Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión LUNES 21 8 2006 ABC LA BURBUJA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Por fax: 913.203.356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. SIN UNA POLÍTICA DE INMIGRACIÓN A experiencia se ha encargado de demostrar que, en muchos asuntos públicos, la mejor política es la que no existe. Pero hay algunas excepciones. La política de inmigración es una de ellas. El secretario general de ERC exigió ayer las comparecencias de los ministros de Interior y Exteriores y de la secretaria de Inmigración, para explicar la irresponsabilidad del Estado en los flujos migratoLUIS IGNACIO rios españoPARADA les. Por una vez los republicanos catalanes aciertan. Pero va a ser difícil que los miembros del Gobierno expliquen una política que no existe. En lo que va de 2006 más de 17.000 inmigrantes han alcanzado Canarias en cayucos, unos 8.000 han perdido la vida en su intento y han sido encontrados 3.000 cadáveres dentro de pateras o flotando en las aguas. Sólo en los últimos tres días han alcanzado aquellas costas 1.200. Es la rabiosa y dramática actualidad. Pero en 1998 había en España 621.000 inmigrantes. Hoy, sólo ocho años después, son 3,88 millones, el 8,7 por ciento de una población total de 44,4 millones. A esa cifra habría que añadir cerca de otro millón de inmigrantes sin papeles o en situación irregular. ¿Existe alguna política, cualquiera menos la de esperar y ver, para afrontar racionalmente esta invasión perfectamente previsible? Porque lo que existe es una complacencia con las aportaciones a la Seguridad Social que proporcionan los inmigrantes; una solución impensada a una falta de mano de obra no cualificada; una impotente negociación para que algunos países eviten la salida ilegal de sus ciudadanos; una vaga preocupación por los costes sanitarios, de educación y de integración que suponen; una desbordada tarea de acogida que, en su aspecto humanitario encubre la falta de directrices políticas y medios económicos. Una auténtica política, buena o mala, de derechas o de izquierdas, intransigente o condescendiente, no existe. Más que por su actualidad y su dramatismo su carencia destaca por sus inquietantes perspectivas de futuro. Las llamas... y las soflamas Está visto que las grandes catástrofes nacionales son excelente pretexto para que los políticos mediocres se apresuren en sacar tajada a favor de sus intereses y, a la hora de resolver las situaciones de extrema gravedad planteadas por la naturaleza o la propia sociedad, prefieran distraer su incompetencia con alusiones sinuosas, secundados por la mezquindad sectaria de quienes se muestran muy interesados en lanzar la especie maliciosa de la calumnia. Así está ocurriendo con la catastrófica situación vivida en Galicia, donde hay quien ha preferido prodigarse con temerarias acusaciones y alusiones difamatorias que sólo sirven para crear la insidia del recelo. Echan así más leña al fuego de la sospecha cuando han sido incapaces de prevenir y aplicar todos los recursos necesarios para evitar y apagar la inmensa hoguera que ha destruido gran parte del país. Pasada la pesadilla incendiaria, mientras contemplen el paisaje después de la batalla del fuego y comprueben que lo que antes fue un auténtico paraíso se ha trocado en un desolador panorama de cenizas, los gallegos tendrán todo el tiempo del mundo para exigir las correspondientes responsabilidades a quienes no supieron evitar la destrucción de aquellas verdinegras frondosidades que nunca merecieron ser pasto de las llamas... ni de las soflamas. Jordi S. Berenguer Barcelona Como sea El presidente del Gobierno ha respondido al último comunicado etarra con su débil firmeza habitual: frente a las palabras amenazantes y chantajistas de la banda mafiosa, ha declarado a ETA que lo único que está en crisis es la violencia Y esto es todo lo dicho, en lugar de hacer una fuerte defensa del Estado de Derecho y de sus herramientas jurídicas, policiales y políticas de consenso para acabar con el terrorismo sin permitir que asesinos crean quepueden chantajear a todo un país democrático. Y así, obvia de nuevo cómo la violencia etarra vuelve a pasear por las calles del País Vasco, mientras los constitucionalistas, que se han jugado y se juegan la vida por la verdadera libertad, tienen que salir escoltados sin posibilidad de llevar la vida normal que todo ciudadano debería poder