Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 21 8 2006 Opinión 5 UNA RAYA EN EL AGUA DICCIONARIO ETARRA- CASTELLANO MPULSAR un proceso democrático en Euskal Herria: Negociación de tú a tú con el Gobierno de España para lograr los objetivos políticos de ETA. Superación del conflicto: Acuerdo definitivo para la consecución de los objetivos políticos de ETA. Alto el fuego permanente: cese de atentados de ETA hasta comprobar la posibilidad de alcanzar sus objetivos políticos. Diálogo, negociación y acuerdo: Fórmulas aparenciales para obtener, mediante el cese condicionado de los crímenes, los objetivos que ETA no obtuvo cometiéndolos. Solución democrática para el pueblo vasco: Autodeterminación e independencia. Reconocimiento del pueIGNACIO blo vasco como identidad diCAMACHO ferenciada: (Sinónimo) Autodeterminación e independencia. Recuperación de la territorialidad de Euskal Herria: Anexión de Navarra. Construir un marco democrático en Euskal Herria: Imposición de una dictadura étnica radical ultranacionalista, tutelada por ETA. Izquierda abertzale: Batasuna, el entorno etarra y demás organizaciones filoterroristas. Represión: Funcionamiento normal de la policía y la justicia democrática. Opresión política, militar y económica de Euskal Herria: Autonomía, instituciones propias y autogobierno limítrofes con el estado confederal. Ataques de los gobiernos español y francés contra ciudadanos vascos: Detenciones de etarras. Secuestros de ciudadanos vascos: (sinónimo) detenciones de etarras. Ciudadanos vascos: etarras, filoetarras y miembros de la llamada izquierda abertzale Presión, chantaje y extorsión contra las actividades de la izquierda independentista: Prohibición, judicial o gubernativa, de manifestaciones y reuniones de miembros del brazo político etarra. Ocupación de las calles (por el Estado) disolución, por lo general pacífica, de concentraciones filoetarras. Persecución contra los exiliados políticos: Aplicación de la ley en Francia contra etarras. Medidas de excepción contra los presos políticos vascos: condenas de etarras con arreglo al Código Penal vigente (Txapote) y medidas judiciales para que cumplan una mínima parte de la pena fijada (Parot, etcétera) ETA responderá: Amenaza de volver a cometer atentados. Antónimo de alto el fuego permanente Compromisos adquiridos: Compromisos adquiridos (por el Gobierno español, se sobreentiende) Compromisos de alto el fuego: (Sinónimo) Compromisos presuntamente contraídos por el Gobierno como parte de la negociación previa a la declaración de alto el fuego por parte de ETA. Expresión que, pese a escribirse y pronunciarse igual en dialecto etarra que en castellano, está pendiente de explicación por las autoridades democráticas españolas. Y no en la Academia de la Lengua, sino en el Congreso de los Diputados. I CARTA INDIGNADÍSIMA AL DIRECTOR E STIMADO señor Director de ABC: Procuraré que la cólera no encrespe estas líneas, como ya encrespara mi natural pacífico cuando leí la muy marrullera transcripción que este periódico hacía de la carta enviada a su atención por el ilustre escritor don Suso de Toro, a quien usted llamaba en una Tercera, entre otras lindezas, intelectual orgánico sectario maniqueo libelista y calumniador que es como llamar gorda a Teresa de Calcuta. No entraré a juzgar aquí epítetos tan erráticos y calenturientos, pues las prendas de don Suso, paradigma de intelectual probo, mesurado y refractario a las carantoñas del poder, se bastan para refutarlos. Pero no es el motivo de esta carta censurar los excesos de su artículo, sino denunciar las arteras manipulaciones que usted introdujo en la carta remitida por don Suso, con el inequívoco y pérfido propósito de hacerlo pasar ante los lectores de su periódico como un analfabeto con charreteras y entorJUAN chados, cuando el mencionado escriMANUEL DE tor se cuenta entre los más preclaros PRADA de nuestra literatura, como demuestra el hecho de que nuestro Excelentísimo y Eximio Extratega lo haya elegido como lectura de cabecera. Empecé a sospechar la trapisonda cuando sorprendí en la carta de don Suso un sí adverbio de afirmación, convertido en un si conjunción condicional. Pero presumí que, en la transcripción presurosa, alguien habría afeitado la tilde por negligencia. Más chocante me resultó el desprecio olímpico que la susodicha carta mostraba hacia los signos de puntuación, desliz que en modo alguno puede atribuirse a don Suso, cuya prosodia es tan lúcida y límpida como su pensamiento. Pero en aquella carta las tildes parecía que hubiesen salido de verbena, como queda patente en el párrafo que a continuación reproduzco (en el que también detectamos, por cierto, un error de concordancia) Creo que su interpretación de un artículo mío, publicado recientemente en otra cabecera madrileña, peca de un apasiona- miento y un subjetivismo excesivo (sic) por algún motivo le ha cegado la pasión, y que comentarios coetáneos o posteriores de columnistas en estas mismas páginas son puramente denigratorios, sólo expresan una animadversión que no creo justificar Leyendo tan desconcertado batiburrillo, indigno del gacetillero más remolón, deduje que usted- -sí, usted, señor Zarzalejos- -había saboteado taimadamente la carta de don Suso. Impresión que enseguida ratifiqué cuando la descubrí infestada de solecismos que atentaban contra los regímenes verbales transitivos. Yo denuncio a (sic) los intereses leíamos en cierto pasaje; y más adelante: Estoy dispuesto a contestar a (sic) sus amables preguntas Tamaño desaguisado no puede imputarse a don Suso, pues sería tanto como reconocer que ignora los rudimentos de la sintaxis; fue usted- -sí, usted, señor Zarzalejos, no se haga el longui- -quien deslizó errores tan garrafales, para desprestigiar a quien se ha ganado la fama con sus pulgares, sin necesidad de subirse a la ola de chapapote del oportunismo. Pero los malvados acaban delatándose. Y usted sí, usted, señor Zarzalejos, acabemos de una vez con la farsa- no contento con pintar a don Suso con los chafarrinones de la incuria gramatical, quiso también añadirle el aderezo de la inmodestia, colando una morcilla abyecta. Su periódico ha dedicado mucha atención estos días a mi persona, o a mi figura comienza la carta publicada en este periódico. Y, puesto que por figura don Suso no puede referirse a su silueta (aunque bien gallardo es el mozo) hemos de entender tal vocablo en su acepción figurada: Persona que destaca en determinada actividad Pretender que los lectores de su periódico nos traguemos que don Suso, tan humilde y enemigo de figureos, se retrate como un soberbio que habla de sí mismo en términos tan endiosados, delata su catadura, señor Zarzalejos. Lo exhorto a que reconozca que manipuló la carta de don Suso, repartiendo a voleo puntos y comas, introduciendo anacolutos y morcillas de muy diverso grosor, si no quiere que su acción ingrese en los anales de la infamia. De derechas tenía usted que ser, señor Zarzalejos. Fuente: Comunicados de ETA desde el 22 de marzo hasta el 18 de agosto de 2006.