Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 22 8 2006 Nacional 15 Los sindicalistas no creen que la solución sea castigar al que sufre la desgracia de que prendan fuego a su monte mento apropiado para sacar a la opinión pública este debate Son argumentos sensiblemente similares a los utilizados por el Partido Popular, cuyo portavoz adjunto, Roberto Castro, aseguraba ayer que el afán recaudatorio de la Xunta castigará indiscriminadamente a todos las propietarios, incluyendo los miles de ancianos que viven solos, en áreas semiabandonadas y que no disponen de medios ni capacidad para limpiar los montes de su propiedad Castro advirtió de que la política de pagar por apagar puede incrementar la actividad incendiaria en los lugares donde hay disputas vecinales Frente a las intenciones de la Xunta, el PP defiende que se tomen medidas inmediatas para paliar en lo posible la negativa incidencia de lo incendios en el medio rural y en las personas que tienen como actividad principal la agricultura y la ganadería Tras la quema del monte, empiezan las tareas de limpieza y restauración del suelo a manos de funcionarios de la Xunta EFE La Xunta planea cobrar a los dueños de los montes por apagar los incendios El sindicato agrario UU. AA. cree que PSOE y BNG quieren culpar a la víctima b El PP reprocha el afán recauda- Obligaciones de la propiedad Roberto Castro reclamó también que la Xunta explique cuál es su modelo de lucha contra el fuego, y tuvo inmediata respuesta del vicepresidente del Ejecutivo autónomo, el nacionalista Anxo Quintana, que defendió la necesidad de poner en marcha un cuerpo legislativo y normativo para acabar con el sentido napoleónico de la propiedad, que conllevará derechos y obligaciones Quintana subrayó que el mejor cortafuegos que podemos hacer es poner en marcha la ley de Movilidad de Tierras y el Banco de Tierras para que sean utilizadas las abandonadas, y defendió que todo aquel que es propietario de un predio tiene la obligación de mantenerlo limpio y, en el caso de que no pueda ser así, va a tener que permitir a la Administración que lo haga y que lo utilice Pero la lucha contra el fuego recuperaba ayer su protagonismo: ayer, tras la tregua de seis días impuesta por las lluvias, se declararon siete incendios. torio del Gobierno gallego, que castigará indiscriminadamente a los propietarios, incluidos los ancianos sin medios para limpiar A. AYCART SANTIAGO. Lejos de cualquier atisbo de autocrítica, salvo la de no haber modificado la política forestal del PP, a quien señala como responsable de la catástrofe incendiaria de este año, el bipartito gallego apunta ya las primeras medidas de una nueva estrategia contra el fuego. Y lo hace con novedades como la de estudiar que los propietarios de los montes arrasados paguen los servicios de extinción, un canon que variará en función de la utilización de medios terrestres o aéreos, que encarecerían la factura. En el fondo, se trata de obligar a los propietarios a limpiar sus tierras o, si no pueden hacerlo, cedérselas a la Administración. El gabinete de prensa de la Consejería de Medio Rural, que dirige Alfredo Suárez Canal (BNG) aseguró a ABC que la medida se encuentra en fase de estudio, por lo que no se aplicará a los afectados por la ola de incendios que arrasó algo más de 90.000 hectáreas en las dos primeras semanas de agosto, según los datos del Instituto Geográfico y Económico del CSIC y el Instituto de Información Forestal de la UE, aunque rebajadas a 77.000 por el Ejecutivo autónomo. En cualquier caso, estas fuentes precisaron que el canon por extinción- -que podría ascender a 3.000 euros por hectárea quemada- -se cobraría sólo a los dueños de montes en los que no se hubieran realizado las necesarias tareas de limpieza, situación en la que se encontrarían tres de cada cuatro comunidades de montes, cerca de 3.000 entidades de las que el 27 por ciento no han tenido ingresos en los últimos cinco años. Ineficacia total El secretario de desarrollo rural de Unions Agrarias (UU. AA. Jacobo Feijóo, mostró ayer la frontal oposición de este sindicato a la medida al puntualizar que plantear esto es una provocación en un escenario de 12.000 fuegos al año, de los cuales un mínimo de 10.000 son intencionados, con una impunidad casi absoluta y una ineficacia total de la Administración para dete- ner a los incendiarios UU. AA. cuantificó en casi 130 millones de euros las pérdidas de renta que sufrirán los vecinos del rural de la provincia de Pontevedra- -más de la mitad de los 245 millones que estima en toda la Comunidad- a los que habría que sumar, en su caso, el coste de la extinción de incendios, de confirmarse la nueva política diseñada por la Consejería de Medio Rural. El secretario general de la central sindical Roberto García, subrayó que no creo que la solución sea castigar precisamente a quien ya sufre la desgracia de que prendan fuego a su monte para explicar que la Administración autonómica sigue cayendo en la tentación de convertir a la víctima en culpable y precisar que no es el mo- El Gobierno gallego cree que no hay motivos para activar el plan contra la contaminación marina A. A. SANTIAGO DE COMPOSTELA. La Consejería de Pesca de la Xunta de Galicia descartó ayer activar el Plan de Contingencias por contaminación marina ya que las lluvias caídas tras los incendios forestales de la primera quincena de agosto no han tenido consecuencias graves en las Rías El departamento que dirige la socialista Carmen Gallego recordó que sí se han habilitado medidas de control y seguimiento de la calidad de las aguas, así como la recogida de muestras en diversos puntos de las rías gallegas de especial interés marisquero. Así, los técnicos de Pesca recibieron ayer las primeras muestras recogidas en los tubidímetros de las bateas y mañana se conocerán los resultados de los análisis. Los únicos efectos del arrastre de cenizas por las lluvias de los últimos días fueron, al parecer, enturbiar el agua de la red de abastecimiento de la ciudad de Pontevedra, aunque el Ayuntamiento que dirige el nacionalista Miguel Anxo Fernández Lores aseguró ayer que en estos momentos es apta para el consumo humano Las riadas alteraron el sabor, olor y color del agua en la ciudad y comarca de Pontevedra, por lo que durante el pasado fin de semana, los técnicos de la empresa concesionaria de abastecimiento de se vieron obligados a aumentar los niveles de cloro en el proceso de depuración y sustituir las aguas del afectado río Lérez por las del embalse de Pontillón, una situación que podría llevar a medidas de restricción en la comarca si no se normaliza la situación antes de septiembre.