disfrutar. Con la actual forma de actuar del señor Zapatero buscando la negociación como sea lo único que de verdad terminará en crisis será el propio Estado de Derecho. Mientras, ETA- Batasuna se ríe de ello. David García García. Madrid L Más progres que nadie Con la última reforma del Código Penal se ha incrementado la delincuencia en nuestro país. Desde que se aprobó la Ley de Violencia Doméstica, no sólo no han disminuido las agresiones y los asesinatos de mujeres por parte de sus parejas, sino que, al menos en lo que hace referencia a este último año, han aumentado considerablemente. Y la aprobación de la ley que regulaba la situación de los inmigrantes ilegales ha ocasionado que al final del periodo de su aplicación hubiera más inmigrantes ilegales que al principio. Y si se aplica la LOE tal como se ha aprobado, con la legalización del derecho de huelga de los alumnos, con la visión lúdica de la educación que subyace en la misma y con una asignatura de Ciudadanía que fomenta el relativismo ético, mucho me temo que en vez de solucionar el problema del fracaso escolar contribuya a aumentarlo. Al parecer, en este país las leyes no se hacen para solucionar problemas, sino para demostrar que somos más progresistas que nadie. María Pardo Zamora Valencia La honradez de los Rolling Stones En estos días, cuando tanto se habla de la honradez de los Rolling Stones y de su trato al público español, cuando la banda está sufriendo en los medios de comunicación un machaque generalizado (con alguna que otra excepción) habría que preguntarse también por la honradez de los propios medios de comunicación españoles. No se trata de desviar la atención del tema principal (yo mismo soy un damnificado por las cancelaciones de Madrid y Valladolid, he sufrido la caída del cocotero de Richards y la afonía de Jagger en primera persona) se trata de que, hasta el pasado lunes, todos los medios nos vendían la llegada a España del mayor espectáculo de rock del mundo, protagonizado por la mayor banda de rock del mundo. El domingo pasado se iba a subir el telón de un espectáculo imprescindible. Esos medios que anunciaban el espectáculo son los mismos que ahora dicen que los Rolling Stones están acabados, que son viejos y que, si tuvieran un mínimo de dignidad, deberían retirarse. ¿No es una falta de coherencia respecto a lo publicado apenas unos días antes en pomposas guías para seguir de cerca el espectáculo rock por antonomasia? ¿La afonía de Jagger puede convertir a los incombustibles Rolling Stones del pasado domingo en los decrépitos Rolling Stones del pasado martes? ¿Debemos creer hoy que están acabados los Rolling Stones, cuando hace apenas seis meses reunían a un millón y medio de personas en la playa de Copacabana? Antonio Martín Madrid Que se explique España va a contribuir a la fuerza multinacional que la ONU desplazará al sur del Líbano para mantener el alto el fuego decretado entre Israel y las guerrillas de Hezbolá. Debe España estar presente allí donde la consecución de la paz lo reclame, y más si la llamada es universalmente atendida y procede de la ONU, como se ha producido en este caso. Otra cuestión es que deberá hacerlo con todas las de la ley, es decir, informando al Parlamento y dando exacta cuenta de las condiciones de la carga. Es de esperar que explicarse en sede parlamentaria no sea una rueda de prensa en el vestíbulo del Congreso, como hizo Zapatero para anunciar el inicio de las conversaciones con ETA. La precaria situación del alto el fuego y la radicalidad de los contendientes hace muy arriesgada la tarea en la zona, por lo que es necesario el consenso político y que se den todas las explicaciones precisas. Es exigible que el gobierno Zapatero explique bien esta misión de tan alto riesgo para nuestros militares. Juan Carlos Moreno Moles Madrid Feminización del sida Nada menos que hasta Toronto ha tenido que ir la ministra de Sanidad, Elena Salgado, para disertar allí sobre el sexo del sida. Proclama que el sida se está feminizando porque hay discriminación de género. Se basa en el incremento de la enfermedad entre la población femenina. El sida se puede contagiar a través de las relaciones sexuales, así que es obvio que, siendo la heterosexualidad mayoritaria, la enfermedad afecte a ambos sexos. Hablar de discriminación me parece exagerado, a no ser que falte consentimiento, pero eso es otra cosa. José Carlos Navarro Muñoz Mérida (Badajoz)