Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 21 8 2006 Deportes CAMPEONATO DEL MUNDO DE MOTOCICLISMO GRAN PREMIO DE LA REPÚBLICA CHECA 67 Clasificaciones 125 c. c: 1, Bautista (Aprilia) 41: 00.673; 2, Kallio (Fin. KTM) 41: 00.701; 3, Talmacsi (Hun. Honda) 41: 12.082; 4, Gadea (Aprilia) 41: 12.516; 5, Luthi (Sui. Honda) 41: 12.828; 6, Pasini (Ita. Aprilia) 41: 12.936. Otros españoles: 7, Terol (Derbi) 8, Olivé (Aprilia) 9, Nieto (Aprilia) 14. Manuel Hernández (ESP Aprilia) 41: 50.202; 17, Rodríguez (Aprilia) 21, Túnez (Aprilia) 42: 12.04. Mundial: 1, Bautista, 230 puntos; 2, Kallio, 161; 3, Pasini, 147; 4, Gadea, 133; 5, Faubel (Aprilia) 123; 6, Pesek (R. Ch. Derbi) 102. Otros españoles: 10, Olivé, 68; 11, Nieto, 57; 13, Simón, 46; 14, Terol, 31; 17, Rodríguez, 20; 24, Hernández, 4; 25, Pol Espargaró, 3. 250 c. c. 1, Lorenzo (Aprilia) 41: 29.204; 2, Dovizioso (Ita. Honda) 41: 31.711; 3, H. Aoyama (Jap. KTM) 41: 31.728; 4, Locatelli (Ita. Aprilia) 41: 44.498; 5, Barberá (Aprilia) 41: 59.302; 6, S. Aoyama (Jap. Honda) 41: 59.427. Otros españoles: 12, Debón (Aprilia) 15, Tizón (Honda) 1, Carchano (Aprilia) Mundial: 1, Lorenzo, 199 puntos; 2, Dovizioso, 192; 3, Takahasi (Jap. Honda) 133; 4, H. Aoyama, 132; 5, De Angelis (S. M. Aprilia) 131; 6, Locatelli, 127. Otros españoles: 7, Barberá, 111; 13, Debón, 39; 19, Tizón, 11; 23, Aleix Espargaró (Honda) 6; 26, Molina, 2. MotoGP: 1, Capirossi (Ita. Ducati) 43: 40.145; 2, Rossi (Ita. Yamaha) 43: 45.047; 3, Pedrosa (Honda) 43: 48.157; 4, Roberts (EE. UU. KR) 43: 54.945; 5, Melandri (Ita. Honda) 43: 55.170; 6, Stoner (Aus. Honda) 43: 55.844. Otros españoles: 11, Elías (Honda) 15, Checa (Yamaha) 18, Silva (Ducati) Mundial: 1, Hayden (EE. UU. Honda) 201 puntos; 2, Pedrosa, 176; 3, Rossi, 163; 4, Melandri, 161; 5, Capirossi, 151; 6, Stoner, 101. Otros españoles: 12, Elías, 64; 13, Giberanau (Ducati) 58; 15, Checa, 54; 19, Cardoso (Ducati) 8. Lorenzo, en plena madurez, suma la sexta victoria de la temporada Aumenta su ventaja sobre Dovizioso, que no fue capaz de seguirle ABC BRNO. No hay quien pueda con Jorge Lorenzo cuando el mallorquín es capaz de pilotar sin estridencias, cuando frena sus impulsos infantiles y se convierte en un conductor maduro. Ayer, en el siempre complicado circuito de Masaryk, hizo justo lo que tenía que hacer para anotarse un triunfo, sexto de la temporada, que le permite aumentar la ventaja que tenía sobre Dovizioso, segundo en la meta, en la general del Mundial de 250 c. c. Como es habitual en esta categoría, una vez dada la salida se formó un grupo en el que estaban Lorenzo, Dovizioso, Hiroshi Aoyama, De Angelis y Locatelli, que hacía un poco la goma, ora a rebufo de sus rivales, ora alejado unos cuantos metros. El español, que estuvo algo lento en la salida, lejos de empecinarse en una absurda pelea con el resto de los componentes del grupo, optó por tomárselo con calma, conocedor de que tenía en su acelerador unas décimas de más para sacarlas a relucir cuando le hicieran falta. Mediada la carrera, Lorenzo consideró, acertadamente, que había llegado el momento de resolver la cuestión. Apretó el puño y su Aprilia salió como los que es, como una moto. Sólo el japonés pudo resistir el arreón inicial. Dovizioso tiró la toalla cuando vio salir disparado al español. Y De Angelis perdió el equilibrio en su afán por mantenerse en carrera. Una caída un tanto absurda por un error en la trazada. Lorenzo mantuvo al mayor de los Aoyama a su rueda durante unos giros. Luego, apretó un poco más el acelerador y se quedó solo, con la ruta hacia el triunfo expedita. Por detrás, el italiano limó, décima a décima, la distancia que le separaba del japonés para adelantarle justo en la última curva y reducir a cinco los puntos que perdía ante Jorge. En cualquier caso, la lucha por el Mundial se aclara ligeramente. Lorenzo tiene