Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 21 8 2006 71 Televisión y radio Pepa Bueno, responsable de Los desayunos de TVE ha mostrado su preocupación por el futuro de los noticiarios: La televisión vive de imágenes y hay una tendencia evidente al espectáculo en la información televisiva Perdidos y Mujeres desesperadas dan el salto al móvil ABC MADRID. Las populares series norteamericanas Perdidos Lost y Mujeres desesperadas Desesperate Housewives ambas emitidas en España por TVE, tendrán sus propios videojuegos oficiales programados específicamente para teléfonos móviles. Llegarán a principios del próximo año y aún se desconocen los detalles sobre su configuración. Los proyectos vendrán de la mano del estudio Gameloft, especializado en juegos para teléfonos móviles, gracias a un acuerdo alcanzado por Touchtone Televisión y se unirán a la amplia oferta de ocio digital basado en estas series que se avecina, ya que ambas producciones preparan también su llegada al mercado de los ordenadores. El título basado en Perdidos será un juego de rol on line en el que los usuarios podrán interactuar para averiguar los cabos sueltos que va dejando la enigmática serie. El juego de Mujeres desesperadas por su parte, será un simulador social del estilo del popular Los Sims Los analistas del sector auguran que los títulos para móviles seguirán esta tendencia en los próximos meses. El juego de Perdidos podría aprovechar la interacción y la inmediatez de los dispositivos móviles para ofrecer una oferta similar a la de ordenadores, y Mujeres desesperadas podría tener una versión inferior técnicamente pero con similares características a la de PC, al igual que ocurre con Los Sims o su secuela, Los Urbz que cuentan con varias entregas para teléfonos móviles. Pekín intensifica su represión informativa y quiere silenciar la cobertura de noticias polémicas AP China multará a los medios que informen sin permiso de accidentes y desastres Endurece la censura sobre temas controvertidos como protestas y huelgas PABLO M. DÍEZ. CORRESPONSAL PEKÍN. Tras prohibir los dibujos animados extranjeros en horas de máxima audiencia, el régimen comunista chino se plantea ahora endurecer su ya estricta censura sobre los medios de comunicación. Para ello, el Comité Permanente de la Asamblea Nacional Popular, el máximo órgano legislativo del país, está debatiendo una normativa que prevé multas de hasta 100.000 yuanes (9.777 euros) para las televisiones, periódicos y radios que informen sin autorización de hechos repentinos Toda una paradoja porque, precisamente, tales sucesos imprevistos son la base del trabajo periodístico en cualquier parte del mundo. Pero en China, donde en las facultades de Ciencias de la Información se enseña a los estudiantes que un buen reportero es el que no hace preguntas cubrir un evento noticiable puede ser delito. vueltas populares que han proliferado durante los últimos tiempos para protestar contra los abusos de poder, la corrupción y la expropiación ilegal de tierras por parte de los gobiernos locales. Tras los 87.000 choques violentos entre los manifestantes y la Policía registrados el año pasado por estos motivos, Pekín persigue silenciar tales noticias para que no cundan ejemplos similares. A pesar de que el régimen ya dispone de un gran control sobre las empresas informativas y es capaz tanto de ocultar los temas controvertidos como de aleccionar a los periodistas, algunos medios desafían a veces a la censu- ra para denunciar casos de corrupción, escándalos medioambientales o negligencias médicas, pero sin llegar nunca a criticar la legitimidad del Partido Comunista. Por ello, la nueva regulación acabará con esas lagunas legales y contrarrestará la desclasificación de secretos oficiales aprobada el pasado otoño. Dicha desclasificación tuvo lugar tras demostrarse que el encubrimiento de la neumonía asiática (SARS) por parte del régimen había facilitado la propagación de la enfermedad, pero ahora Pekín ha vuelto a intensificar su represión informativa. Emperadores, cantantes y karatecas, pero jamás tertulianos en TV En China hay 2.389 cadenas de televisión, 282 emisoras de radio, 219 periódicos y 9.074 revistas pero, a pesar de tan descomunal avalancha de medios, la oferta informativa es bastante escasa por los límites que impone la censura. En el caso de la televisión, basta un pequeño zapeo con el mando a distancia. En la programación del gigante asiático, que cuenta con una potencial audiencia de 1.300 millones de personas, abundan las series históricas ambientadas en los tiempos de los emperadores, como la famosa La belleza y la guerra o las que reflejan la heroica lucha de los revolucionarios comunistas contra el invasor japonés. Con más de la mitad de la programación dedicada al entretenimiento y sólo un 10 por ciento a la información, las series de artes marciales, las galas musicales y los programas sobre policías copan la parrilla televisiva, donde no hay espacios de debate. Limitación de emergencias Aunque el Ejecutivo todavía no ha detallado los temas prohibidos, esta iniciativa pretende impedir la difusión de acontecimientos perjudiciales para las autoridades. No en vano, la legislación ya define como emergencias a los desastres naturales, los grandes accidentes y las crisis sanitarias y de seguridad pública. Quedarán, por tanto, vetadas las re- Mujeres desesperadas ABC