirección de lujo de Calderón) salvaron el escollo. Y el 20 por ciento restante que se lo apunte todo el equipo. Desde los fisios por recuperar a Navarro a Pepu Hernández por su valiente dirección- -no todos se hubieran atrevido a sentar a Pau- Desde Jiménez- -inmenso en sus ayudas a Garbajosa- -a Berni, o a Rudy, o desde Pau Gasol, que regresó a tiempo de ayudar con su puntos en el tercer cuarto, a Felipe Reyes, que no juega, pero anima como un poseso... Cualquiera y todos, porque ese es el secreto de esta España, que ya está en octavos y que apabulla. También a Alemania, que, no hay que olvidarlo, es la actual medalla de bronce europea y mundial. Volverán a verse las caras Ha sido fichado por Toronto. Tiene mérito que con 28 años y todo hecho en Europa, con un prestigio labrado a golpe de triples y rebotes, se animara a iniciar una aventura tan complicada, tan dura y en la que tiene mucho más que perder que ganar. Muchos le han criticado por ello. Por desechar la ofer- ta de renovación del Unicaja y cambiar una próspera y, dentro de lo posible, cómoda jubilación, por un viaje de retorno incierto. Él no necesitaba ninguna confirmación, pero algunos incrédulos, sí. Los que dudaban de que con su físico pudiera defender en Estados Unidos. Los que pensaban que las grandes estrellas del planeta NBA pasarían por encima suya. Los que no le veían triunfando al otro lado de océano. Todos esos deberán merendarse sus pensamientos ingratos. La ocasión se la ofreció Pepu a Garbajosa en el momento en el que le asignó la defensa sobre Nowitzki. El de Torrejón no se lo pensó dos veces. Atrapó al vuelo la oportunidad y le entregó su tarjeta de visita a una de las megaestrellas más valoradas de la Liga estadounidense, a un All Star en toda regla, al líder de los Dallas Mavericks. El trabajo en defensa marcó las diferencias Pepu Hernández lo había anunciado durante la preparación: Tenemos bien trabajada la defensa y lo demostraremos cuando lo necesitemos Hasta ayer no había hecho realmente falta esforzarse mucho en este apartado, pero cuando ha sido oportuno tirar de él, efectivamente ha marcado las diferencias. No ya por el papel de secante de Garbajosa sobre Nowitzki, que acabó desquiciado, sino por el sistema de ayudas para maniatar al de Dallas (enormes Jiménez y Mumbrú) y por la variedad de sistemas defensivos. Mención especial merece la presión con dos y tres bajitos según los casos, sobre la subida del balón y siempre a partir de la intensidad de Calderón. Con este pressing se rompió el partido, justo cuando Alemania- -al principio del tercer cuarto- -pretendía engancharse al mismo con tres triples consecutivos- -Hamman, Green y Okulaja- que pusieron el tanteo 51- 50 a favor de España. La respuesta fue esa presión ya comentada que sirvió para lograr un 9- 0 de parcial, llevar el marcador hasta 14 arriba (69- 55) y lanzar a España hacia su tercer triunfo en el Mundial. Navarro: Les teníamos muchas ganas El domingo, su lesión fue la comidilla de la jornada. Sólo cuando salió en el cinco inicial se supo que Navarro se encontraba bien: Tuve molestias en el talón derecho hasta minutos antes del encuentro, pero sabía que cuando empezara me iba a olvidar de todo, y así ha sido De todo no, porque en su mente- -y en la de sus compañeros- -había un par de imágenes que le inspiraban: Le teníamos muchas ganas a Alemania por lo que pasó en Indianápolis y en Belgrado. La clave ha estado en que hemos defendido muy bien y hemos parado a Nowitzki Pepu se permitió casi por primera vez unos instantes para disfrutar: Era un partido especial en el que ha destacado nuestra gran defensa. Creo que ha sido el mejor encuentro hasta el momento. H sido un gran partido como equipo y por eso estoy muy contento Otra de las figuras del choque, un Calderón al que el seleccionador alemán, Bauermann, consideró culpable de la derrota porque no hemos sabido pararle mantenía la tesis de su entrenador: Somos un equipo y no importa si Pau está en la pista. Cualquiera puede anotar, defender, rebotear o hacer lo que sea necesario Gasol ganó esta acción a Nowitzki LO MEJOR La fuerza de España no reside en un solo hombre, sino en su concepto de equipo