siete puntos de diferencia con respecto a Dovizioso, con la ventaja añadida de lo sucedido en Brno: cuando aprieta, su rival no tiene respuesta. Barberá, poco fino Por detrás, el resto de los españoles peleó por estar lo más arriba posible. Barberá, quinto, tuvo más problemas de los esperados. Con la misma moto que Lorenzo no es capaz de encontrar el camino para estar arriba. Pueden ser los reglajes, le forma de pilotar... El hecho es que tuvo que arriesgar al máximo para no ser superado por el menor de los Aoyama. Mucho sufrimiento para un resultado tan exiguo. Debón trabajó con su habitual eficacia. Estuvo con Barberá, y hasta por delante en algún momento, pero cedió en los últimos giros. Claro está que su misión no es ganar carreras. Bastante tiene con probar los elementos que luego emplean Lorenzo y Barberá. Mala suerte la del mayor de los Espargaró, que sufrió una caída, sin consecuencias, cuando estaba en la undécima posición. El fin de semana ha sido pésimo para la familia, ya que el pequeño también se fue por los suelos en los entrenamientos del sábado y ayer. Soy un hombre feliz Cara de felicidad después del triunfo. Jorge Lorenzo no podía ocultar la satisfacción que le embargaba: Soy un hombre feliz, porque en otras ocasiones en la vuelta de las vacaciones me ha costado encontrar el ritmo. Las dudas comenzaron a disiparse en los entrenamientos y en carrera ha sido lo mismo Y explicó lo sucedido en la pista: La primera parte ha sido complicada y peligrosa. Íbamos en grupo y varios pilotos intentaron superarme. Además, el neumático trasero patinaba un poco y no podía ir más deprisa. Mediada la prueba, me he podido poner en cabeza y he comenzado a marcar un ritmo medio de 2: 03. Enseguida he comenzado a abrir hueco y sin correr más riesgos de los normales he cruzado la meta en solitario La otra cara de la moneda era Barberá, que acabó quinto e insatisfecho: Cuando abría gas, la moto se movía una barbaridad en su parte trasera y tenía que estar pendiente de no caerme Y añadió: Cuando estás delante te diviertes mucho, pero cuando estás detrás, peleando con la moto, las carreras se hacen largas y aburridas Bautista amarra el Mundial en veintiocho milésimas El español, con problemas en el neumático trasero, superó a Kallio en la línea de llegada y ya tiene 69 puntos de ventaja con respecto al finlandés en la general del campeonato de 125 ABC BRNO. Veintiocho milésimas, menos que un suspiro. Esa fue la diferencia entre Álvaro Bautista y Mika Kallio en la línea que define la llegada. El cronometraje electrónico dictó sentencia en un sprint que el ojo humano apenas era capaz de discernir. La victoria del español, quinta del año, significa que puede ser campeón en dos o tres carreras. Lleva 69 puntos de ventaja al finlandés con 125 en juego. Además, Álvaro establece un nuevo récord en 125 c. c. al estar entre los cuatro primeros en once carreras consecutivas. La prueba resultó menos plácida de lo esperado. Bautista se escapó y su ventaja fue en aumento hasta que empezó a tener problemas en el neumático trasero. Kallio, que se había desembarazado del resto- -Faubel y Pesek se fueron al suelo- llegó a la altura del líder de la carrera. Cinco entre los ocho primeros Ya igualados, se planteó una lucha psicológica. El finlandés decidió esperar a la última vuelta para lanzar el ataque. Es más, no lo intentó hasta la chicane final, justo donde imaginaba el español que lo iba a hacer. Mika adelantó a Álvaro, pero este tenía una baza guardada. Bajó una marcha para abrir gas antes y llegar lanzado a la meta. Un ardid suficiente para anotarse la victoria. Completaron la excelente cosecha española Gadea, con un excelente cuarto puesto- -es tercero en el Mundial- Terol, Olivé y Nieto, séptimo, octavo y noveno, respectivamente. Álvaro Bautista está muy cerca de ser el campeón del mundo REUTERS