Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 22 8 2006 Nacional TRAGEDIA FERROVIARIA EN PALENCIA 17 Los peores accidentes de tren de España Contando con las 6 víctimas que se produjeron ayer en Palencia, 112 personas han muerto en España en accidentes ferroviarios desde 1980 en los once siniestros mortales ocurridos en este tiempo. Asimismo, otras 300 resultaron heridas en los mismos. Anteriormente, un accidente en 1944 se estima que se saldó con 78 muertes, mientras que otro, en 1972, acabó con la vida de 77 personas. 15 julio 1980. 17 muertos y 22 heridos en un choque frontal en Torralba del Moral (Soria) 5 enero 1981. Una colisión frontal en la línea Madrid- Burgos provoca la muerte de 7 personas y hiere a 22. 20 septiembre 1984. Un accidente siega la vida de 9 personas en Alicante. 3 marzo 1988. 8 muertos y 30 heridos en un choque en Valladolid. 6 septiembre 1989. Una colisión en la estación de Arévalo (Ávila) deja 5 muertes y 44 heridos. 3 julio 1990. Un tren choca con una viga en Alcalá de Henares (Madrid) y causa la muerte a 7 personas. 2 agosto 1993. El choque y posterior incendio de dos trenes en Asturias deja un balance de 12 fallecidos. 27 febrero 1995. 5 muertos y 33 heridos al descarrilar un convoy en Éibar (Guipúzcoa) 31 marzo 1997. Otro descarrilamiento, esta vez en Navarra, se salda con 18 muertos y 100 heridos. 3 junio 2003. El hasta ayer más reciente accidente ferroviario en España provoca en Chinchilla (Albacete) 19 muertes. Escenas de pánico y desconcierto. Los viajeros del Intercity que ayer descarriló en la localidad palentina de Villada sólo aciertan a recordar la excesiva velocidad del convoy y sus esfuerzos por salir del interior de los vagones lo antes posible Iba demasiado deprisa TEXTO: H. D. VILLADA (PALENCIA) Un trágico accidente tiñó ayer de negro una soleada tarde de verano en Castilla y León. Un fuerte estruendo alertó a los vecinos que viven más cerca de la estación de ferrocarril de Villada (Palencia) y a los trabajadores que en aquel momento se encontraban en las naves que la empresa castellano y leonesa Pipas Facundo tiene próximas a las vías. En pocos minutos el paisaje se volvió totalmente dantesco. Cientos de viajeros- -bastantes malheridos- -pedían auxilio a través de las ventanillas del tren mientras algunos, los menos, lograban salir por su propio pie en busca de ayuda. Uno de los primeros jóvenes que acudió a auxiliar a las víctimas fue Jonathan Irruzola. Ha ocurrido todo muy rápido. Yo estaba transportando unos palés cuando de repente oí una fuerte frenada. Al poco tiempo, escuché a los viajeros pedir ayuda y fue cuando me di cuenta de la gravedad del accidente explicaba conmocionado aún este trabajador de Pipas Facundo. Nada más percatarse de lo ocurrido llamó a sus compañe- ros. Juntos lograron romper la valla de seguridad que existe entre los almacenes y las vías del tren y tras romper las ventanillas se dispusieron a sacar a los heridos que se encontraban atrapados entre los asientos. Sólo algunos viajeros pudieron salir a pie. Entre éstos estaba Carmen, una joven gallega que había cogido el tren en Ponferrada y se dirigía a Burgos. Iba demasiado deprisa, iba demasiado de prisa repetía conmocionada. Más tranquila y una vez atendida por los servicios de emergencias relata lo ocurrido. Cuando hemos salido de Sagunto el tren iba bastante rápido. Al tomar la última curva parecía que iba a volcar, pero algo lo ha frenado y en ese momento se ha parado Carmen relata cómo se levantó La gente estaba bastante nerviosa. Nos hemos tenido que coordinar para atender a todos los heridos aturdida e intentó ayudar a los viajeros que iban en su vagón- -el tercero por detrás- He cogido a las personas mayores y las maletas pero cuando he empezado a ver sangre y gente decapitada me ha dado un ataque de nervios y me han tenido que sacar de allí Aitor tuvo más suerte. Este viajero iba en el último vagón. No sé cómo ha ocurrido se pregunta con el rostro pálido. Pasan las siete de la tarde y espera a la llegada de unos familiares a las puertas de uno de los almacenes, convertido en un improvisado hospital de campaña hasta que llegaron los servicios de emergencias. En el almacén se habilitaron dos naves, una para los heridos más graves y otra para los más leves, que eran atendidos por trabajadores de la empresa y los vecinos de la localidad, que se acercaron con sus botiquines caseros. La gente estaba bastante nerviosa. Los heridos leves querían que les atendiesen rápido y hemos tenido que coordinarnos explicaba José Antonio Alonso, encargado del almacén. Mis trabajadores se han volcado, también la gente del pueblo Después de 3 años, sigue sin sistema de seguridad la línea de Chinchilla M. BUITRAGO MURCIA. Tres años después de la tragedia ferroviaria de Chinchilla, que se cobró la vida de 19 personas, el prometido sistema de seguridad de la línea que enlaza Murcia con Madrid sigue sin funcionar. El sistema de control de tráfico centralizado (CTC) que es un procedimiento muy básico en la red ferroviaria nacional, fue la alternativa planteada por el Gobierno, pero se han ido incumpliendo sistemáticamente los plazos de puesta en marcha. En su lugar, en esta línea sigue utilizándose el sistema de bloqueo telefónico, por el que una estación comunica a otra si el tramo está libre u ocupado por algún tren. El director general de Transportes y Puertos del Gobierno murciano, Marcos Ortuño, expresó ayer la urgente necesidad de que el Ministerio de Fomento ponga en funcionamiento los sistemas de seguridad y comunicaciones (CTC, enclavamientos, bloqueos y tren- tierra) en esta línea, y denunció el retraso de más de un año y medio, dado que las obras estaban comprometidas desde la etapa de Álvarez- Cascos. Estado en que quedó uno de los vagones tras el descarrilamiento de ayer CESAR MINGUELA