Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 MARTES 22 8 2006 ABC Internacional Israel abre una investigación de los errores cometidos en el Líbano por el alto mando El Ejército más poderoso de Oriente Próximo entona un mea culpa tras la reciente campaña b El Comité Parlamentario de Seguridad solicita una investigación de Estado que va más allá de lo ofrecido por el Gobierno, porque podría encausar al propio Olmert LAURA L. CARO. ENVIADA ESPECIAL JERUSALÉN. El miedo de los que decidían fue evidente en todas partes. Para nosotros, la indecisión puso de manifiesto una profunda falta de respeto a nuestra voluntad de unirnos y luchar, y nos hizo sentir como si nos hubieran escupido... El grave sentimiento de que en nuestros escalones superiores no hay nada más que falta de preparación, de sinceridad, de previsión e incapacidad para tomar decisiones racionales nos lleva a una pregunta, ¿nos llamaron para nada? Si el Gobierno de Ehud Olmert se tambaleaba ya a cuenta de una guerra en la que Israel no cumplió ninguno de sus objetivos, la publicación ayer en los medios hebreos de la carta suscrita por un centenar de oficiales y soldados de la brigada de Infantería Punta de Lanza y enviada a los ministros de Defensa, Amir Peretz, y al jefe de las Fuerzas Armadas, general Dan Halutz- -a los que los militares reprochan ni más ni menos que haberles impedido la victoria convulsionó aún más si cabe los cimientos de una Administración en entredicho. La mayoría del Comité Parlamentario de Seguridad y Exteriores, a excepción de los miembros del partido Kadima, principal socio de la coalición de Gobierno, ha solicitado la apertura de una investigación de Estado para analizar los fracasos y depurar responsabilidad. Una fórmula inflexible cuyas competencias y procedimientos están rigurosamente descritos por ley, que dejaría las indagaciones en manos de miembros elegidos por la Corte Suprema y que podría concluir con el enjuiciamiento de los culpables de los errores, incluidos los jefes del Ejército y del Gobierno. Ehud Olmert inspecciona los daños producidos por un cohete de Hizbolá en una escuela del norte de Israel que no se va a resolver con una minuciosa y respetable comisión auspiciada por el Estado rante su visita ayer a la castigada ciudad de Kiriat Shmona, Olmert apuntó a sus predecesores como responsables de la guerra contra las milicias del Partido de Dios. Sabíamos hace años que había un gran peligro, pero por alguna razón no lo trasladamos a la acción como debimos hacer. Sabíamos lo que Irán estaba haciendo, lo que Siria estaba haciendo, armando a Hizbolá, pero actuamos como si no lo supiéramos dijo el primer ministro. Y como segundo paso, sabedor de POOL Tarde y mal Con las agrias quejas de los reservistas también encima de la mesa, la petición de la investigación oficial despertó ayer recelos no contenidos en el primer ministro, ante el temor de que se abra un proceso infinito de pesquisas que concluyan con un informe demoledor. A modo de huida hacia delante, du- que la presión de la opinión pública, la prensa y la oposición hace ya irremediable un examen a fondo en el seno del Ejército, el primer ministro encargó ayer a Menajem Mazuz, asesor jurídico del Estado, que el jueves presente alternativas a la creación de la comisión reclamada por el Comité Parlamentario de Seguridad, una instrucción detrás de la que los analistas ven una orden para justificar la conveniencia de poner en marcha un sucedáneo, el llamado comité de investigación Un ministro israelí propone devolver el Golán a cambio de paz L. L. C. JERUSALÉN. De una forma categórica dentro de su debilidad política, con el deseo de neutralizar de una vez por todas las erráticas declaraciones de sus ministros partidarios de reabrir conversaciones con Siria, el primer ministro israelí descartó ayer la posibilidad de buscar hoy ningún tipo de acuerdo diplomático Crisis de confianza De las críticas contenidas en la misiva, en la que los soldados del Ejército más poderoso de la región- -una de las mejores Fuerzas Armadas del mundo- -censuran la inmoralidad y la ausencia de vergüenza de sus mandos al intentar tapar hoy las meteduras de pata cometidas durante el conflicto, la más preocupante es la que constata la crisis de confianza que esta postguerra estrena entre quienes estuvieron en el frente y quienes dispusieron lo que había que hacer. Una fisura que los militares advierten de antemano con su vecino oriental. Olmert describió a Damasco como el miembro más agresivo del eje del mal Soy la última persona que dirá que quiere negociar con Siria. Cuando Siria deje de apoyar el terrorismo, cuando deje de dar misiles a organizaciones terroristas, entonces estaremos felices de negociar con ellos proclamó Olmert. Horas antes, el titular israelí de Seguridad Interior, Avi Dichter, de su mismo partido, el Kadima, se convertía en el primer miembro de su Gabinete en declararse públicamente a favor de devolver a Siria los Altos del Golán, ocupados en 1967, a cambio de la paz. La postura de Dichter confluye con las expresadas por el ministro de Defensa, Amir Peretz, y su colega de Exteriores, Tzipi Livni, sobre la conveniencia de aprovechar las circunstancias para arrancar al Gobierno de Bashar al- Assad de la esfera de influencia iraní. El debate ha sido entendido por la oposición del Likud como un intento más del Gabinete por desviar la atención de los fallos en la guerra